Bendita velocidad que nos mantiene cautivos para darnos la libertad
gpcast
  • GPCast
gpcast
  • GPCast
PERFIL

Nací en Madrid y con 9 años me estrené en un Rallye RACE de España en un tramo forestal entre Hoyo de Pinares y Cebreros.

Con la F1 en el Jarama en 1974.

Desde muy pronto haciendo radio y colaborando como redactor y fotógrafo en varios medios.

En los 2000 varias colaboraciones, redactor en Grand Prix International, comentarista F1 en COPE y de Motorsport en MARCA TV.

Espero que lo disfruteis.

Charly

Calendario
Noviembre 2017
L M X J V S D
« Oct    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
Archivos

TOUR DE CORSE 2017

¡POR FIN!”
Thierry Neuville dominó a placer el Rallye de Montecarlo, pero un pequeño toque en una cuneta le apartó de la victoria. Unos días después, un error tonto en la superespercial le dejaba fuera del rallye cuando lo tenía ganado.
En Córcega él y su marca, Hyundai, eran los favoritos. Thierry por su comienzo de año avasallador. A pesar del error de Suecia y, en menor medida, el de Montecarlo. Hyundai porque se había mostrado como la marca más en forma en el inicio de temporada. Es cierto que la actuación de Citroen en México había levantado más de una ceja. Pero tampoco es raro que un equipo como Citroen, sea capaz de dar la vuelta a la tortilla a las situaciones.
Con el recuerdo del Monte, se volvía al negro elemento. Y eso ponía en al lista de favoritos a los coches coreanos. A los que se les habían escapado dos de tres rallyes. Neuville y Sordo, por ese orden, eran los elegidos para llevarse los honores.
Enfrente la incógnita de los M-Sport y Ogier. No los mejores, pero sí los más regulares. Más Meeke y su Citroen que habían vuelto a la vida en México. Aunque sin mucha convicción porque su actuación y competitividad en el Monte fue mala. Y a Toyota, en asfalto, ni se la esperaba.
MEEKE
Y curiosamente no fue un Hyundai, ni Ogier. Ni por supuesto un Toyota, los que empezaron mandando en el rallye. Fueron Citroen y Meeke. En 2 tramos ya casi tenía 10 segundos sobre Ogier. Neuville casi a 20 y Sordo casi a 30. La segunda pasada, a pesar de un scratch de Ogier, siguió por el mismo camino. Sólo que con los Hyundai más lejos.
El sábado, por fin, apareció Hyundai y apareció Neuville. Y de qué manera. El belga sumo los dos primeros scratch del día y se echó encima de Meeke y de Ogier. Con la suerte más de cara, no como en el Monte o en Suecia, Thierry recortó a pasos agigantados. Con esos dos tramos se metió entre Meeke y Ogier. Pero el británico no podría hacer mucho más. Parte del tiempo perdido venía porque en el segundo tramo de la mañana, se le rompió el motor al final de tramo. La exhibición se acabó abruptamente.
OGIER
El francés cogía el relevo y atacaba en el primer tramo de la tarde. Se ponía muy cerca de Neuville pero le esperaban problemas. Se quedó sin presión hidraúlica y se dejó más de medio minuto. Neuville tenía elñ rallye en la mano. Como otras veces.
La sorpresa positiva el sábado fue Latvala. Los tiempos empezaron a salir y empezó a estar entre los 3 primeros y aspirando a la cuarta plaza. La negativa fue Sordo. Absolutamente desquiciado en sus declaraciones y con la habitual falta de ambición, era tercero, no obstante, merced a cierta regularidad.
Ogier se veía segundo sin opciones a ganar, pero con Latvala 5º, su cosecha de puntos no iba a ser mala. PEro en el primer tramo del domingo, de nuevo los problemas se abalanzaron sobre el M-Sport. Ogier no sólo no recortaba a Neuville, si no que caía en las redes de Sordo. El español era segundo con un corto tramo de 10 kilómetros por delante y 2,5 segundos a defender. Por su parte Latvala tambien tenía 2 segundos de retraso con Breen. Era factible.
CUATRO
Latvala ganó el tramo y la cuarta plaza a Breen. Sordo fue batido por Ogier que le recupero la segunda plaza. De nuevo la falta de ambición fue lastimosa. Y aún así suma un podio. Aunque en un rallye en el que para muchos era favorito. Ogier salvaba la cara con la segunda posición pero muy disgustado con los problemas en su coche.
Cuatro rallyes y las cuatro marcas presentes han ganado. Lógicamente también han ganado cuatro pilotos distintos. Argentina espera para ver que marca repite y si, también, repite alguno de los vencedores hasta ahora.
Por fin ganó Hyundai y ganó Neuville. Perola regularidad de M-Sport, a pesar de los problemas, y el nivel del Citroen, hablan de una temporada muy competida. Y con el añadido de Toyota que cada día tarda menos en ajsutar el coche en cada prueba. Siendo Latvala un piloto muy a tener en cuenta. Pero lo que tocaba era Hyundai, y Neuville, y por fin lo consiguieron.

¡POR FIN!

Thierry Neuville dominó a placer el Rallye de Montecarlo, pero un pequeño toque en una cuneta le apartó de la victoria. Unos días después, un error tonto en la superespercial le dejaba fuera del rallye sueco cuando lo tenía ganado.

En Córcega él y su marca, Hyundai, eran los favoritos. Thierry por su comienzo de año avasallador. A pesar del error de Suecia y, en menor medida, el de Montecarlo. Hyundai porque se había mostrado como la marca más en forma en el inicio de temporada. Es cierto que la actuación de Citroen en México había levantado más de una ceja. Pero tampoco es raro que un equipo como Citroen, sea capaz de dar la vuelta a la tortilla a las situaciones. Hyundai debía de haber ganado los dos primeros del año. Que otra marca estuviera fuerte, podía dejarles con un palmo de narices por no haber aprovechado su oportunidad en su momento.

Enfrente al favoritismo coreano, y de Neuville y Sordo, se colocaba la incógnita de los M-Sport y Ogier. No los mejores, pero sí los más regulares en el principio de año. Más Meeke y su Citroen que habían vuelto a la vida en México. Aunque sin mucha convicción porque su actuación y competitividad en el Monte fue mala. Y a Toyota, en asfalto, ni se la esperaba.

MEEKE

Y curiosamente no fue un Hyundai, ni Ogier. Ni por supuesto un Toyota, los que empezaron mandando en el rallye. Fueron Citroen y Meeke. En 2 tramos ya casi tenía 10 segundos sobre Ogier. Neuville casi a 20 y Sordo casi a 30. La segunda pasada, a pesar de un scratch de Ogier, siguió por el mismo camino. Sólo que con los Hyundai más lejos.

El sábado, por fin, aparecieron los coches coreanos. Más concretamente, apareció Neuville. Y de qué manera. El belga sumo los dos primeros scratch del día y se echó encima de Meeke y de Ogier. Con la suerte más de cara, no como en el Monte o en Suecia, Thierry recortó a pasos agigantados. El rallye era cosa de tres en un terreno tan peculiar como el asfalto corso. Pero el británico no podría hacer mucho más. Parte del tiempo perdido en el tramo 6 era porque  se le rompió el motor al final de tramo. La exhibición se acabó abruptamente. Pero quedaba Ogier que, hasta este momento, había cometido algún error, Suecia y México, que le habían retrasado en la lucha por esos rallyes.

OGIER

El francés cogía el relevo y atacaba en el primer tramo de la tarde. Se ponía muy cerca de Neuville pero le esperaban problemas. Se quedó sin presión hidraulica y se dejó más de medio minuto. Neuville tenía el rallye en la mano. Como otras veces. Mientras Ogier rumiaba otro problema que le apartaba de conseguir la victoria.

La sorpresa positiva el sábado fue Latvala. Los tiempos empezaron a salir y empezó a estar entre los 3 primeros y aspirando a la cuarta plaza. La negativa fue Sordo. Absolutamente desquiciado en sus declaraciones y con la habitual falta de ambición, era tercero, no obstante, merced a cierta regularidad.

Ogier se veía segundo sin opciones a ganar, pero con Latvala 5º, su cosecha de puntos, cara al campeonato, no iba a ser mala. Pero en el primer tramo del domingo, de nuevo los problemas se abalanzaron sobre el M-Sport. Ogier no sólo no recortaba a Neuville, si no que caía en las redes de Sordo. El español era segundo con un corto tramo de 10 kilómetros por delante y 2,5 segundos a defender. Por su parte Latvala también tenía 2 segundos de retraso con Breen. Era factible para ambos redondear un gran resultado.

CUATRO

Latvala ganó el el último tramo y la cuarta plaza a Breen. Sordo fue batido por Ogier que le recupero la segunda plaza. De nuevo la falta de ambición fue lastimosa. Y aún así suma un podio. Sin olvidar que era el favorito para muchos era favorito. Ogier salvaba la cara con la segunda posición pero muy disgustado con los problemas en su coche. Cuatro rallyes y las cuatro marcas presentes han ganado. Lógicamente también han ganado cuatro pilotos distintos. Argentina espera para ver que marca repite y si, también, repite alguno de los vencedores hasta ahora.

Nil Solans debutó en la JWRC con victoria dominante mientras Mikkelsen lo hizo en el WRC2. Por fin ganó Hyundai y ganó Neuville. Pero la regularidad de M-Sport, a pesar de los problemas, y el nivel del Citroen, hablan de una temporada muy competida. Y con el añadido de Toyota que cada día tarda menos en ajustar el coche en cada prueba. Siendo Latvala un piloto muy a tener en cuenta renacido tras dejar VW y a Ogier. Pero lo que tocaba era Hyundai, y Neuville, y por fin lo consiguieron.

¿Te gustó? Compártelo:

Comments are closed.