Bendita velocidad que nos mantiene cautivos para darnos la libertad
gpcast
  • GPCast
Itunes
  • Ryder Cope
PERFIL

Nací en Madrid y con 9 años me estrené en un Rallye RACE de España en un tramo forestal entre Hoyo de Pinares y Cebreros.

Con la F1 en el Jarama en 1974.

Desde muy pronto haciendo radio y colaborando como redactor y fotógrafo en varios medios.

En los 2000 varias colaboraciones, redactor en Grand Prix International, comentarista F1 en COPE y de Motorsport en MARCA TV.

Espero que lo disfruteis.

Charly

Calendario
Julio 2016
L M X J V S D
« Jun    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
Archivos

APUNTES DE GRAN BRETAÑA 2016

Julio 12th, 2016
INTOCABLE
El GP de casa fue un paseo para Lewis Hamilton. Siempre tuvo todo bajo control, sustillos aparte, y, sobre todo, margen sobre Nico Rosberg de sobra para rodar tranquilo todo el fin de semana.
La ventaja de Hamilton quedó clara el sábado. Debido a una norma absurda apoyada en excepciones sin pies ni cabeza, su primer intento, que ya le colocaba en la pole, era eliminado de la tabla de tiempos. Con sólo un intento en la Q3, rodó arriesgando lo justo y aún así nadie pudo acercarse al tiempo que marcó.
El domingo y con la carrera saliendo detrás del Safety, el principal riesgo que podía tener, una mala salida, desaparecía y sólo le quedaban por delante una pista golosa y las paradas en boxes.
En las condiciones mojadas primero, mixtas después y secas al final, Hamilton no dio opción a nadie. Dejó el campeonato en empate técnico practicamente a mitad de temporada y una sensación de impotencia en Rosberg.
SÉPTIMA
No pudo Nico en ningún momento con su rival y compañero. Una y otra vez era destrozado en el parcial intermedio de Silverstone por Hamilton. Sin respuesta, el alemán sólo podía confiar en una mejor salida que le permitiera ponerse por delante de Lewis e intentar mantenerse ahí.
Lejos de eso se vio luchando a brazo partido con Verstappen. El holandés le abrasó en las condiciones mixtas, pero Nico se rehizo con la pista seca y repuso el orden normal. Pero quedaba un golpe final. Su séptima velocidad empezó a fallar. Recibió una indicación desde su muro pidiendo un cambio de mapa, a priori permitido, pero también le dijeron que evitase usar esa marcha. Eso no gustó a los comisarios que, tras una larga deliberación, decidieron imponerle una penalización benevolente que le costó un puesto. Bajar de la segunda a la tercera posición y mantener el liderato del mundial por un solo punto. Digo benevolente porque cualquier infracción al reglamento técnico supone la exclusión de la carrera.
RED BULL
Los Red Bull fueron como un tiro según eran más difíciles las condiciones. Su eficiencia aerodinámica les permitió mantener el ritmo de Mercedes. Luego en seco, tuvieron que doblegarse al mayor potencial del propulsor alemán. Sin duda Verstappen fue el hombre de la carrera. Luchando y batiendo a Rosberg para pasar, después, a ser acosado y dar otro master defensivo hasta que le fue imposible mantenerse más. Sabíamos de las actitudes ofensivas de Max, las defensivas habían aparecido pero el domingo quedaron más que claras. Ahí, también, empieza a ser excelso el de red Bull.
Por su parte Ricciardo completó una gran carrera. Carrera, por cierto, que pasó desapercibida y en la que si sólo miramos a la clasificación, queda que fue batido por Verstappen. Ricciardo fue uno de los pilotos que se zambulló hacia boxes cuando el Safety iba a retirarse. Justo al volver a la pista, Werhlein se salió y se impuso un Virtual Safety Car. Eso le dio una parada ‘gratis’ a Verstappen, entre otros, y fue una desventaja que el australiano no pudo recuperar. Su cuarta plaza es buenísima y debe valorarse como tal.
PENAR
Ferrari pasó un fin de semana muy duro. Incapaces de capitalizar la lucha interna en Mercedes, a pesar de anunciar la renovación de Kimi, estuvieron siempre por detrás de Mercedes, lógicamente, y de Red Bull. Probablemente la elección de gomas para este GP, la más duras del catálogo, no les vino bien. Ni el tiempo, ni la temperatura más bien baja. Pero es que, ¿les viene bien algo?
Además llegó una rotura más para Vettel. Otra caja de cambios. Y sólo ahora, después de que hayan caído un puñado de averías, parece que se dan cuenta que es una partida defectuosa de algún material. Raikkonen, dadas las circunstancias, estuvo a lo suyo y salvó algún mueble. Vettel, arriesgando al máximo (fue el primero en cambiar a ruedas de seco) no pudo llegar más arriba. A una vuelta rápida tras cambiar de gomas, le siguió un trompo que le retrasó. Duro fin de semana para el alemán que tampoco pudo brillar en las condiciones más difíciles. Sin olvidar que Kimi le dio para el pelo durante todo el fin de semana. Cierto es que el carácter fluido y las rápidas curvas de Silverstone le van como anillo al dedo al finlandés.
McHONDA
Poco a poco McLaren y Honda van escalando. Ya es habitual ver entrar, al menos a un coche, en Q3 y cada vez más holgados. Lo que no quita, dada la igualdad de la clase media de la parrilla, que haya que currárselo. Alonso brilló el sábado a pesar de serle birlado un tiempo. Button el domingo. Aunque Alonso, siempre al ataque, dejó algunos de los mejores momentos del GP luchando con los Williams y luego, tras una salida de pista tremenda en la curva 1 terminando en la grava, volviendo a traves de la misma y siguiendo atacando sin premio. Quedarse detrás de los Williams fue mortal en sus aspiraciones. Los coches británicos no iban ni para atrás, al no calentar sus gomas, pero en los sitios donde se puede adelantar, su motor Mercedes les permitía sobrevivir. Sobre todo a Massa, ya que Bottas trompeó y terminó hundido.
DIRECCIÓN
Ya puesto el grito en el cielo sobre las decisiones de quitar o no tiempos el sábado, el reglamento dice que hay que mantenerse en la pista salvo causa de fuerza mayor, que abrió la puerta a decisiones arbitrarias. Tenemos la decisión de salir tras el Safety el domingo. Por supuesto que mucha culpa la tiene Whiting. Hay una corriente muy amplia en el paddock que achaca la decisión de salir tras el coche de seguridad con tres gotas que caígan, a lo sucedido con Bianchi en Japón. Es una manera de lavar la conciencia. En cualquier caso subyace algo más simple, que añadido también, que es el rendimiento de la goma de mojado de Pirelli. A pesar de la orden expresa de Ecclestone de no criticar al fabricante italiano de neumáticos, Vettel lo dejó claro. ‘Los pilotos no confiamos en las Full Wet’. Con eso está dicho todo. Veremos que reacción hay a las palabras del alemán y si hay llamada al orden como pasó con Alonso en su día. Va a ser que no, seguramente. Sin obviar la reomendación del número de vueltas máximas a dar con cada juego. Pero lo de Vettel en Austria fueron por suciedad en la pista.
LÁSTIMA
La curva 1 tuvo un protagonismo estelar en la carrera. Una vez que se cambió a gomas de seco, el festival de sustos fue interminable. Pero más que por lo mojada que estaba la curva, que sí, fue por las rachas de viento que descolocaban a los coches. Era curioso porque si ibas sólo, el coche daba un latigazo más o menos controlable y se arreglaba yéndote largo. Pero si ibas cerca del coche de delante, el trompo era casi inevitable. Pocos se libraron de mirar a Cuenca en algún momento de la carrera.
Sainz pudo haber conseguido algún puesto mejor. Uno al menos. Pero en cualquier caso su carrera no fue mala. De nuevo por delante de Kvyat.
Force India no tuvo el mejor de sus findes, pero lograron un buen resultado global. Y a la vista de lo ocurrido, el mejor posible.
Mercedes hizo amago de apelar la sanción a Rosberg pero se lo pensaron mejor. No sería la primera vez que una sanción es agravada en una apelación en vez de aliviada. Eso sí, dejaron alguna pregunta en su comunicado sobre si la F1 no está sobre regulada. Lo ocurrido traerá cola, faltaría más.
Así que tenemos un final de julio con dos carreras. Hungría y Alemania. Seguidas, con poco margen entre ellas. Con Hamilton en la cresta de la ola y a 1 punto de Rosberg. Nico que debe jugar al ataque ya que a defender ha dejado claro que no sabe. Con McHonda recuperando poco a poco, con Red Bull que es capaz de dar batalla, con Ferrari en una crisis que se profundiza y con la encrucijada de ‘tirar’ ya la temporada y poner todos los recursos en 2017 o no. La verdad es que pese al dominio aplastante de Mercedes, seguimos teniendo una temporada bastante apañada. Por mucho que Hamilton parezca intocable.
INTOCABLE
El GP de casa fue un paseo para Lewis Hamilton. Siempre tuvo todo bajo control, sustillos aparte, y, sobre todo, margen sobre Nico Rosberg de sobra para rodar tranquilo todo el fin de semana.

CASCABELES

Julio 11th, 2016
Un sonido tan bonito y suave como el de los cascabeles, va siempre unido en el mundo del toro a la muerte.
Se ha glosado mucho el papel de las mulillas de arrastre en el mundo del toro. La comparación con la barca de Caronte, por ejemplo, que ayuda al tránsito final del astado.
Esos cascabeles tienen su raiz en la noche de los tiempos. En muchos ritos antiguos se utiliza algún artilugio que emite un sonido. Para separar estadios de una ceremonia, ahuyentar malos espíritus.
En tiempos no tan lejanos, el cascabel servía para espantar a otros animales, sobre todo a las serpientes, y como aviso para caminantes de que una caballeria iba por el camino.
Pero el cascabel en los toros anuncia muerte.
Cada 16 de mayo se guarda un minuto de silencio. Los toreros, subalternos, todos, hacen el paseíllo desmonterados. Se paran ante la Presidencia y se presentan los respetos a José Gómez Ortega, Joselito. Muerto en Talavera de la Reína por la cornada de ‘Bailaor’.
Ayer, se guardó un minuto de silencio por Víctor Barrio. A pesar de dos zopencos que no tenían otro momento para hablar y que fueron reprendidos por parte del público, el minuto de silencio alcanzó su punto sobrecogedor y emocionante. Como pasa cada vez que el toro está presto a morir. Como pasa cada 16 de mayo en recuerdo a Joselito, los cascabeles de las mulillas anunciaron la muerte. Con su fino y agradable sonido. Paradoja de belleza rodeada de muerte. Ayer, las mulillas y sus cascabeles, querían ayudar, como Caronte con su barca, a pasar a la inmortalidad a un torero muerto en la arena. Descanse en paz, Víctor Barrio. Torero.

Un sonido tan bonito y suave como el de los cascabeles, va siempre unido en el mundo del toro a la muerte.

Read the rest of this entry »

APUNTES DE AUSTRIA 2016

Julio 5th, 2016
CONTROL
Mercedes pensó que tenía todo controlado en el GP de Austria. Pero el control es una ilusión. Y en el descontrol que provoca esa ilusión, nos ha quedado un campeonato más que calentito.
La última parada en boxes del GP de Austria, fue la guinda de cómo el querer o creer controlar,o tener controlado todo, se viene abajo por detalles que van generando cambios y desembocan en el caos que fue la última vuelta.
No sé si son los pilotos los que eligen las gomas cuando toca con la antelación que pide Pirelli. Quiero pensar que sí aunque no me extrañaría que fuera cosa de su ingeniero de pista. Así, en su día, Rosberg eligió para este GP un juego sólo de blandas, por dos de Hamilton mientras éste se presentaría el fin de semana con uno menos de súper blandas.
ILUSIÓN
El problema de Rosberg en los libres fue más allá del susto. Le obligó a cambiar la caja de cambios y a penalizar 5 posiciones. En un trazado donde el alemán suele ser excelso, el revés era importante. La pole de Hamilton no ayudó a lo suyo en las difíciles condiciones en que se disputó.
Mercedes programó, controlando la situación, un parada para Hamilton y dos para Rosberg. Para ello Lewis volvió a hacer un primer relevo tremendo con la ultrablanda. Todo lo contrario que Rosberg que tuvo que parar en la vuelta 10. Cuando el alemán volvió a la pista empezó a hacerlo a un ritmo demoledor. Aprovechando su comunión con el trazado empezó a recortar tiempo a Hamilton. El inglés paraba en la 21 y volvía a pista 5 segundos por detrás de Rosberg. No hay que olvidar que el objetivo número 1 de Mercedes es asegurar la victoria. Mientras esto no sea así, los pilotos no pueden actuar de manera independiente y sólo verán su estrategia cambiada para hacer frente a la amenaza de otro equipo. Y entonces se estrelló Vettel.
DUDAS
Hamilton debía ir hasta la 23-25. Pero el nuevo asfalto cazó a la elección que propuso Pirelli, que se vio jugando agresivo, sin quererlo, en terreno austriaco. Los neumáticos no aguantaban lo que se pensaba y el ‘graining’ los deterioraba aún más. El inglés tenía 13 vueltas más en sus gomas que Rosberg tras su parada y el alemán debía de parar de nuevo. Pero el accidente de Vettel, al estallarle el neumático trasero derecho, cambió el panorama. El Safety Car eliminó la ventaja sobre los perseguidores, Red Bull y Raikkonen, y de repente la carrera podía perderse por parte de Mercedes. Probablemente había miedo a Verstappen que había parado en la 15. Max ya había demostrado que podía hacer durar las gomas. Pero sobre todo la amenaza de Raikkonen. El finlandés había parado en la 22, similar a Hamilton aunque su juego de blandas, aparte, tenía alguna vuelta más. Así que con Rosberg que tenía que parar, sí o sí, cayendo en las garras de ambos casi seguro y con Hamilton con dudas sobre si podría llegar hasta el final, decidieron cambiar a Hamilton a dos paradas también.
CONTROLAR
Hamilton declaró que se le pasó por la cabeza no hacer caso y seguir o no parar, pero pasó por el aro. Mercedes decidió que Hamilton parara primero porque se había visto perjudicado y hacerle así un ‘undercut’ a Rosberg. Pero como diría Pérez Reverte, el gorrino les salió mal ‘capao’. El inglés llegó a boxes y la rueda trasera izquierda decidió hacerse la interesante, y sumó dos segundos a su parada. Le montaron aquel juego de blandos de más que había elegido. Él, su ingeniero o el equipo. Ítem más. En la segunda curva, y sabiendo que debía ir lo más rápido posible para hacer el ‘undercut’ a Rosberg, se salió con las ruedas frías. Rosberg por su parte tuvo una parada estratosférica y le montaron el juego de súper blandos extra que tenía. Juego que metió en cintura con la temperatura rápidamente. Cuando volvió a pista estaba por delante. Hamilton chilló por la radio preguntando por qué llevaba un juego de blandos y Nico los súper blandos. Su ingeniero, de diez, le dijo que eran las gomas ideales para ese momento de carrera. Quedaban quince vueltas y ese mensaje hizo ‘click’ en Hamilton que apretó los dientes. Efectivamente la estrategia de Mercedes se probó correcta. Superioridad del monoplaza aparte. Pronto ambos pasaron a Verstappen. Rosberg mantenía el tipo. Pero la baja temperatura del asfalto empezó a reclamar su parte a los súper blandos de Rosberg. Y apareció el graining. A falta de cuatro vueltas con Hamilton acercándose, un grupo,de tres doblados dieron aire a Rosberg. Pero no había mucho tiempo para jugar porque éstos se comportaron y no supusieron ningún problema para ambos. Cuando empezaron la última vuelta Hamilton iba a por todas. En el primer vértice Rosberg se tiró demasiado por dentro. Su coche se descolocó un poco y perdió ‘momentum’. Hamilton inmediatamente subió una velocidad para tener mejor tracción sin derrapar y se catapultó hacia la trasera y el rebufo de Rosberg, ojo que no había DRS, primero, y en el amago a la izquierda camino de Remus ponerse a la altura de su compañero y rival y superarle levemente. Hamilton se fue hasta el límite exterior de la pista mientras Rosberg, por dentro, no hacía la más mínima intención de girar. Cuando Hamilton decidió que era suficiente la intimidación giró. Al estar levemente por delante, pisó el alerón de Rosberg, impactó y se fue por fuera. Volvió a la pista como un poseso, parecía que se iba a por el coche del alemán, y justo al incorporarse justo detrás, el alerón de Rosberg colapso quedándose debajo del coche. Hamilton le pasó sin problemas y se encaminó a una victoria que siempre pensó que era suya y Rosberg caía a la cuarta plaza. Lo peor estaba por llegar para el alemán.
Comisarios, su equipo, prácticamente todo el mundo le señaló como culpable. Wolf le señaló pero también dijo que le faltaban, ambos, al respeto a las 1.500 personas que trabajan por tenerles los coches a punto.
ERROR
Nico no sabe ser malo. Y ha hecho alguna otra más grave que esta de la que salió de rositas, el aparcamiento en Mirabeau por ejemplo. Estando por delante en el mundial, debió de haber sido duro, sí, pero pensar que la segunda plaza no era mala saliendo sexto. Contando con que Hamilton va a penalizar diez posiciones más pronto que tarde. Pero en el fragor de la batalla no fue capaz de procesar eso. Y forzó la máquina en un:’Antes de que ganes tú nos vamos los dos fuera’.
En Ferrari terminaron con sabor agridulce. El reventón de Vettel, del que no se sabe que lo provocó, fue un jarro de agua fría reparado en parte con el podio de Raikkonen. Por cierto, igualado a puntos con el, antes, niño maravilla. Hay dudas sobre por qué fue tan largo el alemán con sus gomas cuando no tenía ritmo. Los misterios insondables del muro ‘rosso’.
Maravillosa carrera de Verstappen, quizá casi al nivel de Barcelona. Porque aquella fue su estreno y ganó. Pero aquí volvió a rayar a un nivel altísimo en carrera.
Button estuvo magistral, primero el sábado, luego al principio de carrera y no descolgándose tras el safety. Por su parte Alonso no se quedó atrás. El error del equipo el sábado le privó de una posición de salida similar a la de Button. En carrera brilló a pesar de una batería recalcitrante que le dio muchos problemas y que al final le hizo abandonar.
No menos grande fue la carrera de Sainz. Condenado además, de nuevo, por dos paradas demenciales del equipo, fue capaz de llegar hasta la octava posición. Y no menos impresionante que el fin de semana de Werhlein que acabó décimo tras asombrar con una ‘Q’ de escándalo.
El control de Mercedes ha acabado en descontrol absoluto. Tienen una situación crítica entre manos. Con Rosberg negociando para renovar. Con Hamilton descontrolado totalmente y al que no creo que puedan meter en vereda. Y sin tiempo para masticar la situación porque de nuevo tenemos o GP y además en casa de Hamilton. Y con los pitos de los ignorantes, porque no creo que sean racistas, aficionados austriacos que demostraron que no aprendieron mucho de sus glorias, Marko, Rindt o Lauda, el ambiente va a estar muy tenso y calentito. Veremos qué hace Mercdes para pensar que tienen el control.
CONTROL
Mercedes pensó que tenía todo controlado en el GP de Austria. Pero el control es una ilusión. Y en el descontrol que provoca esa ilusión, nos ha quedado un campeonato más que calentito.

RALLY DE POLONIA 2016

Julio 4th, 2016
ALTURA
El Rally de Polonia ralló a gran altura. Por sus velocidades, por su desarrollo, por su desenlace y por las actitud de sus protagonistas.
Polonia nos brindó un rallye antológico. En el que practicamente en todo el rallye tuvimos luchas por cada una de las posiciones de puntos. Todos fueron o tuvieron su punto de protagonismo, pero cinco sacan la cabeza entre el resto y uno, en especial, sacó todo el cuerpo.
Si algún espectador no sabía lo que había pasado un rato antes con Ott Tanak, pensaría que había logrado coronar el tremendo trabajo realizado durante el rallye. Por encima de espectadores, fotógrafos, asistentes de los equipos, de la familia del WRC en una palabra, se erigía la figura del piloto estonio. Ogier lo levantaba sobre sus hombros y el resto de compis se apresuraban a ayudarle y a llevarle en volandas.
MAGISTRAL
Ott Tanak se marcó un rallye excepcional. Con una unidad que no es una de las patas negras de M-Sport. Con una estructura privada sostenida por DMACK, el fabricante de gomas que intenta hacer frente a Michelin. Con unos resultados nada halagüeños en lo que va de temporada. Pero con un recorrido que le venía como anillo al dedo, muy parecido al de su Estonia natal (con menos árboles), y una posición de salida retrasada, Tanak se encontró a sí mismo dando un recital inigualable para sus rivales. Sólo la decisión de llevar dos ruedas de respuesto el primer día, retrasó lo inevitable de su dominio. Una vez que recuperó el liderato en el tramo 8, tras una efímera punta en el 2, nadie fue capaz de pararle. Sólo la lluvia y sus consecuencias le privaron de haber sumado su primera victoria, y para sus neumáticos, en el mundial.
En una lucha sin cuartel fue poco a poco abriendo hueco en una lucha titánica que no permitía ningún error. Ganar tiempo a los rivales era algo agónico. Requería trabajo de hormiguita y mucha paciencia. Lo que se ganaba en tres tramos, se perdía con creces en uno al más mínimo error. La tensión se diparó durante la segunda jornada y los pilotos nos regalaron un duelo sin cuartel.
MARTILLO PILÓN
Tanak fue agotando a sus rivales poco a poco. Primero fue Ogier el que se descolgó. Abrir pista dos días seguidos es una barbaridad en un rallye de tierra. Sí, la emoción que tuvo el rallye quizá tuvo que ver con esa penalización excesiva al francés líder del mundial. Pero sigue siendo excesiva.
El estonio iba machacando tramo a tramo como un martillo pilón. El siguiente en descolgarse fue Neuville. Sólo Mikkelsen y Paddon se quedaron metiendo presión al estonio. A poco más de 21 y 27 segundos respectivamente, había espacio en 60 km. para, al menos, seguir presionando y ¿quién sabe?
El domingo amaneció con mucha, muchísima, lluvia. El cielo polaco se rompió dejando caer ingentes cantidades de agua. Los finos tramos polacos, fluidos, de pura conducción y arrojo, se tornaron en verdareros lodazales casi impracticables. Los pilotos llegaron a comparar el estado de Baranowo, sobre todo en la segunda pasada, como peor en agarre que cualquier tramo en Gales. Dantesco.
PINCHAZO
Eso no arredró a Tanak aunque Mikkelsen, absolutamente comprometido por luchar a toda costa por la victoria, se la jugó. La primera pasada por Baranowo descolgó a Paddon. Mikkelsen recortó pero poco. Pero el mensaje estaba enviado. Voy a seguir apretando. El noruego llevaba la diferencia hasta los 18,9. En el corto tramo que luego sería la Power Stage, Mikkelsen arañó otras 3 décimas. Tanak aguantaba sin problemas y para los poco más de 30 kilómetros que restaban, tenía una renta manejable y suficiente.
Pero la 2ª pasada por Baranowo fue un sálvese quién pueda. En el primer parcial Mikkelsen le recortaba un poco más de un tercio de la diferencia, y en el segundo estaba casi empatado con el estonio. La tensión esperando a Tanak en meta se hizo inmanejable. Cuando saltó su tiempo una exclamación de pena y sorpresa recorrió todo el rallye. Un pinchazo le retraso, primeró, y le hundió, después. Ott no quizo decir ni palabra al acabar el tramo. Cuando acabó la Power Stage las lágrimas afloraron y cerró la puerta y paró más adelante para desahogarse. Cerró con la rabia la puerta de su Fiesta y buscó consuelo en su chica. Se apartaron. Mientras el resto de pilotos se acercaron a Molder, su copiloto, y le felicitaban y consolaban.
Después se fueron hacia donde estaba Ott apartado. Le estrecharon la mano, algún abrazo y en ese momento Ogier le levantó en volandas. El resto de pilotos, que se habían jugado con él el rallye a velocidades de infarto, reconocieron el gran esfuerzo de Tanak y su copiloto Molder y se adherieron al gesto del campeón francés. Todos estuvieron a gran altura.
SIN CUARTEL
Tanak acababa en segunda posición y por los pelos. Por menos de tres segundos no se vio superado por los Hyundai de Paddon y Neuville. Ambos hicieron un rallye buenísimo. Pero sólo puede ganar uno. Sordo, el tercero en discordia en la marca, ni estuvo ni, llegado el momento, ni se le esperó. Fuera de los puntos desde el principio, terminó abandonando la última joranda. Un rallye para olvidar.
Latvala terminó ganando a un Ogier frustrado por las normas que acabó 6º. Detrás se produjo otra de las batallas con más atención de la prueba. Lefevbre contra Breen. El francés le ganó la partida a su compañero de equipo. Pero en la primera pasada por la PS, estrelló su DS3 contra un talud y se quedó con la rueda trasera izquierda colgando y hundiendose en la general.
El último punto de atención estvo en una lucha a tres bandas. En realidad a dos, pero en algún momento hubio espejismos. Camilli, Ostberg y Sordo, lucharon por las últimas posiciones de puntos. De Sordo ya hemos dicho que no estuvo en ningún momento. Pero OStberg no pudo con Camilli en ningún momento. Sólo un toque del francés en el penúltimo tramo, que le dejó la suspensión trasera derecha tocada, permitió a Ostberg acabar en un gris octavo y que marca un punto muy bajo en las actuaciones de M-Sport.
Mikkelsen vencía en un rallye que quiso ganar desde el primer tramo. Paddon se reencontraba, lo mismo que Neuville que certificaba que su victoria de Cerdeña no había sido casualidad. Latvala sigue con su proceso seguro y brilló mucho en la última etapa, pero no tuvo la rapidez de otras ocasiones en un rallye que le va muy bien. Ogier bastante tiene con sortear la posición de salida y sus inconvenientes. Breen salió victorioso de la lucha entre los Citroen pero quizá no convenció del todo. Ostberg, como Sordo, no estuvo, todo lo contrario de Camilli que le superó durante todo el rallye. El francés sigue despejando dudas a pesar de ese error final.
Quizá la organización no estuvo siempre a la altura deseada, colocando postes y balas de paja en la segunda especial después de los reconocimientos. Pero en general todo estuvo a gran altura. Pero nada como la que mostró Tanak y sobre todo nada como la del gesto de Ogier secundado por sus compañeros. Y es que nada hay mejor que ser reconocido por tus propios compañeros. Eso sí te da altura.

ALTURA

El Rally de Polonia rayó a gran altura. Por sus velocidades, por su desarrollo, por su desenlace y por las actitud de sus protagonistas.

Read the rest of this entry »

24 HORAS DE LE MANS 2016

Junio 23rd, 2016

MÁS ALLÁ DEL DOLOR

Porsche logró su 18ª victoria en Le Mans. Tras una lucha que fue, casi, cuerpo a cuerpo durante 23 horas y 57 minutos, el Toyota rindió el alma, rompiendo el corazón a miles de aficionados.

Read the rest of this entry »