gpcast
  • GPCast
Itunes
  • Ryder Cope
PERFIL

Nací en Madrid y con 9 años me estrené en un Rallye RACE de España en un tramo forestal entre Hoyo de Pinares y Cebreros.

Con la F1 en el Jarama en 1974.

Desde muy pronto haciendo radio y colaborando como redactor y fotógrafo en varios medios.

En los 2000 varias colaboraciones, redactor en Grand Prix International, comentarista F1 en COPE y de Motorsport en MARCA TV.

Espero que lo disfruteis.

Charly

Calendario
Abril 2014
L M X J V S D
« Mar    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  
Archivos

APUNTES DE CHINA

Abril 21st, 2014
SALVAVIDAS
No cabe duda que todo el trabajo de un equipo, queda en manos el domingo de un piloto. Si ese piloto no puede o no sabe capitalizar todo ese esfuerzo, no habrá valido de nada.
No siempre se trata de ganar. El esfuerzo de Caterham o de Marussia se centra en batir a su rival por evitar ser el ‘porras’. En la parte media ese esfuerzo busca dar la campanada y sacar la cabeza entre tanta igualdad. Por arriba el sueño es el del campeonato o de mejorar la plaza del año anterior si no te llamas Ferrari, Mercedes, McLaren o Red Bull.
Así un error imperdonable, absurdo y lamentable de un comisario local (faltaría más verdad FIA), le costó a Kobayashi y Caterham, haber acabado por delante del Marussia de Bianchi. Los problemas de Vettel o Raikkonen ponen el foco en sus equipos y en lo que sí son capaces de hacer sus compañeros de escuadra.
Luego está la parte interna en los equipos, la gestión, el marketing, etc. Y en esa parcela ha habido varios movimientos que tienen su esfuerzo y que buscan al fin y al cabo lo mismo. Resultados.
La caída de Domenicali era esperada. Desde que Montezemolo, lamentablemente, abandonó el circuito de Sakhir se barruntaba que algo tenía que pasar. Sin dejarse despistar por los comunicados, no me parece mal momento para forzar su salida. Sí, parece que habría sido más lógico que al final de 2013 hubiera dicho adiós con la manita y así haber hecho una transición poco traumática, etc.
Sobre todo cuando todos eran muy amigos y están afectadísimos por su salida. Tanto amigos como enemigos. Los amigos, de los primeros que hay que cuidarse, porque que si su trato humano, su capacidad, bla bla bla. Los enemigos porque han tenido en Ferrari un equipo comprensivo que no ha vetado ninguna de las mejoras, más que discutibles algunas con el reglamento, y que no ha supuesto obstáculo alguno para ellos. ¡Cómo no le iban a querer! Un perfecto Bambi que sin embargo no consiguió lo que necesitaba Ferrari y tampoco batalló en los despachos por proteger a su equipo.
Por todo esto su salida es más que lógica y necesaria. Sobre Matteacci, su sucesor, poco que decir. Su elección ha sorprendido a muchos porque no es un hombre de las carreras. ¿Y? ¿Lo era Briatore? por ejemplo. Creo que se le ha tratado más que despectivamente, el episodio de las gafas es de lo más ruín y zafio que recuerdo, y que no se ha tenido en consideración el más mínimo respeto y el más mínimo margen a que, siquiera, hablara en rueda de prensa.
Su labor es la de organizar. Creo, ojo que es mi opinión, que viene con la guadaña y que va a cambiar de arriba a abajo todo el organigrama. Tiene una gran ventaja que no tenía Domenicali a la hora de hacer grandes cambios. No tiene vínculos con nadie de la fábrica. Eso hará que no le pese tomar decisiones. Lástima que no pueda pasar la guadaña por debajo de los pies de Montezemolo. Un Montezemolo que con este movimiento quema sus opciones.
Por eso, aunque no sea el mejor momento, no es malo haber descabalgado a Domenicali. Cada día que hubiera pasado habría supuesto un retraso en todo lo concerniente a 2015. Porque 2014, tiene muy mala pinta.
HAMILTON
Pensaba, y sigo pensando, que Rosberg tiene ante sí la oportunidad que se le presentó a su padre en 1982. Una ocasión única en su carrera de ganar el mundial. Obviamente tiene ante sí un reto casi insuperable. Lewis Hamilton. Rosberg es líder, sí. Y no se puede obviar que sin el problema del británico en Australia, éste podía llevar cuatro victorias.
Pero no hay que perder de vista las condiciones en las que se ha clasificado hasta ahora los sábados, con lluvia en casi todos los GP. El fin de semana de Rosberg en China ha sido malo. Pero tiene una ventaja, como la tendrá Lewis cuando vengan mal dadas, que es que en un mal GP o en una mala carrera, lo peor que te puede pasar es quedar segundo.
El abandono de Lewis le supone, a pesar de batir 3-1 en victorias a Rosberg, no liderar aún el mundial. Cosa que prodría hacer en España si Nico sigue sin poder batirle. Veremos que pasa cuando, o si, el tiempo se estabiliza qué es capaz de dar de sí Rosberg.
Por otra parte Lewis tuvo una plácida carrera, demasiado. Tanto así que cometió algún error, nada grave, lo que da muestra de la dificultad de mantener la concentración. Error, que justo es decirlo, también cometieron otros.
ALONSO
Es triste, y ya hay una perspectiva amplia, ver que muchas de las más grandes carreras del piloto español sólo han servido para llegar al podio. Es el caso de ayer. Alguna pequeña mejora de software permitía tener esperanza de ser algo más competitivos. Pero el podio seguía pareciendo un puente muy lejano. Es cierto que el resto de equipos Mercedes, aparte del oficial, van teniendo problemas para aguantar el ritmo. Y que son los Red Bull los que se han situado como alternativa, si lejana, a la marca matriz alemana.
Con los problemas de Raikkonen es difícil saber dónde está el Ferrari. Con Alonso estamos acostumbrados a que es capaz de sacar más de lo que tiene el monoplaza. Pero también parece que la posición de Raikkonen no es la que indica su rendimiento.
Las características de China favorecían a Ferrari. Es un circuito que casi no castiga las gomas traseras y eso le viene de cine. Por eso no hay que volverse locos. Hay que ver muy bien los ritmos de carrera de Alonso, los manejos de las gomas en cada momento, para ver lo brillante de su planteamiemto. Sobre todo en el último relevo. Salió comedido, guardando goma mientras Ricciardo le iba cogiendo. Cuando consideró oportuno hacerlo, bajó sus tiempos unas vueltas que cortaron de raiz la remontada del australiano. Luego a dosificar. Cediendo lo justo y buscando algún zarpazo.
VETTEL
No sé si en Ferrari tienen que agradecer a Vettel que aguantara una vuelta o una vuelta y pico a Ricciardo detrás. Creo que Daniel habría llegado un poco más cerca pero sin opciones de pasar a Fernando. Pero es sorprendente `para muchos, para mi no, el problema de Vettel. Un piloto hecho a los difusores soplados y que era capaz de sacarles el máximo partido, se encuentra perdido con el estilo que demandan esta nueva generación de monoplazas. Es curioso, comparando con Raikkonen, que tengan un problema similar. Podríamos decir que Vettel casi no ha conocido otra cosa que los difusores soplados en la F1, mientras Raikkonen sí se las ha visto con otras épocas. Por eso choca más lo del finlandés que lo del alemán. Y no es hacer leña del árbol caído del tetracampeón. Primero porque no creo que esté caído y segundo porque queda mucha temporada. Pero los que siempre pusimos una nota a pie de página con Sebastian: “Hay que verle con otro coche”, no para discutirle sus títulos, indiscutibles, pero sí esa grandeza al nivel de los dioses de F1, pues ahí le tememos. Sufriendo y siendo derrotado por su compañero de equipo.
FERRARI
La llegada de Mateacci como salvavidas a Ferrari deberá, o no, dar sus frutos. Pero de momento, el que saca las castañas del fuego, el que quizá ha prolongado la agonía de Domenicali y del equipo, paradójicamente, es Alonso. Si hay alguna esperanza en 2014, recae exclusivamente sobre la espalda, los pies y las manos de Alonso. Él es el verdadero salvavidas.

SALVAVIDAS

No cabe duda que todo el trabajo de un equipo, queda en manos el domingo de un piloto. Si ese piloto no puede o no sabe capitalizar todo ese esfuerzo, no habrá valido de nada.

Read the rest of this entry »

APUNTES DE BAHREIN

Abril 7th, 2014
OPORTUNOS
Dos individuos, importantes, hicieron acto de presencia en Bahrein. Uno es de los más habituales, Ecclestone, y el otro no tanto o casi nada, Montezemolo. Parecía una estrategia bien montada. Pero la realidad, tozuda y perra muchas veces, se les echó encima dejándolos en un ridículo de campeonato y con las verguenzas, digamos culo, más que al aire.
Pero, afortunádamente, hay que centrarse en la gran carrera que vivimos ayer por primera vez bajo los focos de Sakhir. Una carrera que amenazaba con ser poco vistosa y con poco movimiento en la general, se transformó para darnos un GP que será recordado por mucho tiempo. Aunque algunos quisieron ver una orden de equipo en el mensaje recibido por los dos pilotos de Mercedes durante el Safety, llevad el coche a meta, las vueltas que siguieron a la marcha del Safety fueron eléctricas. Pero vamos primero con lo importante antes de que Maldonado, una vez más y van…, se llevara por delante a Gutierrez y le pusiera en órbita.
Hamilton le ganó la salida a Rosberg. Pero el alemán se mantuvo sin problemas a cola del británico hasta que 3 vueltas antes de la 19, se lanzó a por él. ¿Por qué? Probablemente porque el que estuviera en cabeza en esa vuelta 19 tendría la prioridad para parar antes. Hamilton resistió y paró antes. Rosberg se mantuvo en pista dos vueltas más y al volver estaba lejos de Lewis. Pero aquí nos encontramos con un juego táctico interesante. Hamilton con blandas, Rosberg con medias. El británico tenía que abrir hueco mientras Rosberg tenía que intentar que no se le fuera demasiado el caballo. Y creo que con menos de 10 segundos cuando Maldonado confundió el Destruction Derby con el GP, era una diferencia a priori favorable para el alemán.
FRENESÍ
Lo que ocurrió una vez que el Safety dejó la pista libre, fue un frenesí de ataques, contraataques, maniobras al límite que nos levantó a todos de nuestros asientos. Rosberg con blandas tenía algo de ventaja sobre un Hamilton que tenía las medias. Fueron unas vueltas a cuchillo pero con el mensaje desde el muro resonando en los oídos de los pilotos. Lucharon al límite, se atacaron y defendieron y Rosberg tuvo que rendirse al perder goma en sus neumáticos traseros y quedarse sin tracción. Ahí acabó el Gp en cuanto a la lucha por la victoria. Nos recordaba @adamcooperf1 una anécdota que Hamilton ha contado alguna vez de cuando eran niños. Tanto Hamilton como Rosberg han compartido equipo muchas veces desde el karting. Lewis recordaba una carrera en la que Nico estuvo por delante y al final le pasó para ‘birlarle’ la victoria. El británico expresó su miedo a que Rosberg se la hubiera devuelto ayer en Bahrein.
Lo que nos permitió la lucha entre los Mercedes, fue ver la diferencia entre ellos y el resto. Abismal es poco. Sin Safety no sé si habrían llegado a doblar a casi toda la parrilla.
Pero no sólo la lucha por la victoria estuvo caliente. Por el podio y el resto de posiciones hubo lucha. Y como se esperaba los motores Mercedes fueron los protagonistas. Las más que buenas sensaciones que dejaron los Force India en pretemporada se vieron confirmadas. Qué duro debe ser para Hulkenberg, baluarte del equipo en la dos primeras carreras, perder la oportunidad de lograr el podio al ser batido por su compañero Pérez. Checo, que hizo una de las mejores simulaciones de carrera en el último test de pretemporada, no dejó escapar la oportunidad y recuperó el instinto depredador que demostró hace dos temporadas, y que pareció perder en McLaren, y se izó hasta el podio con una carrera soberbia.
Y si buena había sido la pretemporada en Bahrein de Force India, por primera vez en el podio desde el 2009, todo lo contrario fue la de Red Bull.
Y sin embargo Ricciardo estuvo a punto de repetir el podio de Australia. Batió a Hulkenberg y quizá con una vuelta más podría haber dado cuenta de Pérez. En cualquier caso Daniel, ajeno a otras cosas, batió a Vettel y dejó muchas dudas y posibles problemas en el equipo, benditos problemas pensará más de uno, sobre futuros GP.
Vettel está incómodo, mucho. Su error el sábado, el coche le cazó en un trallazo, se juntó con sus problemas en carrera. Tuvo que dejar pasar a Ricciardo, más o menos, y acabó detrás de él. Todo lo incómodo que se ve al campeón alemán, es comodidad en el australiano. Que está siendo capaz de llevar al Red Bull lo más arriba posible. De hasta dóde pueda llegar y sus futuras luchas con Vettel, estarán los próximos GP llenos.
WILLIAMS
Después de Ferrari seguramente sea la mayor decepción del GP. Si buena fue la pretemporada de Force India, no menos buena había sido la de Williams. Las sensaciones que vivimos en Bahrein se confirmaron. Y Williams estuvo ahí pero no fue capaz de capitalizarlo en puntos. Probablemente en un mundo ideal su puesto sería el que ocupó Red Bull. Pero ya se sabe, camarón que se duerme, se lo lleva la corriente. Digamos lo mismo para McLaren que, entre rumores de que el chasis es malo de solemnidad, no es capaz de sacar la ventaja que le da el motor Mercedes. Si unimos a ello su paso a propulsor Honda y que, presumiblemente, Mercedes no se va a volcar lo más mínimo con ellos, el futuro de la temporada no es muy halagüeño. Qué lejos parecen quedar aquellos podios de Australia.
DESASTRE
Todos estos dimes y diretes se quedan en nada ante el desastre de Ferrari. Cuando la gente que sigue la F1 de una manera más tangencial, más de paso, te pregunta: “¿Cómo puede un Renault ganar a un Ferrari?” Pocos argumentos sencillos puedes utilizar. Siempre puedes decir que es F1, que no han dado con la tecla, etc. Pero lo que le queda al aficionado puntual, y al que no lo es tanto, es que coches, en teoría, inferiores a Ferrari les quitan las pegatinas.
Como equipo está muy bien el arropar al piloto más débil y centrarse en llevarle alguna mejora para que se acople mejor al monoplaza. Pero en ese proceso se olvidan del piloto que saca las castañas del fuego. Para al final, no lograr nada. Ni Alonso puede hacer mucho más, ni Kimi mejora sustancialmente. Resultado: Desastre absoluto.
La lamentable imagen de Montezemolo abandonando el circuito antes de acabar la carrera tiene mucho de gráfico. El ocaso del capo y, por ende, del equipo que fue el más grande de la F1 en algunas de sus épocas y , sí, el único que está desde el principio.
No se atisba una mejora cercana por más que sigan torticeramente vendiendo que en no sé dónde llegarán no sé qué mejoras. Ese mentir con tanta desfachatez, viendo las evoluciones de los últimos años, ese reirse de sus aficionados, y de los aficionados a sus pilotos, es lamentable. Pero ellos se lo permiten. Yo no. Vergüenza es poco para l oque uno siente de ese equipillo lleno de nombres que parece que van allí a vegetar. Menos chianti y más curranti. Porca miseria.
Y para acabar, y ahondando en el ridículo de Montezemolo, el oportunismo. Todo el ruido que montaron durante la mañana del GP él y Ecclestone se quedó en nada ante la carrera que vivimos. Montezemolo haría muy bien en preocuparse por limpiar la mucha mierda que tiene en su casa antes de limpiar la de la F1. De la que recibe más que nadie y que su marca, otra cosa es uno de sus pilotos, tan poco hace por ella.
Y Ecclestone, que habló de oídas del sonido de los motores, también se llevó un revolcón mayúsculo.
Las amenazas de escisión, de montar una GP1 no son más que pataletas. No digo que no lo pudiera hacer. Pero creo que toda la corriente a favor que hubo en su día contra la FIA y Mosley, no existe lo más mínimo hoy contra Jean Todt.
Mal sitio eligieron Luca y Bernie para soltar su propaganda inmunda por la boca como Bahrein. Ellos, que casi es imposible que den entrevistas, hablaban hasta a los chupachuses. Patético. La previsión era de una carrera quizá no muy vistosa, los focos y la realidad se encargaron de ponerles los dientes en la nuca del puñetazo que les propinó. Pocas veces me he reído tanto con un ‘zasca’. Aunque los efectos colaterales, actuales en Ferrari y futuros quizá en la F1, no sean para reirse tanto. ¡Oportunos! ¡ja!

OPORTUNOS

Dos individuos, importantes, hicieron acto de presencia en Bahrein. Uno es de los más habituales, Ecclestone, y el otro no tanto o casi nada, Montezemolo. Parecía una estrategia bien montada. Pero la realidad, tozuda y perra muchas veces, se les echó encima dejándolos en un ridículo de campeonato y con las verguenzas, digamos culo, más que al aire.

Read the rest of this entry »

APUNTES DE MALASIA

Abril 1st, 2014
DEMOLICIÓN
La impresionante demostración de Lewis Hamilton en Malasia, no hizo si no confirmar el dominio de los monoplazas de la marca de la estrella. Sin el abandono del británico en Melbourne, Mercedes tendría casi seguro dos dobletes en su casillero.
Sólo el agua el sábado permitió acercarse a Vettel a los Mercedes. Tanto, que casi le birla la pole a Hamilton y se entrometió entre ellos. Sobre seco, la superioridad del fabricante aleman llega a ese nivel de insulto vivido con Brawn GP o Red Bull en temporadas pasadas.
El GP de Hamilton fue excelso. Dos primeras vueltas fulgurantes y el resto del pelotón que no volvió a verle. En esta situación, de dominio claro de un equipo, uno siempre espera que la lucha entre compañeros, permita tener una carrera entretenida. Pero Hamilton no dio la más mínima opción. Fue más rápido, gestionó mejor el consumo y las gomas y no mostró la más mínima flaqueza que y ante su compañero Rosberg.
Aquí sólo queda una duda. Y hace referencia a las órdenes de equipo y a unas declaraciones de Nico Rosberg. El alemán vino a decir que estaba todo hablado pero que no podía revelar nada porque es confidencial. Incluso hay rumores, bien fundados, que indican que está todo blanco sobre negro. No es de extrañar esta situación. Con un tipo como Toto Wolf que, creo, se ha mostrado como un gestor extraordinario, no era de esperar otra cosa. Lo que no sabemos de momento son los términos del acuerdo confidencial. ¿Quizá prioridad para el piloto que logre la pole? Creo que lo sabremos antes o después.
MASSA
Ayer vivimos otro ejercicio de egoísmo y falta de miras que llegó a ser hilarante y humillante para Felipe Massa. Todos los pilotos son egoístas, sí. Pero dónde unos son capaces de ver más allá, otros se vuelven ciegos allá donde termina el morro de su coche.
Al principio del GP, Bottas pidió que Massa le dejara pasar. El equipo, probablemente sorprendido con la remontada del finlandés, se encontró con una situación que no esperaban, le denegó la petición y aquí no pasó nada. Pero cerca del final del mismo, se dio una situación que podía otorgarle a Williams unos jugosos puntos en el Mundial de Constructores. Button en 6ª posición va sufriendo con sus gomas. Detrás Massa también con las gomas no muy católicas y además con algún problema de sobrecalentamiento. Detrás de ellos llega Bottas con mejor ritmo y neumáticos más frescos. Williams decide que Bottas pase a Massa y que ataque a Button.
El brasileño ignora la orden. No le piden que ceda una victoria a su compañero. Ni siquiera que sacrifique un podio. No, le piden que deje pasar a su compañero para que el equipo, su equipo, gane dos puntos más y de paso se los reste, quién sabe, a un rival que a lo mejor es directo. Item más. Quizá en esa lucha podría haberse visto beneficiado si hubiera andado avispado, algo que en él es casi imposible, y haber recuperado esa plaza.
Su falta de miras estratégica es lamentable. Su desobediencia lastimosa para el equipo. Recibir por radio el mensaje: “Bottas is faster than you”, y que este salga a través de todos los medios que retransmiten la carrera, es una humillación atroz. HUmillación que sólo su egoísmo, ignorancia y falta de miras provoca. Su: “Corro para mí”, demuestra que no aprendió nada de su estancia en Ferrari. Esa familia.
Supongo, como decía David Plaza (@dplazav) en twitter, que el coche se lo montará él de cara a Bahrein y se cambiará las ruedas. Como dice el dicho: “De dónde no hay, no se puede sacar”.
VETTEL
Red Bull sacó la cabeza, y de que forma, en Malasia. Los problemas de Renault van por buen camino tras poner la marca francesa un esfuerzo ímprobo detrás de su atribulado propulsor. El alemán se permitió el lujo de, incluso, de condicionar la carrera de Rosberg y de evitar cualquier esperanza de su compatriota de recuperar a Hamilton.
Si Renault y Red Bull siguen superando sus problemas, van a quedarse en la zona noble de la clasificación. Sería clave para el campeonato que pudieran dar guerra a Mercedes. Visto que el resto de equipos que llevan Mercedes no tuevieron el mismo rendimiento que en Australia. Allí carrera fría, aquí muy cálida. Quizá esto está detrás de su bajón, sobre todo McLaren y Williams y no tanto en el caso de Force India.
ALONSO
Con un coche que no tracciona, que se va de morro (subvira) a la entrada de las curvas, que a veces se descuadra en mitad de ésta, y que se va de atrás (sobrevira) a la salida de las mismas y, por si fuera poco, que adolece de punta, el panorama es muy negro para Ferrari.
Se puede intentar ver una parte buena en los tiempos del 2º parcial del trazado malayo. Muy aerodinámico. Pero quizá eran debidos a llevar mucho ala. Aún así y con todo, Alonso fue la noticia y lo más destacable del sábado. Su vuelta con el coche con la dirección tocada es simplemente antológica. Lástima que pasase algo desapercibida por, primero porque se quedó en 2ª línea y, segundo porque Vettel apretó los congojos de Mercedes luchando por la pole.
Sin tiempo a coger aire ni a lamerse las heridas llega Bahrein. Allí hace un mes los motores Mercedes dejaroon clara su superioridad. Se correrá de noche lo que hará una carrera más con la temperatura de Australia que la de Malasia. Mercedes se frota las manos.

DEMOLICIÓN

La impresionante demostración de Lewis Hamilton en Malasia, no hizo si no confirmar el dominio de los monoplazas de la marca de la estrella. Sin el abandono del británico en Melbourne, Mercedes tendría casi seguro dos dobletes en su casillero.

Read the rest of this entry »

TOYOTA 7

Marzo 23rd, 2014

EL ESCÁNDALO FUKUZAWA

Escribió Dámaso Alonso: ¿A qué tu poderosa mano espera? Mortal belleza eternidad reclama. ¡Dale la eternidad que le has negado!
Uno de los prototipos más bellos y salvajes jamás creados, tuvo un abrupto final casi antes de poder demostrar su potencial.
Read the rest of this entry »

APUNTES DE AUSTRALIA

Marzo 16th, 2014

Comenzó la temporada más temida y esperada en años. Se detecta bastante decepción, sobre todo según las preferencias y favoritismos de cada uno, pero no creo que hayamos visto una carrera muy distinta a otras. Y más de donde veníamos.
Es cierto que se esperaba una debacle mayor. Quizá sin tener en cuenta que los ingenieros de la F1 son los mejores y que lo han vuelto a demostrar. Es cierto que se esperaba un dominio de Mercedes, como así ha sido aún con la esperanza de que no fuera tan evidente. Es cierto que se esperaban problemas, graves, en Red Bull. Más graves de los sufridos por Vettel. Nadie los esperaba y han estado.
Y es cierto que se esperaba que Ferrari tuviera más opciones, pero de momento están muy lejos.
La debacle esperada no se produjo. A pesar de una reducción del número de vueltas dadas en los libres, ya en estos quedó claro el avance desde los test de Bahrein. Reflejado en el poco número de abandonos, por más que varios fueran de campanillas.
Del dominio de Mercedes queda claro que los alemanes ha hecho el trabajo muy bien. Lo venía pareciendo y el podio final con dos motores de la marca de la estrella, que al final ha sido completo tras la descalificación de Ricciardo, no añade más que preocupación al derrotero que puede tomar el campeonato. Ferrari lejos de ese ritmo, Renault lejos y con Toro Rosso, como ya vimos en pretemporada, como equipó más fiable.
Otro ejemplo del trabajo de los ingenieros lo vimos en Red Bull. El fino trabajo de orfebrería tras las ‘ñapas’, dicho sin el más mínimo ánimo peyorativo, vistas en Bahrein, demuestran que Newey tiene claro el camino a seguir. Y este detalle es el que puede dar vida al campeonato, o evitar que sea una Copa Mercedes, tras ver el ritmo de Ricciardo.
Pero cuidado. Rosberg ha ganado con una mano. Ninguno de los otros equipos Mercedes ha podido seguir el ritmo pero sí han estado arriba. Por tanto el gran peligro de vivir un 2004, 2009 ó 2012, es muy alto.
Destacar la vuelta a los más alto de McLaren. Vuelve el pirata Dennis y todos firmes y las cosas vuelven a funcionar. Y encima con mucho foco encima gracias a Magnussen. Kevin dejó muestras de su calidad en los test de invierno. Aquí ha confirmado.
Sobre Ferrari ¡qué decir! Que este año tampoco. Y viendo la forma de sus rivales, da miedo la, poca, cosecha que se pueda conseguir este año. Es cierto que Hulkenberg ha frenado a Alonso. Pero es preocupante que el coche no haya sido capaz de permitir a Alonso casi un solo ataque al alemán.
Del comportamiento del coche mejor no hablar, o sí. Que un tipo como Raikkonen, rápido, fiable, haya tenido tal cantidad de incidentes y problemas, sólo hace que demostrar que de nuevo Ferrari ha diseñado un perro. Se habla de que tiene un sobrepeso de 15-18 kilos que cuadra muy mucho con lo que pierde por vuelta. Y que sólo un enmascarador como Alonso ha vuelto a tapar esas vergüenzas para sacar petróleo. Uno entiende que haya ferraristas contra Alonso. Por culpa del asturiano no han rodado cabezas en el equipo ante los verdaderos carritos de polos construidos en Maranello. Vuelvo a pedir, como desde hace mucho tiempo, que Alonso deje la otrora gloriosa, hoy un quiero y no puedo lamentable, marca italiana.
Recordar hoy la frase de Enzo no va exento de mala leche. No es mi intención, pero a esto ha llegado Ferrari. A lograr que lo dicho por el Commendatore se tome a cachondeo. “La aerodinámica es para quién no sabe construir motores”. Quiero pensar que Mercedes, que ya le ’sobó’ el morro a Enzo Ferrari en los años 30 y luego en los 50, supo y sabe construir motores. Cría fama y échate a dormir.
Sobre la exclusión de Ricciardo. El comunicado de los los comisarios no deja mucho resquicio. Ya hubo problemas en los libres. Les han avisado durante la carrera y aún así, con su actitud habitual, siguen erre que erre. Y, ojo, que la FIA no es muy de fiar a pesar de todo. Veremos que pasa con la apelación. Una pena para Ricciardo, pero hay que remarcar que era un área que la FIA iba a mirar con lupa.
CRÍA FAMA Y ÉCHATE A DORMIR
Comenzó la temporada más temida y esperada en años. Se detecta bastante decepción, sobre todo según las preferencias y favoritismos de cada uno, pero no creo que hayamos visto una carrera muy distinta a otras. Y más de donde veníamos.