Bendita velocidad que nos mantiene cautivos para darnos la libertad
gpcast
  • GPCast
gpcast
  • GPCast
PERFIL

Nací en Madrid y con 9 años me estrené en un Rallye RACE de España en un tramo forestal entre Hoyo de Pinares y Cebreros.

Con la F1 en el Jarama en 1974.

Desde muy pronto haciendo radio y colaborando como redactor y fotógrafo en varios medios.

En los 2000 varias colaboraciones, redactor en Grand Prix International, comentarista F1 en COPE y de Motorsport en MARCA TV.

Espero que lo disfruteis.

Charly

Calendario
Septiembre 2017
L M X J V S D
« Ago    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  
Archivos

RALLYE DE FINLANDIA 2017

FIERA CORRUPIA

Muchos años habían pasado desde que los finlandeses dejaron de ser una fiera corrupia. Un casta temida por sus rivales y adorada por los fans y espectadores. La fiera está de vuelta y presta a quedarse.

Aquellas fieras corrupias por lo general tenían tendencia a no rendirse jamás. A encontrar segundos en tramos en los que nadie se imaginaba que se podían encontrar. Aparte de tener como coto privado y vedado al resto las pruebas más al norte. Suecia, Mil Lagos y el RAC. Un británico, Roger Clark, ganó en casa en 1976 y hasta 1990, no volvería a romperse el monopolio con Carlos Sainz que tenían dichas fieras.

Pero los valerosos caballeros franceses consiguieron casi expulsar a los monstruos del campeonato. Con ayuda de una coalición con belgas, británicos y algún español principalmente, los mantuvieron a raya. La última fiera corrupia que logró triunfar fue Marcus Gronholm. Sus herederos lo intentaron pero no pudieron con la coalición francesa. Latvala e Hirvonen, sobre todo éste último, acabaron casi exterminados.

TOYOTA

La vuelta de Toyota al mundial de la mano de una de aquellas fieras más temidas, Tommi Makinen, ya hemos comentado que no venía precedida de los mejores augurios. Y sin embargo, gracias a las características de los primeros rallyes del año pudieron tapar sus verguenzas. Sumando, además, la victoria en Suecia con Latvala. Una de las fieras a las que se creía retirada a su cueva y sin mucho margen para despertar.

Pero poco a poco, quizá por el calentamiento global, las fieras han vuelto a entrar en acción y a salir de su letargo y de las cuevas dónde habían sido arrojados. Si Latvala ha sido candidato al título hasta que la mecánica le ha dejado tirado, su compañero Lappi, que si bien no asustaba tanto, tenía destellos y podía soltar un latigazo en cualquier momento.

Pero con un equipo sito en Finlandia y con un finlandés al frente, lógicamente ha empezado a tirar de su cantera patria. Pilotos que habían mostrado buenas maneras en las categorías inferiores, han encontrado su oportunidad. Uno, Lappi, con la propia Toyota. Otro, Suninen, a través de la empresa de alquiler de coches de rallyes, tan necesaria, como es MSport. De repente las fieras corrupias empiezan a asustar otra vez. Habían dado avisos. La resurrección de Jari Matti Latvala como más clara. Pero de los cuatro finlandeses que han corrido al menos una prueba del mundial, tres han sido líderes en algún momento y todos han marcado al menos 4 scratchs.

Si alguien tenía duda de la vuelta de las fieras, a pesar de las señales y los rastros que dejaban, en Finlandia han salido de dudas y se temen lo peor. Mientras los aficionados nos frotamos las manos. Desde 2009 no copaban los finlandeses las 3 primeras posiciones en un tramo. Muchas veces porque en estos años de ‘razias’ francesas, las fieras habían sido casi eliminadas. En este rally han sido varios los tramos. Y lo más impresionante de todo es que en algún momento del mismo, las 4 primeras posiciones en la prueba eran para finlandeses.

MANO A MANO

La prueba fue un mano a mano entre Latvala y Lappi. El viejo de la manada frente a uno de los jovencitos. No lucharon entre ellos, aún, por hacerse con el puesto dominante. Si no que tiraron cada en su función y dominaron el rallye. Primero Latvala que estuvo intocable. Después Lappi que acabó como líder la primera etapa. Es cierto que Latvala marcó un poco territorio insinuando que la posición retrasada de Lappi le había favorecido. Y es posible. El sábado saliendo juntos, Jari Matti sentó sus reales y el jovencito hizo bien en mantenerse a la estela. Estela que fue suficiente para abrir un hueco importante con el resto. El problema eléctrico que aquejó a Latvala en la segunda pasada por Ouninphoja, fue un golpe mortal para el propio piloto y para el mundial. Para el piloto porque a pesar de su resurrección sus opciones de título se han esfumado por dos averías mecánicas. Lo que habría sido el mundial con Jari Matti a por todas en la parte final. Y para el mundial por perder una lucha a tres bandas. O a dos, si Ogier no da la talla.

LAPPI

Lappi se volvía a colocar en cabeza con bastante ventaja. Sólo tenía que pasar tramos y el domingo alcanzaría la gloria. Pero aún con susto incluido, ir despacio en el Mil Lagos es una entelequia, completaba la hazaña y, en su cuarta participación en el WRC, ganaba su primer rallye. Con números de grande, 12 tramos líder, 9 scratchs y 15 de los 25 tramos entre los tres primeros. Números avasalladores que dejan claro el dominio ejercido por el joven finlandés.

A Toyota se le escapó el doblete en el último suspiro del rallye. Tuvieron el triplete en la mano con Latvala a la cabeza. Después el doblete con Lappi y Hanninen, pero en la Power Stage, Evans les birló la 2ª plaza. Hanninen hizo un gran rally también pero sufrió problemillas, alguna excursión y toque tuvo que ver en ello, y el sábado se distanció de la cabeza. Y Suninen, que podría haber optado a cerrar un triplete finlandés, tuvo un escalofriante incidente que no acabó en abandono de milagro. Eso es de fiera corrupia también.

La sorpresa del rallye fue Elfyn Evans. Un piloto que no había demostrado gran cosa con la antigua generación de WRC, que sin embargo está más cómodo con las bestias de esta temporada. No en vano ya ha sido líder con una cantidad de tramos apreciable, 17, y ha marcado 18 scratchs en lo que va de año. Estuvo a punto de ganar en Argentina y aquí se ha aupado entre los locales hasta la 2ª posición. Sorprendente y destacable porque era un piloto al que hasta ahora le habían ido los rallyes duros y ‘lentos’.

DECEPCIONES

Hyundai no estuvo en Finlandia. Como pasara el año pasado, desaparecieron en los tramos nórdicos sin dar mayores señales de vida. El que más se jugaba de los tres sin ritmo. Fuera incluso de los 5 primeros. Neuville. Jugándose el mundial. Sorprendente. Otro que venía lanzado, como Paddon, fuera tras un toque en el 4º tramo. Y el tercero en discordia Sordo, que aunque algunos ni le esperábamos, aunque por sus declaraciones sí había que estar atento, pues fue incapaz de pasar del 8º puesto en los tramos. Decepcionante su rendimiento. Y lamentable su actitud con sus declaraciones. Tiene la excusa, es verdad, del mal rendimiento del Hyundai en general. Pero aún en eso, en ningún momento ha logrado el más mínimo momento de brillo. Una pena y empieza a dar la sensación de qué asiento más desaprovechado.

La otra decepción fue Ogier. Más por él, el accidente en el tramo 4 se produce tras romperse la suspensión en un aterrizaje, por no saber dónde habría podido estar. Con su abandono tan pronto, ni reenganchándose habría llegado a puntuar. Pero sí habría optado a coger puntos en la Power Stage. Los problemas que sufrió su copiloto Ingrassia en el accidente, le impidieron volver a la prueba.

Otra decepción fue Meeke. Al que se le vio hundido desde el primer momento. Un piloto en el que la confianza le hace volar, y aquí de esa confianza hace falta mucha, aparecía sin brillo en los ojos y sin sonrisa. En ningún momento dio sensación de poder hacer nada. Sin estar cómodo y muy tocado por el rallye en el banquillo al que le castigó su responsable.

Ott Tanak también dejó un sabor agridulce. Un toque con pinchazo en el tramo 4, le bajó del liderato dejando el camino expedito a los de casa. Remontó hasta la 7ª posición, insuficiente para reengancharse a la lucha por el título.

Del resto destacar a Craig Breen. Hizo un gran viernes, luchando por el podio, pero el sábado y el domingo no pudo seguir el ritmo y acabó en 5ª posición. El domingo estuvo más pendiente de que no le cogiera Neuville que de irse a por los finlandeses.

Y así, con el mundial empatado entre Ogier y Neuville, nos vamos a Alemania. Terreno favorable a ambos donde tienen mucho que mostrar. Neuville que lo de Finlandia ha sido un cúmulo de circunstancias que no le han permitido ir bien y lograr un mejor resultado. Ogier a demostrar que cuando hay que ir al ataque, y ahora parece el momento, también puede hacerlo con el MSport.

En Alemania y en el asfalto hay y hubo alguna fiera corrupia. Cuidado no sigan aterrorizando a los rivales en los sitios más insospechados, para mayor gloria de los aficionados. La fieras corrupias finlandesas han vuelto.

¿Te gustó? Compártelo:

Tags: , , , , , ,

Comments are closed.