Bendita velocidad que nos mantiene cautivos para darnos la libertad
gpcast
  • GPCast
gpcast
  • GPCast
PERFIL

Nací en Madrid y con 9 años me estrené en un Rallye RACE de España en un tramo forestal entre Hoyo de Pinares y Cebreros.

Con la F1 en el Jarama en 1974.

Desde muy pronto haciendo radio y colaborando como redactor y fotógrafo en varios medios.

En los 2000 varias colaboraciones, redactor en Grand Prix International, comentarista F1 en COPE y de Motorsport en MARCA TV.

Espero que lo disfruteis.

Charly

Calendario
Septiembre 2017
L M X J V S D
« Ago    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  
Archivos

APUNTES DE HUNGRÍA 2017

ENCAJONADOS

Parecía un típico GP húngaro sin demasiado movimiento. Pero el problema del líder de la carrera, Vettel, con su dirección, provocó un encajonamiento que hizo trabajar de lo lindo, tanto a los muros de Ferrari, como de Mercedes, éstos sin comunicación de radio durante más de media carrera.


Mercedes no había podido acercarse a Ferrari el sábado. Incluso Red Bull no pudo con ellos evitando una parrilla mezclada que hubiera dado otro juego a la carrera a priori. En Ferrari el jefe de filas por delante, en Mercedes no. Aunque según el devenir de la prueba, en Mercedes quieren hacer ver que no existe ese jefe de filas. Craso error. De los que cuestan campeonatos.

Con el pensamiento de ir a una parada a pesar del caluroso día en el Hungaroring, hasta 55º llegó a alcanzar el asfalto, la salida fue limpia para los Ferrari, si bien Verstappen tuvo que evitar a Raikkonen protegiendo la trasera de Vettel. Los Mercedes también evitaron problemas aunque de nuevo Verstappen en la 2ª clavaba sus frenos, mitad por encontrarse a Hamilton en el interior, mitad por colarse luchando con su compañero Ricciardo. Al que embistió en su lateral, reventándole el pontón y con él radiadores. Safety Car. Había que limpiar la pista de piezas, agua y aceite del moribundo Red Bull del australiano.

Daniel no se cortó cuando los coches pasaron tras el Safety por donde él estaba. Dedicando una bonita peineta al intocable de su compañero. Se despachó a placer ante los micrófonos y, lo peor, pareció no recibir toda la comprensión de su jefe Marko tras departir con él en boxes. Pocos tienen la habilidad de helar la perpetua sonrisa del australiano, Marko es uno de ellos.

RITMO

El periodo de Safety hizo que los que tuvieran dudas sobre si ir a 1 o 2 paradas, las vieran despejadas. Tras relanzarse la carrera, todo empezó a estabilizarse. Vettel sin problemas, Raikkonen relativamente cerca y, a casi 1 segundo por vuelta perdido, se colocaban los Mercedes con Bottas por delante. Verstappen dejaba de ser una amenaza tras recibir 10 segundos de sanción por su abordaje a Ricciardo.

Dos circunstancias iban a tener gran importancia en lo que pasó después. El volante de Vettel y la radio de Mercedes.

El teutón de Ferrari estaba en su carrera modelo. Pole, buena salida y adiós con la manita hasta meta. Pero un problema en su volante, hizo que no pudiera seguir con su ritmo abriendo hueco. Poco a poco se le quedaba girado y no podía ponerlo recto. Era más incómodo que otra cosa. Pero cada vez que cogía un piano, ese descuadre se agravaba. Vettel se vio obligado a pilotar muy fino y sin coger pianos. Con la consiguiente pérdida de tiempo. Poco a poco, ya antes de la primera parada, Raikkonen preguntaba por radio si Seb tenía problemas. Porque él podía ir más rápido. Poco a poco los Mercedes se empezaron a acercar pero sin ser amenazantes.

Un problema con la fibra óptica dejó al equipo alemán sin comunicaciones. Sin ordenadores, sin imagen incluso. Recibían datos desde Brackley con los que trabajar. Pero nada más.

Con ese escenario cuando paró Vettel, Raikkonen sólo habría tenido que estar en pista dos vueltas, a lo sumo tres, para pasar a Seb. Pero Vettel es la prioridad del equipo. Con mirar la tabla de puntos sería suficiente para despejar cualquier interrogante. Pero aún así hay quién duda. También algunos dudan de que la tierra sea redonda. Tiene que haber de todo.

Raikkonen fue llamado a la vuelta siguiente. Y casi estuvo a punto de pasar a Vettel. Lo que le quitó al equipo un problema posterior. ¿Qué Kimi en cualquier caso habría sido más rápido que Vettel? Quizá. Pero un pequeño error en la ‘qualy’ le impidió quitarle la pole.

En Mercedes, la falta de comunicación hacía estragos. Cuando Bottas paraba, sus neumáticos traseros estaban al límite. Llamaron a Hamilton y éste no pudo pasarle. Las gomas de Lewis estaban mejor y le habrían permitido atacar unas vueltas más y ganar la posición a su compañero. El problema evitado por Ferrari no lo había podido conseguir Mercedes.

GUERRA DE NERVIOS

Tras un periodo con Verstappen por delante, abriendo el hueco que le fue posible para cumplir los 10 segundos de sanción, la carrera volvió a su ser. Vettel, Raikkonen, los Mercedes con Bottas por delante, Verstappen y Alonso y Sainz.

El madrileño fue muy duro con Alonso en la primera curva tras irse el Safety. Sainz, por dentro, llevó hasta el límite y luego más allá a Alonso por fuera. Llegando a tocar la rueda del asturiano. No recibió sanción porque, creo, iba por delante. Pero volvemos a lo mismo de siempre. Tú te metes por dentro y te debo de dejar espacio. Pero yo, voy por fuera y no tengo derecho a que me lo dejes. Urge una clarificación de la regla o las cosas terminarán muy mal. Alonso se recompuso y, parando ambos a la vez, estuvo a punto de pasarle en la primera frenada. A la vuelta siguiente aprovechó el DRS y giraron en paralelo en la primera curva. En la segunda le hizo un por fuera de libro. Si Sainz le llega a intentar hacer la más mínima perrería, habría acabado en Budapest. ‘Amiguiños amiguiños, pero que la burra no cruce la linde’.

Bottas con ruedas frescas, empezó a acercarse a los Ferrari. Raikkonen, como segundo, vio peligrar su posición con el agravante de que podía rodar más rápido que Vettel otra vez. La papeleta para Ferrari era de órdago. Podían completar un doblete o quedarse sin nada. Porque Verstappen empezaba a rodar un poco más rápido que los Mercedes.

Pero Bottas fue incapaz durante varias vueltas de aprovechar las dos últimas curvas para ponerse a cola del Ferrari de Raikkonen. El tremendo subviraje se lo impedía. Y entonces Hamilton pidió que le dejaran pasar. Con la radio recuperada de sus problemas. Pero el inglés había perdido unas vueltas preciosas esperando a que Bottas intentara su ataque. En cuanto pasó a su compañero se fue como un tiro a por Raikkonen. Kimi de nuevo mostró su preocupación por la radio y no tuvo pelos en la lengua con los doblados. Y en este punto pareció que se consumaría lo que podía haberse catalogado como un gran error de Ferrari. Al no haber dejado pasar a Kimi, la victoria se les iba a esfumar. Pero Ferrari juega a grande, y lo demostró.

Kimi entró en rango de DRS con Vettel. Durante cinco vueltas él pudo activar su dispositivo, como Hamilton. De es manera quemó las últimas vueltas dulces de Hamilton que no pudo atacarle en ningún momento.

DEVOLUCIÓN

Hamilton empezó a retrasarse. El doblete de Ferrari estaba asegurado. Lewis había pedido que le dejaran pasar a Bottas y, si no podía él pasar a Kimi al menos, le devolvería la posición. Pero un nuevo peligro se cernía sobre Mercedes. Verstappen. El holandés se echaba encima peligrosamente de Bottas. Al finlandés le salvaron los doblados. Los fuera de línea para pasarlos, ensuciaban las ruedas. Y eso le daba aíre frente al de Red Bull. Pero a la vez le impedía coger a Hamilton que le esperaba. En la última vuelta, en la última curva, Bottas pasaba a Hamilton con el espacio justo para que éste se pusiera delante de Verstappen. Una acción tan magnánima como absurda. Hamilton dejaba de sumar tres puntos pero, dicen, mantiene la buena atmósfera en el equipo.

No son pocos los que creen que el verdadero piloto número 1 de Mercedes es Bottas. Por trabajo, por compromiso y porque es piloto de Wolff. De hecho Hamilton en Hungría no dio la talla. Pero de ahí a limitarle a que no consiga todos los puntos posibles en su lucha con Vettel parece exagerado. En manos de Lewis está recuperar el estatus. Pero pasa porque bata a Valteri primero. En cualquier caso vuelta a demostrarse que lo bueno es enemigo de lo mejor.

En esos últimos compases de la prueba, Verstappen y Alonso fueron los más rápidos. Pero fue Alonso el que se hizo un gran regalo de cumpleaños. Marcó la vuelta rápida. Con sus circunstancias, sí. El ritmo de Vettel le impidió a él y a Raikkonen haber podido pelear por ella de una forma natural. Los Mercedes no tenían tanto ritmo y cuando lo tuvieron, todavía llevaban mucho combustible. Caso aparte fue Verstappen que estaba cazando a Bottas. Pero Alonso se sacó la vuelta y la admiración de todos una vez más. Y como colofón, no sé si preparado por Liberty o de motu propio, Alonso fue el protagonista de la ceremonia del podio. Al pie del mismo se había pintado un mural que le mostraba en la famosa imagen de Brasil tomando el sol. Ni corto ni perezoso, y no sé si preparado, insisto, por Liberty o no (me da igual), se sentó en una hamaca con un cartel deseando felices vacaciones. Una más. Por cierto, mucho Primperam y Halibut para los escocidos y un saludo a las mentes enfermas que lo vieron como una provocación y una falta de respeto.

Tenso GP que puso a prueba el nervio de casi todos. Ferrari dejó claro, una vez más, que tiene muy claro quién de sus pilotos lucha por el mundial. Mercedes no tanto. Y entre tanto lío y preocupación, Alonso se llevó el protagonismo con su vuelta rápida y el show posterior. Puto Amo.

¿Te gustó? Compártelo:

Tags: , , , , , , , , , , , ,

Comments are closed.