Bendita velocidad que nos mantiene cautivos para darnos la libertad
gpcast
  • GPCast
gpcast
  • GPCast
PERFIL

Nací en Madrid y con 9 años me estrené en un Rallye RACE de España en un tramo forestal entre Hoyo de Pinares y Cebreros.

Con la F1 en el Jarama en 1974.

Desde muy pronto haciendo radio y colaborando como redactor y fotógrafo en varios medios.

En los 2000 varias colaboraciones, redactor en Grand Prix International, comentarista F1 en COPE y de Motorsport en MARCA TV.

Espero que lo disfruteis.

Charly

Últimos Comentarios
Calendario
Abril 2017
L M X J V S D
« Mar    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
Archivos

Posts Tagged ‘Mercedes’

APUNTES DE BAHREIN 2017

Martes, Abril 18th, 2017
PADDY, PADDY
Seguramente somos muy injustos cuando se hace hincapie en la importancia de una sola persona en una organización. Hablamos de Adrian Newey y su magia y parecemos olvidarnos del resto de gente que trabaja con él. De Brawn y sus decisiones como si no hubiera en su momento ingenieros dándole información para tomar la mejor de todas. Por eso centrar los problemas de Mercedes en la ausencia de Paddy Lowe, quizá sea en parte injusto. Pero por lo que está pasando, empieza a ser difícil refutarlo.
 (más...)

APUNTES DE AUSTRALIA 2017

Domingo, Marzo 26th, 2017
LA SOBERBIA
Mercedes, más por azar que por acierto de Ferrari, salió derrotada de Albert Park. Su soberbia quedó patente en el momento de parar, siguiendo el patrón de 2016, y en las reacciones de Toto Wolf y Hamilton ante la certeza de la victoria que volaba a lomos del coche rojo de Vettel.
Fueron diez vueltas tensas. Diez vueltas con altibajos, decisiones acertadas, si forzadas por la situación, lucha en pista, poca pero intensa, que decidieron el GP.
Hamilton, como los 5 primeros de la parrilla, mantuvo posición. Nadie pareció tener problemas con el embrague. Sí Kvyat, que obligó a abortar el primer intento al equivocarse de sitio. No fue mandado al fondo de la parrilla. Quizá que hubiera un segundo intento ayudó a domar dichos embragues.
Pronto Hamilton y Vettel se quedaron en solitario. El alemán en un rango siempre inferior a 2 segundos, no paró de presionar al inglés. Se acercaba la vuelta 15 dónde iba a empezar esas 10 vueltas decisivas.
SUERTE
Tanto Mercedes como Ferrari se estaban preparando para entrar a boxes alrededor de la vuelta 15. Sorprende porque venían con este ritmo con la ultrablanda:
HAM: 28,3; 28,4; 28,4; 28,1; 29,0; 28,4; 28,4
VET:  28,6; 28,3; 28,2; 28,3; 28,6; 28,5; 28,2
Como se aprecia, ritmo bueno y sostenido. De hecho Vettel no sube hasta poco más de 28,5 hasta 5 vueltas después. Cuando en Ferrari iban a parar, se les adelantó Mercedes. Hamilton recorta en sus 2 primeras vueltas tras volver. Ferrari, mientras, se ve en una situación desesperada. Si llaman a Vettel, han perdido la carrera. Hay dos opciones. Esperar que Hamilton llegue a Verstappen, y que éste no pare antes, y le frene al no poderle pasar o, ir muy largo y montar la ultrablanda o la súperblanda y exprimirla pocas vueltas.
Hamilton llega hasta Verstappen, no puede pasarle, y empieza a ceder tiempo. Vettel empieza a recuperar y cuando logra su máxima ventaja con Hamilton, no esperan en Ferrari y paran. El alemán vuelve en cabeza y todavía tiene dos vueltas con Hamilton encajonado para irse con más de seis segundos y con la victoria en el bolsillo. O no.
CONCENTRACIÓN
El gesto de Toto dando un puñetazo al aire resume todo. Hamilton por la radio también. Es uno de sus puntos débiles, sobreponerse a los reveses. Le cuesta, se enreda y se va de la carrera. Cuando quiso darse cuenta no tenía opción porque Vettel controlaba la diferencia.
Hamilton dio muchas muestras de nerviosismo o, me inclino más, de soberbia. ‘Tengo problemas de agarre’, a la vuelta siguiente vuelta rápida. Este tipo de cosas las hemos visto y oído muchas veces. Antes tenían una ventaja tan grande que incluso con errores de bulto, podían sobreponerse. En Albert Park no fueron capaces.
TERRENO CONOCIDO
Vettel se encontró con su situación ideal. Por delante con ventaja y aire limpio, imbatible. El Ferrari funcionando como un reloj y con un ritmo demoledor. ¿Mejor que el de Mercedes? Puede. En cualquier caso hay que esperar a otros circuitos. Pero para Ferrari es muy prometedor este inicio e, importante, certifica las buenas sensaciones de los test de Montmeló.
Raikkonen también siguió en la línea de lo visto en los test, donde sólo la última jornada pareció coger el aire al coche. Quedó fuera del podio y detrás de Bottas que le batió en su particular duelo patrio. Discreto debut de Valteri que no hizo ni más ni menos de lo mínimo a conseguir con el Mercedes. Quizá debería haber estado en primera línea pero por lo demás, correcto.
ALONSO
Lo que ha hecho Alonso hoy, como en tantos otros GP, es extraordinario. Recordemos. La tanda más larga en los test fue de 9 vueltas, al más mínimo problema se para no hay que olvidarlo. Con unas vibraciones del motor que rompen piezas, anclajes, arrancan cables y hasta es difícil sujetar el volante. Con varias problemas más, es más que subrayable que Alonso haya estado a 3 vueltas de acabar la carrera.
Más alucinante es que haya estado la mayoría de la misma en los puntos. Con un coche con más de 20 km/h de déficit de punta con el resto, ha sido de mantener a raya al Force India de Ocon. Item más. Con un coche con una pieza rota desde el principio en la parte delantera, en los frenos, que ha provocado el abandono final, probablemente unido al toquecito que ha sufrido al final. Sus exigencias al equipo están más que justificadas. Él está haciendo mucho más que su trabajo y otra parte, Honda, no. De lo que no nos vamos a librar mientras la situación esté así es de los rumores sobre su futuro. Y esta situación va a ser así hasta el GP de España o Canadá.
Afortunadamente la descabellada teoría del cambio de motor en la temporada en curso parece que ha pasado a mejor vida. Ahora cobra fuerza la de que se podría retirar a mitad de temporada. Y lo que te rondaré morena.
SAINZ
El madrileño por su parte no empezó con mal pie. También con bastantes problemas en los test aunque con buenas sensaciones, en Albert Park el Toro Rosso no fue nada mal. Su posición en parrilla 8º, muy buena. Quizá nadie esperaba la buena actuación de Grosjean con el Haas, pero el resto es lógico que estuvieran por delante. Y alguno más que se cayó, como Ricciardo. Su carrera fue sólida aunque en la última parte Kvyat, que había parado por segunda vez, le empezó a cazar. Tanto que el equipo le pidió que le dejara pasar para ver si era capaz de adelantar a Pérez. Hubo cierta reticencia pero le dejó pasar. Eso sí, dejó claro que le tendría que devolver la posición si no lograba pasar al mexicano.
Kvyat no lo logró y no hizo falta que devolviera posición porque tuvo que volver a parar. Sorprende todo esto en parte porque Carlos está siendo más rápido sistemáticamente que el ruso. No elegir un primer piloto, lleva a estas situaciones. Mérito de Kvyat por mantenerse cerca de Carlos, pero el tiempo perdido probablemente impidió al madrileño pasar a Pérez al final. Problemas de consumo le llevaron a medir y guardar para la última vuelta los últimos centilitros de gasolina para defenderse.
DEBACLE JUVENIL
Esta nueva F1 con mucho agarre aerodinámico ha provocado la debacle de los jóvenes/novatos. Encontrar el límite es muy difícil y cuando lo superas, es muy difícil recuperar el coche. Hay que dejar al coche que haga el trabajo y no sobre pilotar. La parrilla es demoledora. Stroll, Palmer, Ericsson, Magnussen, Ocon, Giovinazzi, Vandoorne, todos al fondo. Unos por inexperiencia y la dificultad de estos monoplazas, otros porque no deberían de estar ahí. Salvó los muebles Ocón, que llegó hasta la décima plaza. Que pudo ser novena si hubiera mantenido a raya a Hulkenberg cuando pasó a Alonso. Pero ese adelantamiento se convirtió en un tres en fondo en el que el de Renault se llevó el gato al agua.
Problemas para Red Bull que tiene que afinar todavía, también Renault. Ricciardo vivió un duro fin de semana. A su error de la ‘qualy’ se unieron varios problemas en la carrera que le llevaron al abandono.
En Williams estarán contentos con el sexto de Massa pero parece un coche desaprovechado por la pareja que tienen. Y los Renault estuvieron por debajo de lo previsto. En cualquier caso, Albert Park, dada su naturaleza semi urbana, no es un sitio para sacar conclusiones. En China tendremos una foto más clara.
Se confirma, eso sí, que las gomas son mucho más consistentes y duraderas. Lo que permite ir a una parada. La salida y la parada, como esas diez vueltas, van a ser claves.
China nos traerá el segundo episodio del campeonato. Mercedes de qué preocuparse. Primera vez desde 2013 que no lideran el campeonato. Ferrari celebrará a lo bestia, desde septiembre de 2015 en Singapur no ganaban, pero deben reagrupar y seguir en la línea que han marcado. Mucho que dirimir en Shanghai. También si algunos miden su soberbia o si está no cambia de barrio.
LA SOBERBIA
Mercedes, más por azar que por acierto de Ferrari, salió derrotada de Albert Park. Su soberbia quedó patente en el momento de parar, siguiendo el patrón de 2016, y en las reacciones de Toto Wolf y Hamilton ante la certeza de la victoria que escapaba volando a lomos del coche rojo de Vettel.

SONIDOS EXTRAÑOS

Jueves, Diciembre 29th, 2016
Los que hayáis ido a la F1 en estos años pasados, GP o test, quizá viérais u os llamara la atención ver a unos señores, ingenieros de un equipo, armados con un micrófono y un dispositivo de grabación.
Lo que hacían es grabar el sonido de los motores rivales para estudiar su comportamiento e intentar dilucidar así que escondía cada uno de ellos en el corazón de su bestia.
SILENCIO
Estudiando esas frecuencias provinientes de uno de los motores había algo extraño cuando aquel estaba bajo una compresión muy alta. El sonido no era el habitual que el que había a compresiones más bajas.
Gracias a ese análisis descubrieron parte del secreto del motor espiado. A ciertas compresiones, ese motor funcionaba como un diesel. O lo que es lo mismo, a esos niveles altos de compresión, el fabricante en cuestión había conseguido que la mezcla gasolina-aire, se inflamara sin necesidad de la chispa de la bujía. De ahí esa frecuencia distinta del sonido.
Esto unido al Turbulent Jet Injeccion que supone inflamar una parte muy pequeña del combustible en una precámara e inyectarla mientras está inflamada en la camara de combustión principal.
PROTOTIPOS
Hurgando por ahí hay prototipos de motores tipo diesel, explosión por compresión con gasoleo, para gasolina.
Como no puedo, porque no tengo los conocimientos mínimos para explicarlo como Dios manda, explayarme en una clase de mecánica. En líneas generales esto es lo que supone lograr lo que hace un motor diesel con el gasoleo en un motor de gasolina.
A ciertas compresiones, mayores de 1:12 (otras fuentes hablan de 1:15), se consigue una eficiencia un 30% mayor que con el motor convencional de gasolina y su chispa desde la bujía.
La temperatura que se alcanza con la ignición de la mezcla es bastante menor y no genera caídas en la entrega de potencia.
El principal problema es controlar el momento en que se puede preparar la mezcla, dependiendo de la temperatura y la presión. La electrónica debe monitorizar esas condiciones de compresión del cilindro, presión y temperatura del combustible, la cantidad de mezcla con el aire que necesita y varios parámetros más(como los gases que se reintroducen de anteriores combustiones para lograr la temperatura necesitada) y que complican sobre manera el proceso.
Para todo esto es clave que el combustible sea muy avanzado. Que tenga diferentes niveles de auto-ignición para que interactue con diferentes zonas de temperatura dentro de la cámara de combustión y lograr un aumento de potencia haciendo estallar la mezcla de la manera más eficiente posible. Lo que hace vital que la simbiosis con una compañía puntera de los combustibles sea muy estrecha,
Si todo este sistema pertenece sólo a la precámara o no, no está claro. Todo indica que no. Pero que deja claro el nivel de innovación que implica la F1, no hay lugar a la más mínima duda.
Aquellos ‘espías’ eran de Renault. Y el motor que ‘escuchaban’ era el de Mercedes. Si lo que ha conseguido la marca francesa es que su motor funcione a menos compresión aún, será más eficiente en un mayor rango de uso. Pero que nadie olvide que Mercedes tenía mucha ventaja. Cuantificada alrededor de un 25% en ciertos momentos. No sólo a alta compresión, si no a media también. Y es que todo sonido siempre cuenta algo cuando se le escucha.

Los que hayáis ido a la F1 en estos años pasados, GP o test, quizá viérais u os llamara la atención ver a unos señores, ingenieros de un equipo, armados con un micrófono y un dispositivo de grabación.

(más…)

APUNTES DE ABU DHABI 2016

Lunes, Noviembre 28th, 2016

TORTURA

No le quedaba otra a Lewis Hamilton que intentar que otros rivales se interpusieran entre él y Rosberg. Con ello llevó a una situación de tensión a Nico, que el alemán manejó bien pero le agotó.

(más…)

GP DE BRASIL 2016

Lunes, Noviembre 14th, 2016

A PESAR
A pesar de la inutilidad de las gomas Pirelli, atacadas ya sin rubor por los pilotos. A pesar de que la lluvia no cesó en ningún momento. A pesar de los miedos a un accidente grave. A pesar de todo y tras 3 horas, vivimos un GP que dejó un gran sabor de boca.
No evacúan agua. Si ruedan detrás del safety-car no cogen temperatura. Son incapaces de evacuar la cantidad de agua necesaria para limitar los riesgos del ‘aquaplaning’. Y, por fin, los pilotos soltaron estopa contra ellas. Sí, las gomas de Pirelli.
Las previsiones eran de agua durante todo el domingo, intensificando su intensidad en momentos cerca de la hora de la salida y durante la carrera. El miedo a una salida tras el safety era lógico y normal. Pero un rayo de esperanza cruzó por el circuito cuando dos horas antes, Charlie Whiting expresó su deseo y convencimiento de que, si las cosas seguían igual, se podría partir desde la parrilla en parado. Una salida normal, para entendernos.
ENTORPECIENDO
Sin embargo las previsiones se iban cumpliendo y la lluvia arreció cuando el semáforo se puso verde para que los coches fueran circulando a la parrilla. Las condiciones eran complicadas. Y más aún se complicaron cuando Grosjean se estampó contra el muro camino de ella.
Que había voluntad desde Dirección de carrera de que todo fuera normalmente quedó fuera de toda duda. Se retasó la salida 10 minutos. Pero la lluvia volvió a arreciar y se tomó la decisión de salir tras el Safety.
Lo que otras veces había ayudado a que la pista mejorara, en Brasil empeoró las cosas. Al no parar de llover, al llevar un ritmo que hacía imposible calentar las gomas, y al seguir sufriendo los coches aquaplaning en varias curvas, no estaba muy claro cuando empezar. Los mensajes contradictorios de los pilotos, unos decían que estaba para correr y otros que no, entorpecieron y retrasaron la decisión de mandar al safety a boxes.
MOSCA COJONERA
Verstappen en estas primeras vueltas se dedicó a buscar el agarre por cada rincón del circuito. Bien porque al encontrarlo iba más rápido en alguna zona, o bien porque quería intimidar a Raikkonen, lo cierto es que el holandés se emparejaba con el de Ferrari, tan pronto por la derecha como por la izquierda y casi nunca siguiendo la procesión. Al comienzo de la vuelta 8 se lanzó la carrera. En la primera frenada Max pasaba a Raikkonen.
Una de las dudas que flotaban en el ambiente, era el ‘crossover’ de las gomas. El momento en que el rendimiento y el tiempo por vuelta de los neumáticos de agua se iguala con los intermedios. Magnussen, por ejemplo, paró tras una vuelta. Íbamos a saber pronto las diferencias entre una y otra goma. Pronto los Williams y Alonso, entre otros montaron los intermedios. Las referencias iban a ser copiosas. Y tras dos vueltas las intermedias, en ritmo y tiempo por vuelta, estaban ahí. Pero no en el ‘feeling’ y el rendimiento con los charcos. En la subida hasta meta los trallazos eran de órdago. Si con las extremas los sustos existían, con las intermedias era dramático.
En la vuelta 12 Ericcson se estrellaba en la recta de meta. Siete largas vueltas pasaron hasta que se retiró el Sauber y se limpió la pista. En ese tiempo las gomas se enfriaron, como los frenos. Verstappen, tras haber parado para poner intermedios, estaba de nuevo detrás de Raikkonen. Bien porque pusiera nervioso al finlandés, bien porque Kimi estuviera resuelto a defenderse mejor, llegó la catástrofe para el de Ferrari.
BANDERA ROJA
Kimi se salió un poquito fuera de línea. Lo suficiente para perder el control y estrellarse, para luego cruzar la pista meintras sus perseguidores le pasaban y evitaban, algunos por los pelos.
Lo ocurrido, remarca algo que venimos muchos diciendo desde hace tiempo. Que es más peligrosa, si de eso se trata, de evitar peligros, una salida lanzada, con agua, que en parado. Al hilo de esto hay que recordar que para el año que viene cambia el sistema. Tras unas vueltas tras el safety, la salida se dará en parado.
Volviendo a la carrera, todos se prepararon para volver a pista una vez retirado el Ferrari y limpiada la recta. Por reglamentación, obligados a montar ruedas extremas de agua. Todos aquellos que habían cambiado, aparte de no haber ganado gran cosa en el movimiento, regresaban a la goma ideal para la carrera. Pero la lluvia seguía arreciando cuando volvieron a pista. Tras siete vueltas la sorpresa. Cierto es que eran mayoría los pilotos que decían que estab la pista peor. Pero Whiting volvió a sacar la bandera roja.
Todo tiene explicación, incluso las decisiones de dirección de carrera. En este caso, y para que el tiempo de dos horas de carrera no se agotara con los coches parados en boxes, se sacó la bandera roja. Eso daba un margen de 4 horas, desde el comienzo de la carrera, para completar el total.
Esto provocó la ira de los espectadores, a un lado y a otro de la pantalla. En el circuito la pitada fue monumental. Todos tenemos claro que la F1 debe de mejorar en comunicación. En este caso no hay duda. No se hizo llegar a los espectadores la causa.
Además, había otro temor. Para conseguir que al carrera puntuara totalmente, hacían falta completar 54 vueltas.
LLOVIZNA
El chaparrón fuerte duraría un cuarto de hora. Y antes de otro de intensidad grande, habría un periodo de tregua con llovizna. Eso es todo lo que hacía falta. Unas vueltas sin llover mucho para que las gomas cogieran temperatura y andando.
Hamilton, Rosberg, Verstappen, Pérez, Sainz, Nasr, Ricciardo, Ocon, Wehrlein, Alonso, Bottas, Magnussen, Button, Vettel, Hülkenberg, Massa, Gutiérrez and Kvyat volvieron en ese orden a la pista y tras dos vueltas el Safety se marchó.
De nuevo Hamilton no tuvo problemas para abrir hueco con Rosberg. Y el alemán cayó en las garras de Verstappen sufriendo una pasada por fuera en la 4. Pero una cosa es Rosberg y otra Hamilton. Lewis vio como en las dos siguientes vueltas Verstappen se acercaba. Pero en la tercera le mandó un mensaje claro, ‘vamos a no hacernos daño’. Unas vueltas después Verstappen cortó al respiración de todos, incluida la suya propia, tras cometer un trompo y salvar el choque contra las protecciones. Era la vuelta 37, Rosberg en la 44 casi estampa su Mercedes. Los sustos seguían en la recta de meta y Massa no pudo evitar en la 47 que el susto fuera definitivo. Triste adiós con su público el de Felipe. Que, a resultas de la salida del safety que se mantuvo por 6 vueltas, recibió un homenaje espontaneo del pit-lane. La presencia de su mujer y su hijo ya se me hizo excesiva y alta en azúcar. En plena carrera y por muy cerrado que estuviera el pit-lane, no entiendo muy bien todo esto. Pero bueno.
COMPLETA
Cuando se relanzó de nuevo la carrera, era la vuelta 55. Ya puntuaría completa. Hamilton de nuevo sin problemas con Rosberg, Pérez que hizo de Verstappen pero no inquietó al líder del mundial. Sainz en una asombrosa cuarta posición. Detrás Vettel, un sorprendente Nasr, Hulkenberg, Ocon y Alonso. Los Red Bull pagaron de nuevo sus experimentos y tuvieron que parar, 11º y 14º.
Con gomas más frescas que el resto, se pusieron a escalar posiciones. Quedaban 16 giros por delante.
Verstappen rápidamente se quitó de en medio a tres coches. Poco después a Ricciardo. Kvyat y Ocon en rápida sucesión. Sus poco ortodoxas líneas y sus gomas, más su arrojo, no dejaban prisioneros. Pasó a Nasr en las eses y ya era 7º. Tenía por delante a Hulkenberg que a su vez estaba cogiendo a Vettel que no podía acercarse a Sainz que seguía haciendo un carrerón. En la 65 MAx pasaba a Hulkenberg justo cuando Vettel se echaba encima de Sainz que empezaba a sufrir con sus gomas.
Verstappen cogió a Vettel y eso dio un respiro a Sainz. Max acosó a Seb y se decidió a pasarlo por fuera en la entrada a meta, pero en Junçao se lo pensó mejor y se fue al interior. Vettel estaba vendido. Pero aún así Verstappen no pudo evitar dejarle la firma estampada llevándole fuera de pista. Al contrario que Rosberg, con una naturalidad sibilina. El podio estaba cerca.
El siguiente en caer fue Sainz y puso la guinda en la última vuelta pasando a Pérez para subir al podio.
EN SUS MANOS
Hamilton, ajeno al movimiento, cubrió sus vueltas sin contratiempos completando una gran carrera. Rosberg, favorecido por los experimentos de Red Bull, completaba el doblete y se queda con una situación cómoda de cara a Abu Dhabi. Le vale con ser 3º.
Pérez terminaba 4º en una gran carrera con Vettel 5º. El alemán se deshacía de Sainz. Que completaba su mejor carrera desde que está en la F1 y que, de nuevo, le asienta muy arriba en el escalafón de pilotos.
Lo que no se vio es la otra gran remontada que hubo. Y esa la protagonizó Alonso. Tras el trompo cayó a la 17ª plaza. Era la vuelta 56. En la 60 ya había ganado 5 plazas. En las tres últimas pasó a Kvyat, con el coche tocado, y a Ocon para entrar en los puntos. Por cierto, con un coche que debió ser un perro todo el GP. Button no fue capaz de meterle en cintura, yendo bien en agua como va Jenson, y Alonso sufrió de lo lindo con él. Pero atacó y atacó hasta sacar ese punto. No acertaron desde el muro con la decisión de montar intermedios tan pronto. Pero merecía la pena el riesgo.
Hamilton, Sainz, Verstappen, Ricciardo, Nasr y Alonso pusieron la salsa en una carrera que, en cualquier caso, siguió el patrón imperante en 2016. Mercedes y luego el resto.
Sí, Red Bull podría haber ganado la carera. Esta vez el riesgo no tuvo recompensa.
Lo que comenzaba y tenía una parte media preocupante, acababa con gran espectáculo y acción. Hay que reconocer que Whiting movió muy bien sus piezas. Y eso que tras el accidente de Raikkonen más de una voz ya clamaba por parar la carrera. No debería hacer falta recordar que esto es F1. Hubo carrera, y una buena, a pesar de todo.

A PESAR

A pesar de la inutilidad de las gomas de Pirelli, atacadas ya sin rubor por los pilotos. A pesar de que la lluvia no cesó en ningún momento. A pesar de los miedos a un accidente grave. A pesar de todo y tras 3 horas, vivimos un GP que dejó un gran sabor de boca.

(más…)