APUNTES DE AUSTRIA 2019

BENDITO ERROR
Que un error en la salida sea la piedra sobre la que construir una victoria memorable, hizo del GP austriaco un clásico a recordar.
El fuerte calor en las montañas de Styria convirtió el asfalto y la temperatura en el Red Bull Ring en un infierno. Para mayor perjuicio de Mercedes que sufrieron una barbaridad con la refrigeración. Pero al fin y al cabo son Mercedes. Eso pensaron en Ferrari que no hizo otra cosa que centrarse en ellos y, grave error, reaccionar a lo que hizo el equipo alemán.
La pole de Leclerc era relativamente lógica. El motor italiano tira y un problema de Vettel le dejó fuera de la Q3. Que Verstappen batiera a ambos Mercedes, debería de haber puesto el foco en él, pero un error en la salida le sacó de la ecuación por la victoria. O eso pareció.
VIGILANDO
Con la goma blanda y en cabeza, desde Ferrari fueron cuidando el primer relevo de Leclerc. Bottas no podía acercarse porque sus temperaturas se disparaban. Al igual que Hamilton no podía acercarse a su compañero. La idea en Ferrari era ir lo más largo posible, lógico, hasta parar entre la vuelta 25 y la 30. En ese cuidado del ritmo de Charles, no se dieron cuenta de que los Mercedes bastante tenían con seguir el trote cochinero que se había impuesto Ferrari en su coche líder.
Mientras Vettel se acercaba a los Mercedes con más ritmo. Era la vuelta 20ª y en el equipo alemán sonaron las alarmas. En la 21º pararon a Bottas para cubrirle. En la siguiente lo hizo Vettel. Y aquí se dio uno de los casos más alucinantes de la alienación a la que nos somete la electrónica. Por la radio se dio el aviso de la parada de Vettel. Pero ese aviso sólo llegó a la mitad de los mecánicos. Cuando Sebastian llegó para hacer su parada, faltaban dos neumáticos. Un simple giro de cabeza, tras dar la orden desde el muro para ver si estaba todo en orden, hubiera valido. Pero no. Un desastre. Pero eso no fue lo peor.
INICIATIVA
Ferrari no siguió su plan preestablecido con Leclerc. Y cuando Bottas paró, y se produjo el desastre con Vettel, llamó a Leclerc al menos 5 vueltas antes de las pensadas. Los tiempos de Charles eran consistentes y sólo había sumado 1 décima a sus tiempos por vuelta practicamemte.  1m09,2 en la 18, 1m09,4 en la 19, 1m09,5 en la 20, 1m09,6 en la 21 y a parar. Gravísimo error teniendo casi 5 segundos de ventaja para esperar y ver. Pero la sombra de Mercedes es alargada y en Ferrari reaccionaron a lo que hizo el equipo alemán en vez de seguir con su plan.
Casi 50 vueltas por delante para Leclerc con Bottas a la misma distancia. La tranquilidad volvió al muro italiano. En la vuelta 30 paraba Hamilton al que habían dejado en en pista. Pero su parada no se produjo porque estuviera programada, sino porque se salió y dañó su alerón delantero. Verstappen paraba a la siguiente vuelta y le pasaba. Max se había quitado un buen estorbo de enmedio.
¡SORPRESA!
Max volvía a pista con 39 vueltas y a poco menos de 13 segundos de la cabeza. ¿Qué había pasado? Que el ritmo cansino de Ferrari y la vigilancia a Mercedes, les impidió ver la amenaza real en la que se había convertido Max Verstappen. En 12 vueltas, las que tardó en cazar a Vettel, recortó hasta 7,5 segundos. Quedaban poco más de 20. La remontada iba a todo lo que daba, con Honda desplegando todo lo que tenía el motor. Al igual que Ferrari.
Mientras por detrás otro piloto también remontaba de manera quirúrgica, precisa, perfecta. Carlos Sainz aguantó hasta la vuelta 41 en pista. Al volver cayó detrás de Stroll, Hulkenberg, Pérez. Además se le acercaba Leclerc, por lo que debía de pasar antes de verse envuelto en los líos de tener que dejar pasar. Y lo hizo perfecto. Sainz en 10 vueltas ganó 6 posiciones para acabar 8º tras dañarse su alerón al final y no poder pasar a Gasly. Una actuación de esas que pasan inadvertidas pero que analizada, pone a Sainz en un nivel altísimo.
LA NORMA WHITING
Tras pasar a Vettel, que paró después, Max se fue a por Bottas. El finlandés estaba a menos de 4 segundos. En 6 vueltas le cazó y pasó. Quince vueltas quedaban para meta y menos de 6 segundos. Mientras Leclerc rodaba en 1m08 bajo, Max lo hacía en 1m07 altos. En 10 vueltas le quitaba 5 segundos y se metía en rango de DRS.
Restaban 6 giros. Los dos motores dándolo todo. Max se empareja con Leclerc y hacen la 3 y la 4 en paralelo. Leclerc sale victorioso. Max recarga una vuelta y se vuelve a lanzar al ataque y de nuevo Leclerc le mantiene a raya. Pero las gomas del Ferrari están al límite. La temprana parada mirando a Mercedes les impidió ver que el enemigo era Verstappen. Y entonces llegó la maniobra amparada por la ‘Norma Whiting’.
El coche que tiene ganado el vértice de la curva, tiene el derecho de alargar su trazada y empujar al coche rival fuera de pista. Verstappen hizo una frenada antológica en la 3. Leclerc tuvo que dejarle algo de espacio para darse salida y tener algo más de tracción en sus gomas. Si hubiera cerrado totalmente el interior, su salida de la curva habría sido muy lenta. Verstappen aprovechó que estaba casi imperceptiblemente por delante para alargar su trazada, tocarse con Leclerc que rehusó salirse de pista y adelantar al monegasco para ganar la carrera.
El bendito error en la salida le sacó del radar de la carrera. Cuando en Ferrari se dieron cuenta era tarde. Hace mucho tiempo pregunté: ¿Por qué un piloto seguía tirando como un demonio cuando quedaban tres vueltas y tenía mucha ventaja? La respuesta fue clara. Porque nunca sabes qué puede pasar en las carreras. Si a Leclerc le hubieran permitido un mejor ritmo en el primer relevo, habría distanciado a Max lo suficiente para no verse atacado a final de carrera. Aunque el error más gordo fue no seguir con su plan y parar a Leclerc más tarde. Todo por no comportarse como lo que deberían ser, un equipo grande.
¿Te gustó? Compártelo:

Tags: , , , , ,

3 Responses to “APUNTES DE AUSTRIA 2019”

  1. Jaime dice:

    Da gusto aprender de quien tiene conocimientos y sabe transmitirlos.
    Muchas gracias.

  2. Charly dice:

    Hungría 2003. Alonso con más de 15 segundos sobre Raikkonen. Estaba retransmitiendo la carrera con Manuel Roda padre y le hice esa pregunta. Me dijo que si surgía un problema tenías más tiempo de colchón para salvarlo.

  3. Jaime dice:

    Muchas gracias por tus entradas, maestro.
    Por curiosidad, ¿nos podría aclarar la anécdota de ese líder tirando como un demonio?

Leave a Reply