Bendita velocidad que nos mantiene cautivos para darnos la libertad
gpcast
  • GPCast
gpcast
  • GPCast
PERFIL

Nací en Madrid y con 9 años me estrené en un Rallye RACE de España en un tramo forestal entre Hoyo de Pinares y Cebreros.

Con la F1 en el Jarama en 1974.

Desde muy pronto haciendo radio y colaborando como redactor y fotógrafo en varios medios.

En los 2000 varias colaboraciones, redactor en Grand Prix International, comentarista F1 en COPE y de Motorsport en MARCA TV.

Espero que lo disfruteis.

Charly

Calendario
Julio 2017
L M X J V S D
« Jun    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  
Archivos

LA INTERVENCIÓN

La FIA ha decidido, a instancias y deseos de su Presidente Jean Todt, entrar a rearbitrar la lamentable maniobra realizada por Vettel contra Hamilton en el pasado GP azerí.


No es extraño, lo que no quiere decir que sea habitual, que la FIA entre de oficio a rearbitrar una acción a posteriori. Antes de acabar la carrera en Bakú, Jean Todt estaba que echaba humo. Él, que invierte la mayoría de su esfuerzo en esas campañas de la FIA. Y que ha sonado para un puesto en la ONU relacionado con el asunto, veía como una maniobra macarra de uno de los pilotos punteros de la F1, le tiraba el trabajo por el suelo en un momento.

EJEMPLO

Estoy de acuerdo en que un deportista no tiene por qué ser ejemplo de nada fuera de su profesión. Vettel fuera de los circuitos puede hacer lo que quiera. Otra cosa es que en esta época mercantilizada y en que la imagen es vital, interese hacer según qué cosas.

Pero en la pista sí deben ser un ejemplo. Porque un cuatro veces campeón del mundo, independientemente de su carisma, es un ídolo para grandes y chicos. Y esos que le siguen a ciegas, han visto que se pueden salir con la suya, tomándose la justicia por su mano sin que les pase gran cosa.

Porque mañana en una de las decenas de carreras de karting, un chaval, o un tipo talludito puede decidir tomarse la revancha con un rival. Cuando el Director de Carrera le quiera sancionar, le pueden decir que a él sí que le sanciona porque no es Vettel. Generando un conflicto y desarmando en parte al máximo responsable de la prueba.

El mensaje es que: Como es Vettel, y van unas cuantas, se va de rositas. El problema está en que se sigue castigando la consecuencia y no la acción.

DISREPUTE

La palabrita se las trae. Pero es mágica. Esa palabra traducida sería algo así como: mala fama. Es la llave que permite a la FIA rearbitrar. Entrar de oficio y abrir una investigación. Independientemente de la sanción aplicada por los comisarios en la carrera, la FIA puede, basándose en lo ocurrido, entrar por su cuenta y como máximo organismo. Porque considera que una acción, maniobra, declaración, ha generado mala fama a la categoría.

El enfado monumental de Jean Todt el domingo provocó que, el próximo lunes, se abra una vista para estudiar el incidente. Sobre todo tras la polémica generada, no sólo por la maniobra de Vettel, como de la sanción aplicada al piloto alemán. A muchas luces mínima o pequeña.

Remarcar aquí que aunque Vettel hubiera sido excluido del GP con una bandera negra, la FIA podría haber seguido entrando de oficio, apoyada en la palabrita ‘disrepute’, y añadirle una sanción más dura y una multa económica por ejemplo.

PROS:

  • El simple hecho de que la FIA entre de oficio no es malo. A pesar de muchas voces que claman que rearbitrar no es bueno y que le quita autoridad a los comisarios. Creo que no sólo no se les quita dicha autoridad, si no que les da tranquilidad para sancionar sabiendo que siempre hay un respaldo. Otra cosa es que en este caso los comisarios se vieron desbordados, y encima lo reconocieran, lo que les dejó en una situación complicada. Veremos de qué manera sale Whiting de todo esto.
  • Si Vettel es sancionado más duramente, el mensaje del domingo cambiará radicalmente. Ya no saldrá gratis tomarse la justicia por la mano propia.
  • Renovará el poder de la FIA como organismo judicial y sancionador.
  • Y, creo, devolverá mucha de la credibilidad perdida.

CONTRAS:

  • Lo primero es que cualquier sanción que se le aplique a Vettel creará polémica. Si es económica porque no le afecta a la parte deportiva. Y si afecta a la parte deportiva, chocará de frente con los intereses de Liberty que puede ver como el interés del campeonato decrece.
  • La posible reacción de Ferrari. Sí, no son los tiempos del ‘Commendatore’ pero ojo que ya llevan de víctimas todo el año. Y veo a Arrivabene capaz de amenazar con dejar los coches en casa de cara al GP de Austria para presionar.
  • Que cualquier resolución que se tome va a ser utilizada como arma arrojadiza y hay elecciones a la FIA este año.

Personalmente, y hasta donde sé, Vettel va a recibir una sanción mayor que la que cumplió en Bakú. Que a pesar de los deseos de Jean Todt de que sea ejemplar, va a ser dura pero asumible. Probablemente le excluyan de la carrera de Bakú, perdiendo los puntos. También podrían mantener los resultados del GP azerí y no dejarle correr en Austria. Más una sanción económica importante Independientemente de lo demás. Que será destinada a los proyectos del señor presidente y su campaña por la Seguridad Vial. Además de colaboraciones del propio Vettel en dicha campaña. Para romper esquemas y limpiar su imagen. Que no le va a venir mal.

Esto es lo que tiene ser piloto de F1. Todo se magnifica, bueno o malo. La FIA tiene un caso claro. La cuestión no es si van a sancionar a Vettel. La cuestión es: ¿Cual será la sanción? Porque no tengo la más mínima duda de que le van a empuraren está intervención. Liberty aguanta la respiración, como en Ferrari y, en general, toda la F1

¿Te gustó? Compártelo:

Tags: , , , ,

Leave a Reply