Bendita velocidad que nos mantiene cautivos para darnos la libertad
gpcast
  • GPCast
gpcast
  • GPCast
PERFIL

Nací en Madrid y con 9 años me estrené en un Rallye RACE de España en un tramo forestal entre Hoyo de Pinares y Cebreros.

Con la F1 en el Jarama en 1974.

Desde muy pronto haciendo radio y colaborando como redactor y fotógrafo en varios medios.

En los 2000 varias colaboraciones, redactor en Grand Prix International, comentarista F1 en COPE y de Motorsport en MARCA TV.

Espero que lo disfruteis.

Charly

Calendario
Noviembre 2017
L M X J V S D
« Oct    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
Archivos

APUNTES DE BAHREIN

OPORTUNOS
Dos individuos, importantes, hicieron acto de presencia en Bahrein. Uno es de los más habituales, Ecclestone, y el otro no tanto o casi nada, Montezemolo. Parecía una estrategia bien montada. Pero la realidad, tozuda y perra muchas veces, se les echó encima dejándolos en un ridículo de campeonato y con las verguenzas, digamos culo, más que al aire.
Pero, afortunádamente, hay que centrarse en la gran carrera que vivimos ayer por primera vez bajo los focos de Sakhir. Una carrera que amenazaba con ser poco vistosa y con poco movimiento en la general, se transformó para darnos un GP que será recordado por mucho tiempo. Aunque algunos quisieron ver una orden de equipo en el mensaje recibido por los dos pilotos de Mercedes durante el Safety, llevad el coche a meta, las vueltas que siguieron a la marcha del Safety fueron eléctricas. Pero vamos primero con lo importante antes de que Maldonado, una vez más y van…, se llevara por delante a Gutierrez y le pusiera en órbita.
Hamilton le ganó la salida a Rosberg. Pero el alemán se mantuvo sin problemas a cola del británico hasta que 3 vueltas antes de la 19, se lanzó a por él. ¿Por qué? Probablemente porque el que estuviera en cabeza en esa vuelta 19 tendría la prioridad para parar antes. Hamilton resistió y paró antes. Rosberg se mantuvo en pista dos vueltas más y al volver estaba lejos de Lewis. Pero aquí nos encontramos con un juego táctico interesante. Hamilton con blandas, Rosberg con medias. El británico tenía que abrir hueco mientras Rosberg tenía que intentar que no se le fuera demasiado el caballo. Y creo que con menos de 10 segundos cuando Maldonado confundió el Destruction Derby con el GP, era una diferencia a priori favorable para el alemán.
FRENESÍ
Lo que ocurrió una vez que el Safety dejó la pista libre, fue un frenesí de ataques, contraataques, maniobras al límite que nos levantó a todos de nuestros asientos. Rosberg con blandas tenía algo de ventaja sobre un Hamilton que tenía las medias. Fueron unas vueltas a cuchillo pero con el mensaje desde el muro resonando en los oídos de los pilotos. Lucharon al límite, se atacaron y defendieron y Rosberg tuvo que rendirse al perder goma en sus neumáticos traseros y quedarse sin tracción. Ahí acabó el Gp en cuanto a la lucha por la victoria. Nos recordaba @adamcooperf1 una anécdota que Hamilton ha contado alguna vez de cuando eran niños. Tanto Hamilton como Rosberg han compartido equipo muchas veces desde el karting. Lewis recordaba una carrera en la que Nico estuvo por delante y al final le pasó para ‘birlarle’ la victoria. El británico expresó su miedo a que Rosberg se la hubiera devuelto ayer en Bahrein.
Lo que nos permitió la lucha entre los Mercedes, fue ver la diferencia entre ellos y el resto. Abismal es poco. Sin Safety no sé si habrían llegado a doblar a casi toda la parrilla.
Pero no sólo la lucha por la victoria estuvo caliente. Por el podio y el resto de posiciones hubo lucha. Y como se esperaba los motores Mercedes fueron los protagonistas. Las más que buenas sensaciones que dejaron los Force India en pretemporada se vieron confirmadas. Qué duro debe ser para Hulkenberg, baluarte del equipo en la dos primeras carreras, perder la oportunidad de lograr el podio al ser batido por su compañero Pérez. Checo, que hizo una de las mejores simulaciones de carrera en el último test de pretemporada, no dejó escapar la oportunidad y recuperó el instinto depredador que demostró hace dos temporadas, y que pareció perder en McLaren, y se izó hasta el podio con una carrera soberbia.
Y si buena había sido la pretemporada en Bahrein de Force India, por primera vez en el podio desde el 2009, todo lo contrario fue la de Red Bull.
Y sin embargo Ricciardo estuvo a punto de repetir el podio de Australia. Batió a Hulkenberg y quizá con una vuelta más podría haber dado cuenta de Pérez. En cualquier caso Daniel, ajeno a otras cosas, batió a Vettel y dejó muchas dudas y posibles problemas en el equipo, benditos problemas pensará más de uno, sobre futuros GP.
Vettel está incómodo, mucho. Su error el sábado, el coche le cazó en un trallazo, se juntó con sus problemas en carrera. Tuvo que dejar pasar a Ricciardo, más o menos, y acabó detrás de él. Todo lo incómodo que se ve al campeón alemán, es comodidad en el australiano. Que está siendo capaz de llevar al Red Bull lo más arriba posible. De hasta dóde pueda llegar y sus futuras luchas con Vettel, estarán los próximos GP llenos.
WILLIAMS
Después de Ferrari seguramente sea la mayor decepción del GP. Si buena fue la pretemporada de Force India, no menos buena había sido la de Williams. Las sensaciones que vivimos en Bahrein se confirmaron. Y Williams estuvo ahí pero no fue capaz de capitalizarlo en puntos. Probablemente en un mundo ideal su puesto sería el que ocupó Red Bull. Pero ya se sabe, camarón que se duerme, se lo lleva la corriente. Digamos lo mismo para McLaren que, entre rumores de que el chasis es malo de solemnidad, no es capaz de sacar la ventaja que le da el motor Mercedes. Si unimos a ello su paso a propulsor Honda y que, presumiblemente, Mercedes no se va a volcar lo más mínimo con ellos, el futuro de la temporada no es muy halagüeño. Qué lejos parecen quedar aquellos podios de Australia.
DESASTRE
Todos estos dimes y diretes se quedan en nada ante el desastre de Ferrari. Cuando la gente que sigue la F1 de una manera más tangencial, más de paso, te pregunta: “¿Cómo puede un Renault ganar a un Ferrari?” Pocos argumentos sencillos puedes utilizar. Siempre puedes decir que es F1, que no han dado con la tecla, etc. Pero lo que le queda al aficionado puntual, y al que no lo es tanto, es que coches, en teoría, inferiores a Ferrari les quitan las pegatinas.
Como equipo está muy bien el arropar al piloto más débil y centrarse en llevarle alguna mejora para que se acople mejor al monoplaza. Pero en ese proceso se olvidan del piloto que saca las castañas del fuego. Para al final, no lograr nada. Ni Alonso puede hacer mucho más, ni Kimi mejora sustancialmente. Resultado: Desastre absoluto.
La lamentable imagen de Montezemolo abandonando el circuito antes de acabar la carrera tiene mucho de gráfico. El ocaso del capo y, por ende, del equipo que fue el más grande de la F1 en algunas de sus épocas y , sí, el único que está desde el principio.
No se atisba una mejora cercana por más que sigan torticeramente vendiendo que en no sé dónde llegarán no sé qué mejoras. Ese mentir con tanta desfachatez, viendo las evoluciones de los últimos años, ese reirse de sus aficionados, y de los aficionados a sus pilotos, es lamentable. Pero ellos se lo permiten. Yo no. Vergüenza es poco para l oque uno siente de ese equipillo lleno de nombres que parece que van allí a vegetar. Menos chianti y más curranti. Porca miseria.
Y para acabar, y ahondando en el ridículo de Montezemolo, el oportunismo. Todo el ruido que montaron durante la mañana del GP él y Ecclestone se quedó en nada ante la carrera que vivimos. Montezemolo haría muy bien en preocuparse por limpiar la mucha mierda que tiene en su casa antes de limpiar la de la F1. De la que recibe más que nadie y que su marca, otra cosa es uno de sus pilotos, tan poco hace por ella.
Y Ecclestone, que habló de oídas del sonido de los motores, también se llevó un revolcón mayúsculo.
Las amenazas de escisión, de montar una GP1 no son más que pataletas. No digo que no lo pudiera hacer. Pero creo que toda la corriente a favor que hubo en su día contra la FIA y Mosley, no existe lo más mínimo hoy contra Jean Todt.
Mal sitio eligieron Luca y Bernie para soltar su propaganda inmunda por la boca como Bahrein. Ellos, que casi es imposible que den entrevistas, hablaban hasta a los chupachuses. Patético. La previsión era de una carrera quizá no muy vistosa, los focos y la realidad se encargaron de ponerles los dientes en la nuca del puñetazo que les propinó. Pocas veces me he reído tanto con un ‘zasca’. Aunque los efectos colaterales, actuales en Ferrari y futuros quizá en la F1, no sean para reirse tanto. ¡Oportunos! ¡ja!

OPORTUNOS

Dos individuos, importantes, hicieron acto de presencia en Bahrein. Uno es de los más habituales, Ecclestone, y el otro no tanto o casi nada, Montezemolo. Parecía una estrategia bien montada. Pero la realidad, tozuda y perra muchas veces, se les echó encima dejándolos en un ridículo de campeonato y con las verguenzas, digamos culo, más que al aire.

Pero, afortunádamente, hay que centrarse en la gran carrera que vivimos ayer por primera vez bajo los focos de Sakhir. Una carrera que amenazaba con ser no muy vistosa y con poco movimiento en la general, se transformó para darnos un GP que será recordado por mucho tiempo. Aunque algunos quisieron ver una orden de equipo en el mensaje recibido por los dos pilotos de Mercedes durante el Safety, llevad el coche a meta, las vueltas que siguieron a la marcha del Safety fueron eléctricas. Pero vamos primero con lo importante antes de que Maldonado, una vez más y van…, se llevara por delante a Gutiérrez y le pusiera en órbita.

Hamilton le ganó la salida a Rosberg. Pero el alemán se mantuvo sin problemas a cola del británico hasta que 3 vueltas antes de la 19, se lanzó a por él. ¿Por qué? Probablemente porque el que estuviera en cabeza en esa vuelta 19 tendría la prioridad para parar antes. Hamilton resistió y paró antes. Rosberg se mantuvo en pista dos vueltas más y al volver estaba lejos de Lewis. Pero aquí nos encontramos con un juego táctico interesante. Hamilton con blandas, Rosberg con medias. El británico tenía que abrir hueco mientras Rosberg tenía que intentar que no se le fuera demasiado el caballo. Y creo que con menos de 10 segundos cuando Maldonado confundió el Destruction Derby con el GP, era una diferencia a priori favorable para el alemán. Poco más se puede añadir a lo ya dicho a este descerebrado. En 2005 debieron de quitarle la licencia de por vida. De aquellos polvos, tenemos estos lodazales.

FRENESÍ

Lo que ocurrió una vez que el Safety dejó la pista libre, fue un frenesí de ataques, contraataques, maniobras al límite, que nos levantó a todos de nuestros asientos. Rosberg con blandas tenía algo de ventaja sobre un Hamilton que tenía las medias. Fueron unas vueltas a cuchillo pero con el mensaje desde el muro resonando en los oídos de los pilotos. Lucharon al límite, se atacaron y defendieron y Rosberg tuvo que rendirse al perder goma en sus neumáticos traseros y quedarse sin tracción. Ahí acabó el GP en cuanto a la lucha por la victoria. Nos recordaba @adamcooperf1 una anécdota que Hamilton ha contado alguna vez de cuando eran niños. Tanto Hamilton como Rosberg han compartido equipo muchas veces desde el karting. Lewis recordaba una carrera en la que Nico estuvo por delante y al final le pasó para ‘birlarle’ la victoria. El británico expresó su miedo a que Rosberg se la hubiera devuelto ayer en Bahrein.

Lo que nos permitió la lucha entre los Mercedes, fue ver la diferencia entre ellos y el resto. Abismal es poco. Sin Safety no sé si habrían llegado a doblar a casi toda la parrilla.

Pero no sólo la lucha por la victoria estuvo caliente. Por el podio y el resto de posiciones hubo lucha. Y como se esperaba los motores Mercedes fueron los protagonistas. Las más que buenas sensaciones que dejaron los Force India en pretemporada se vieron confirmadas. Qué duro debe ser para Hulkenberg, baluarte del equipo en la dos primeras carreras, perder la oportunidad de lograr el podio al ser batido por su compañero Pérez. Checo, que hizo una de las mejores simulaciones de carrera en el último test de pretemporada, no dejó escapar la oportunidad y recuperó el instinto depredador que demostró hace dos temporadas, y que pareció perder en McLaren, y se izó hasta el podio con una carrera soberbia.

Y si buena había sido la pretemporada en Bahrein de Force India, por primera vez en el podio desde el 2009, todo lo contrario fue la de Red Bull.

Y sin embargo Ricciardo estuvo a punto de repetir el podio de Australia. Batió a Hulkenberg y quizá con una vuelta más podría haber dado cuenta de Pérez. En cualquier caso Daniel, ajeno a otras cosas, batió a Vettel y dejó muchas dudas y posibles problemas en el equipo, benditos problemas pensará más de uno, sobre futuros GP. Ahora mismo es el puntal del equipo y debe de aprovecharlo.

Vettel está incómodo, mucho. Su error el sábado, el coche le cazó en un trallazo, se juntó con sus problemas en carrera. Tuvo que dejar pasar a Ricciardo, más o menos, y acabó detrás de él. Todo lo incómodo que se ve al campeón alemán, es comodidad en el australiano. Que está siendo capaz de llevar al Red Bull lo más arriba posible. De hasta dónde pueda llegar y sus futuras luchas con Vettel, estarán los próximos GP llenos.

WILLIAMS

Después de Ferrari seguramente sea la mayor decepción del GP. Si buena fue la pretemporada de Force India, no menos buena había sido la de Williams. Las sensaciones que vivimos en Bahrein se confirmaron. Y Williams estuvo ahí pero no fue capaz de capitalizarlo en puntos. Probablemente en un mundo ideal su puesto sería el que ocupó Red Bull. Pero ya se sabe, camarón que se duerme, se lo lleva la corriente. Digamos lo mismo para McLaren que, entre rumores de que el chasis es malo de solemnidad, no es capaz de sacar la ventaja que le da el motor Mercedes. Si unimos a ello su paso a propulsor Honda y que, presumiblemente, Mercedes no se va a volcar lo más mínimo con ellos, el futuro de la temporada no es muy halagüeño. Qué lejos parecen quedar aquellos podios de Australia.

DESASTRE

Todos estos dimes y diretes se quedan en nada ante el desastre de Ferrari. Cuando la gente que sigue la F1 de una manera más tangencial, más de paso, te pregunta: “¿Cómo puede un Renault ganar a un Ferrari?” Pocos argumentos sencillos puedes utilizar. Siempre puedes decir que es F1, que no han dado con la tecla, etc. Pero lo que le queda al aficionado puntual, y al que no lo es tanto, es que coches, en teoría, inferiores a Ferrari les quitan las pegatinas.

Como equipo está muy bien el arropar al piloto más débil y centrarse en llevarle alguna mejora para que se acople mejor al monoplaza. Pero en ese proceso se olvidan del piloto que saca las castañas del fuego. Para al final, no lograr nada. Ni Alonso puede hacer mucho más, ni Kimi mejora sustancialmente. Resultado: Desastre absoluto.

La lamentable imagen de Montezemolo abandonando el circuito antes de acabar la carrera tiene mucho de gráfico. El ocaso del capo y, por ende, del equipo que fue el más grande de la F1 en algunas de sus épocas y , sí, el único que está desde el principio.

No se atisba una mejora cercana por más que sigan torticeramente vendiendo que en no sé dónde llegarán no sé qué mejoras. Ese mentir con tanta desfachatez, viendo las evoluciones de los últimos años, ese reirse de sus aficionados, y de los aficionados a sus pilotos, es lamentable. Pero ellos se lo permiten. Yo no. Vergüenza es poco para l oque uno siente de ese equipillo lleno de nombres que parece que van allí a vegetar. Menos chianti y más curranti. Porca miseria.

Y para acabar, y ahondando en el ridículo de Montezemolo, el oportunismo. Todo el ruido que montaron durante la mañana del GP él y Ecclestone se quedó en nada ante la carrera que vivimos. Montezemolo haría muy bien en preocuparse por limpiar la mucha mierda que tiene en su casa antes de limpiar la de la F1. De la que recibe más que nadie y que su marca, otra cosa es uno de sus pilotos, tan poco hace por ella.

Y Ecclestone, que habló de oídas del sonido de los motores, también se llevó un revolcón mayúsculo.

Las amenazas de escisión, de montar una GP1 no son más que pataletas. No digo que no lo pudiera hacer. Pero creo que toda la corriente a favor que hubo en su día contra la FIA y Mosley, no existe lo más mínimo hoy contra Jean Todt.

Mal sitio eligieron Luca y Bernie para soltar su propaganda inmunda por la boca como Bahrein. Ellos, que casi es imposible que den entrevistas, hablaban hasta a los chupachuses. Patético. La previsión era de una carrera quizá no muy vistosa, los focos y la realidad se encargaron de ponerles los dientes en la nuca del puñetazo que les propinó. Pocas veces me he reído tanto con un ‘zasca’. Aunque los efectos colaterales, actuales en Ferrari y futuros quizá en la F1, no sean para reirse tanto. ¡Oportunos! ¡ja!

¿Te gustó? Compártelo:

Tags: , , , , , , ,

7 Responses to “APUNTES DE BAHREIN”

  1. Carlos O. Says:

    Échale un vistazo a las estadísticas que sacan en este blog.

    http://theansweris27.com/lap-times-for-the-2014-f1-bahrain-grand-prix/

  2. eduardo Says:

    El problema de Maldonado no está en la agresividad.
    Está en la vista.
    Saludos Charly

  3. Fidelio Says:

    Buena entrada Charly. Poco más se puede añadir. Llegué a reirme cuando Alonso levantó el puño en alto al cruzar la meta. A saber lo que se le estaría pasando por la cabeza al asturiano.

    Es que ese jodido coche no tiene nada bueno. Ni la fiabilidad, tanto predicada por algunos -hemos hecho los deberes en Maranello, afirmaba al principio DLR-. Llevabas razón además cuando decías que al parecer el departamento de propulsores de Ferrari era un desastre. Pero ¿y el chasis? ¿Acaso es mejor? Tanto fichaje “galáctico” ¿para qué? Y por si a alguno le quedaban dudas no hay más que ver a Raikkonen pelear y defenderse como un león para lograr sólo un punto. Vaya desperdicio del talento de los pilotos, lo mejor y con diferencia de la Scuderia.

    Saludos a todos.

  4. peter Says:

    Ayer Vettel tuvo de todo, se quedó sin DRS una parte de carrera aunque logró pasar a Kimi, sin ers y además fue delante de Ricciardo toda la carrera. Si mal no recuerdo su equipo en boxes volvió a liarla y perdio varios seg. que no hay que olvidarse y cuando Daniel le pasó en el primer stint fue porque llevaban diferentes compuestos. Aún así siguió delante del australiano al que llevaba 8 seg. de margen y la salida del SC le perjudicó. En clasificación tuvo problemas en el cambio y no cometió ningún error, de hecho desde Melbourne hasta ahora siempre le ha pasado algo en el coche y por ello pese a todo la sensación creo que es engañosa ya que esta pilotando muy bien en mi opinión y hasta me da lástima. Alonso y Kimi mas de lo mismo pero la diferencia es que Alonso tiene algo mas que Kimi. La imagen de Aldo Costa en el podio… en fin, que Montezemolo ya no puede hacer nada, Mercedes hubiera doblado a todos como dices y la cosa estará entre Lewis y Nico aunque como seguidor del inglés creo que se impondrá.

  5. Carlos Castella Says:

    Ya que hablas de cuando estaban en el karting, en cierta ocasión un mecánico suyo contó que Rosberg batía con cierta regularidad a Hamilton y cuando era así, inmediatamente “papuchi” se dedicaba a enredar hasta conseguir el motor de Nico para su nene.

    Y de la crisis de Ferrari, mejor no hablar.

  6. Antonio Graell Says:

    Buenas.

    La carrera estupenda y la pelea entre HAM y ROS de lujo, espero que tengamos alguna más como esa y se vio que ese mensaje de Paddy no era de “no agresión”, tan solo que no fuesen unos “kamikazes”, además que por detrás tampoco se conformaban con ir en caravana.

    De Ferrari no merece la pena ni hablar y sobre Alonso, aparte de que hizo una salida espectacular, poco más se puede decir con lo que le han dado.

    No se que comentarios harán Pedro y Gene (este año me las veo en Movistar), pero me imagino que dulcificando y con promesas de mejoras, que debe de ser la consigna de Ferrari.

    Saludos.

  7. Sardi Says:

    Yo me quedo con una cosa en este GP, salvo el revolucionario bolivariano, todos los pilotos que se vieron por la TV tuvieron luchas en donde se RESPETARON el espacio. A lo mejor es que en dichas luchas estaban los mejores pilotos, pero fué algo que gratamente me sorprendió

    Y lo de Montezemolo, una patada en los cataplines tenian que darle sus pilotos y el equipo de pista que los dejó tirados porque el Ferrari no corría en recta. Se estan partiendo el espinazo y su maximo responsable toma las de villadiego. Fenomenal la gran famiglia