Bendita velocidad que nos mantiene cautivos para darnos la libertad
gpcast
  • GPCast
gpcast
  • GPCast
PERFIL

Nací en Madrid y con 9 años me estrené en un Rallye RACE de España en un tramo forestal entre Hoyo de Pinares y Cebreros.

Con la F1 en el Jarama en 1974.

Desde muy pronto haciendo radio y colaborando como redactor y fotógrafo en varios medios.

En los 2000 varias colaboraciones, redactor en Grand Prix International, comentarista F1 en COPE y de Motorsport en MARCA TV.

Espero que lo disfruteis.

Charly

Últimos Comentarios
Calendario
Septiembre 2018
L M X J V S D
« Ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
Archivos

LA CORBATA

El programa de jóvenes pilotos de Red Bull es una de esas iniciativas necesarias que casi todos los equipos, camufladas o no, tienen para tener controlados a sus posibles futuras estrellas. Es una bonita corbata de seda pero que tiene las incomodidades propias de la prenda.

En el caso de la bebida austriaca es un programa durísimo. Cruel, sin escrúpulos. Una dictadura férrea que en la inmensa mayoría de los casos ha sido impía con sus protegidos.

La consigna es clara. Debes formarte, progresar, hacerte un hombre. Pero con toda la presión del mundo. Porque a la vez que aprendes a afeitarte tienes que ganar, sí o sí. No hay más. Salvo algunos casos muy puntuales, los menos, el resto ha sido invitado a irse sin mayores miramientos ni remordimientos. Incluso, como en el caso de Dani Juncadella por ejemplo, sin tener tiempo de demostrar lo que cada uno llevaba dentro.

Desde 2001, -las cifras pueden variar en algún piloto arriba o abajo pero creo que son fieles-, 39 pilotos han pasado o están en el programa de Red Bull. De ellos 15 llegaron a la F1 mediante el programa. Mientras 2 lo hicieron después de salir del mismo por sus propios medios.

MAX VERSTAPPEN

La bomba que saltó el lunes con el fichaje de la perla holandesa Max Verstappen, pone un poco patas arriba el panorama del programa. Y también genera debate alrededor de la F1. Algo de lo que Ecclestone estará más que contento.

En el programa de Red Bull porque los pilotos que están disputando desde las categorías inferiores en plan ‘Los Inmortales’ -sólo puede quedar uno- sus competiciones, ven como un recién llegado les pasa por encima. En este caso, el del programa, la edad no es algo a tener demasiado en cuenta. Pero sí lo es la motivación de, tanto los que están en los escalones inmediatamente inferiores a la F1, como los que están empezando o ya tienen cierto bagaje. Un mocoso que va a cumplir 17 años en unos meses les ha quitado las pegatinas al resto. Y se va a subir a un F1 desplazando a Vergne.

En el programa es un tema interno que resolverá Red Bull. ¿Pero en la F1?

Siempre ha habido casos de pilotos que han llegado con experiencia muy corta en monoplazas. Al ser pocos siempre que se produce el hecho, se destaca. Pero por ejemplo, dos de ellos son campeones del mundo. Button y Raikkonen.

Pero ¿debe la F1 ser la escuela para un piloto? Intrinsecamente lo es. Hasta que alcanzas la madurez estás aprendiendo. Pero no es ese aprendizaje al que me refiero. Es la experiencia en pista. La lucha con coches cada vez más potentes. El propio comportamiento según las circunstancias. El ir puliendo con cada carrera el carácter y el arte de pilotar.

No es tanto los kilómetros en el monoplaza. Es el desafío técnico al que te obliga un F1. Para los kilómetros si hay que irse a un complejo militar como se hace, no hay problema. Y para eso están aparte los test privados para rodar con coches de años pasados. Pero el desafío técnico, la telemetría, llegar a saber qué tienes entre manos parece una dura cima a escalar. No debería ser la F1 esa escuela. Pero no es menos cierto que los casos son mínimos.

El problema viene cuando Max, en esa lucha fratricida dentro de Red Bull se las tenga que ver con Kvyat, su compañero en 2015, y tenga que ganarle sí o sí. ¿Tendrá la cabeza fría para no sobrepasar los límites?

Os recomiendo que veáis alguna de sus carreras en la FIA F3. Sin duda tiene algo especial. Y Marko no tiene una bola de cristal, pero su ojo no ha sido, habitualmente, precisamente malo. Pero estamos subiendo a un diamante muy en bruto para pulirlo en la F1. Ese es el único pero que le encuentro a todo este asunto. Pero viendo las actitudes de muchos de los pilotos que han pasado por la GP2, casi mejor que ni la pise.

CARLOS SAINZ JR

El gran damnificado de esta operación parece Carletes. Aunque no hay que olvidar que él también ha sido un producto atípico dentro del programa de Red Bull. Demostrando muchas cosas pero sin concretar en títulos por unas razones u otras. Probablemente el test, a un nivel altísimo, que hizo en F1 le hizo recuperar mucho del crédito que se dejó esas dos temporadas pasadas. Este año en las World Series domina con holgura y sólo la sombra de Roberto Merhi a lo lejos parece amenazarle.

También estamos dando por sentado que Sainz sale perjudicado aquí. Pero no sabemos los planes que tiene Red Bull para él. Ojalá sea algo mejor que Caterham. Resumiendo, que la maniobra no tiene porque ser mala para él necesariamente.

Y si ha sobrevivido hasta ahora, es porque hay padrino. Y ya lo dice el refrán. ‘Quien tiene padrino, se casa’. Puede que Carlos pueda llegar a la F1 por sus medios. De hecho Boullier le tiene echado el ojo. Y no nos engañemos. Si el supuesto perjudicado hubiera sido Da Costa o Blomquist -por decir alguno-, aquí no habría pasado gran cosa. Que ya nos conocemos.

El programa impío de Red Bull sigue cobrándose sus víctimas. Y convierte la bonita corbata de seda, en una áspera soga de horca con un sólo chasquido de dedos.

¿Te gustó? Compártelo:

Tags: , , , , , ,

6 Responses to “LA CORBATA”

  1. Cheno Says:

    Pues q quieres q te diga, a mi hay cosas q no me extrañan. el programa de cantera de RedBull es una trituradora de carne joven…pero cuando te lo pagan todo, pueden exigir y hacer lo que quieran y si no se entiende esto pues….que no se venda el alma al diablo x perseguir un sueño!!.
    Sinceramente al “hijo de” Verstappen no lo conocía hasta hace unas 3 o 4 semanas cuando mediáticamente empezó a sonar su nombre en medios supuestamente especializados del motoracing.
    Lo del otro “hijo de” tampoco puede sorprendernos ya q tampoco ha conseguido logros deportivos dignos de mención en los últimos años, eso si disfrutando de todas las facilidades del mundo.
    En fin nada nuevo bajo el sol; la trituradora sigue funcionando y no será el ultimo que salga hecho picadillo de todo esto.
    SalU2.

  2. Pau Ruiz Says:

    Que Red Bull pase de la GP2 es mas o menos cuiroso… Hay que replantearse esa categoria

  3. Norberto Says:

    Sinceramente lo de Max Verstappen, lo veo prematuro.

  4. ignacio (jistev) Says:

    Pues a mi este chico me recuerda salvando las distancias a Marc Marquez en motogp.
    Recuerdo a periodistas en la radio comentar que si era pronto que subiera a motogp y tal y cual.. y uno comentaba que se iba a salir. Cuanta razón tenía y como le daban cera por decir esto.
    No obstante aquí la carne se sirve sobre un toro rosso. Vamos, que el coche en que se suba va a importar bastante si no todo.

  5. Antonio Graell Says:

    Buenas.

    Personalmente, pensar en que un chaval de 17 años pueda pilotar un F1 no me gusta, creo que en efecto, devalúa la categoría :(

    Evidentemente, es de suponer que estará preparado, pero es como si te sacas el carnet y te compras un Porsche como primer coche. Eso si, con los padres que tiene, creo que su madre también es piloto y rápida, debe de llevarlo en los génes.

    Otra cosa es lo la “trituradora” de RB, están en todos los lados, pero sus pilotos jóvenes solo parece que tengan salida en la F1, si llegas allí, patada en el culo y búscate la vida, amén de la falta de respeto que es para todos los que si han mostrado sus resultados durante varios años en otras categorías y ahora les pasan por encima y lo único que les queda es “ajo y agua”

    Saludos.

  6. Charly Says:

    Cheno, eso es. Estás son mis normas, si no te gustan tengo otr…uppppsss ;)

    Pau, es un sacaduros. Ni más más ni más menos

    Nor, puede ser. De hecho lo es. Pero no implica que sea malo o que vaya a ir mal. Mira Raikkonen.

    Jistev, esa es la sensación que tengo.

    Antonio, ¿y si recibes cursos de conducción y te hartas de probar antes de pisar la calle? Pues lo mismo. No devalúa. Además, la expectación que habrá con él, sobre todo al principio, será buena y grande.