Bendita velocidad que nos mantiene cautivos para darnos la libertad
gpcast
  • GPCast
gpcast
  • GPCast
PERFIL

Nací en Madrid y con 9 años me estrené en un Rallye RACE de España en un tramo forestal entre Hoyo de Pinares y Cebreros.

Con la F1 en el Jarama en 1974.

Desde muy pronto haciendo radio y colaborando como redactor y fotógrafo en varios medios.

En los 2000 varias colaboraciones, redactor en Grand Prix International, comentarista F1 en COPE y de Motorsport en MARCA TV.

Espero que lo disfruteis.

Charly

Calendario
Noviembre 2017
L M X J V S D
« Oct    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
Archivos

APUNTES DE BAHREIN 2017

PADDY, PADDY
Seguramente somos muy injustos cuando se hace hincapie en la importancia de una sola persona en una organización. Hablamos de Adrian Newey y su magia y parecemos olvidarnos del resto de gente que trabaja con él. De Brawn y sus decisiones como si no hubiera en su momento ingenieros dándole información para tomar la mejor de todas. Por eso centrar los problemas de Mercedes en la ausencia de Paddy Lowe, quizá sea en parte injusto. Pero por lo que está pasando, empieza a ser difícil refutarlo.

Mercedes tiene un grano en el culo, como se suele decir, con Hamilton. Lewis es un espíritu libre. Va a su aire, o lo intenta. Todo eso está muy bien. Es su decisión o naturaleza. Pidió menos compromisos publicitarios. En fin, cosas que quedan entre él y el equipo. Pero en la pista la cosa cambia, o debería de cambiar. Tras lo ocurrido en Australia, donde desquició al equipo e impidió que tomaran una decisión ajustada a la situación que tenían entre manos, era cuestión de tiempo hasta encontrarse con un panorama similar y complicado para Mercedes. Dado que Ferrari es una clara amenaza para los coches plateados.
Y en esas situaciones difíciles que deciden carreras, y por ende títulos, había un hombre por encima de todos al que Hamilton no le discutía lo más mínimo. Paddy Lowe.

BOTTAS
Las decisiones de Paddy no eran discutidas. Paddy escuchaba los mensajes de Hamilton pero se quedaba con lo mollar obviando el resto de palabrería del inglés. Estudiaba la situación y tomaba su decisión. Cierto es que con la ventaja que tenía Mercedes las temporadas pasadas, las decisiones eran más fáciles de tomar porque había margen para solucionarlas.
Pero lo principal no era eso. Era que se tomara la decisión que se tomase, Lowe mantenía la calma. Y esa calma se trasladaba al resto de ingenieros que trabajan durante la carrera. Y se contagiaba al resto del eleco.
Ya no está Paddy. Y por lo visto implica, descontrol de Hamilton que desconcierta y pone nerviosos a los ingenieros. En ese descontrol se trabaja bajo presión porque quién debe de tomar las decisiones, lo ignoro en este momento, no tiene los galones que tenía Paddy. Y en ese desconcierto, se tarda también en tomar las decisiones, y eso pasa factura como ocurrió ayer.
Mercedes una vez comprobada la amenaza que supone Ferrari, debería de tener claras las prioridades a seguir. Y entre ellas está el orden de sus pilotos. El número 1 y el número 2. Sí, está claro. No hay color, perdón por el chiste fácil pero así se dice, entre Hamilton y Bottas. Queda claro quién es el número 1 y quién el 2. Pero a la hora de la verdad, eso lo tienen que tener claro quienes, o quien, toma las decisiones. Y ayer eso no pareció estar tan claro.
Claro que Hamilton no ayudó lo más mínimo permitiendo que Bottas le birlara la pole. Hecho por el que parecía contento, Bottas sí pero Hamilton también, pero que tenía unas consecuencias para Lewis muy peligrosas. Le tocaría salir por la zona sucia y se podía ver relegado en alguna posición más cuando cumplieran la primera vuelta.
Bottas no tiene la culpa de quitarle una pole a Hamilton. Si Lewis hubiera mejorado en su segundo intento y juntado sus parciales, como hizo Valteri, habría estado en pole. Para eso Paddy también era importante. El mayor o menor ascendente sobre Lewis lograba mantener al tricampeón con las orejas tiesas. No quiero decir que con Paddy Lowe en Mercedes, Hamilton hubiera conseguido la pole. De hecho en Sakhir hemos visto como es de lo sitios en los que el coche dice muchísimo. Podríamos decir que es un circuito fácil. Pero vista la mínima diferencia, Hamilton no debería de haber tenido problema. Error del inglés más que acierto de Bottas sin quitarle mérito. De hecho batió a Ferrari y Red Bull.

FERRARI
En la parrilla Mercedes, y estas cosas pasan también cuando se pierde al responsable de la organización, sufrió un problema con un generador. La avería impidió ajustar las presiones del coche de Bottas, que partió hacia la vuelta de formación, calentamiento, con más presión de la idonea en sus gomas. Cuando los coches pasaban por meta por 1ª vez, Bottas era líder. Hammilton 3º y entre medias Vettel con una posición envidiable.
Bottas no fue capaz de abrir hueco con el de Ferrari. De hecho montó un tren con los dos Red Bull, Verstappen por delante, unidos a Hamilton. Los que mejor parecián rodar en ese grupo eran Vettel y Ricciardo, 2º y 5º. El resto sufrián de sobreviraje, a veces excesivo, mientras ellos circulaban sin mayor problema.
Raikkonen se acercó para unirse a la fiesta tras pasar a Massa, tras 8 vueltas, y estar tan solo a 3 segundos.
Dos vueltas después, Ferrari movió ficha. Nada que ver con la Ferrari fallona, pusilánime y a veces inerte de otras temporadas. Calculadas unas 15 vueltas en las súper blandas con las que habían partido, y con un aparente mejor comportamiento en el coche de Vettel, tenían dos opciones. Ir lo más largo posible y optimizar así el resto de jueegos en la carrera, o parar pronto y forzar a sus rivales a jugar a su juego. Incluso Ferrari tenía confianza en poder exprimir más esos juegos.
Se decidió ir a por el undercut con Bottas en la vuelta 10. Muy agresivo si tenemos en cuenta el cálculo de 15 vueltas más lo bien que estaba yendo Vettel. Pero al estar rodando en fila india, pegados, la parada de Ferrari les daba virtualmente el liderato en la carrera.

CIRCUNSTANCIAS El siguiente en parar fue Verstappen y la carrera se puso patas arriba. Nada más volver a pista, Max se fue recto en la 4 y golpeó las protecciones. Abandono. Problemas de frenos en el tren trasero. Varios pilotos más empezaron a parar, al fin y al cabo estaban en la ventana prevista para ello. Entre ellos Sainz. El madrileño volvía a pista y era pasado por Stroll mientras se incorporaba. Carlos se fue al interior de la curva 1 cuando, ¡bang!, golpazo con el canadiense. Carlos iba completamente por el interior y estaba lejos de Stroll. Pero lo cierto es que cuando empezó a girar, Lance se le echó encima. Que la culpa es de Sainz mayormente, es claro. Sí es cierto que le pega en el pontón. No en la rueda trasera, pero al igual que en China con Pérez, Stroll no presta atención a lo que hace su rival. En China trazó una curva a la izquierda como si no hubiera nadie. Allí Pérez se encuentra al Williams cortándole el camino. Aquí Sainz, tampoco tiene donde ir. Stroll debería haber estado atento a Sainz. E insisto, sin quitarle la mayor parte de la culpa al de Toro Rosso, debería haberle dejado espacio. Vive y deja vivir. Porque por mucho que tengas la prioridad, la razón, lo que quieras, te has tocado y te has quedado fuera de carrera. Y que tu rival también esté fuera o le penalicen, no te devuelve la posición o los puntos que podrías haber sumado. Culpa de Sainz pero también inexperiencia de Stroll.

VETTEL
El incidente hizo que saliera el Safety Car. Vettel desde su cockpit no daba crédito. Bottas, líder, enfiló el carril de boxes. Hamilton se encontraba con un dilema. Tenía que intentar dejar hueco con Bottas, 4 ó 5 segundos, para evitar quedarse esperando detrás del finlandés y que Ricciardo le pudiera pasar. Hacerlo en pista está permitido dentro de unos límites. En el carril de boxes, no. Y eso es lo que pasó, Hamilton bajó hasta los 53 km/h una vez cruzada la línea que marca el límite de velocidad en el pit-lane y volvió a subir poco después hasta los 77.
Sin embargo otro problema tonto en el box de Mercedes, iba a comprometer su carrera. Una pistola no funcionó bien y ralentizó la parada de Bottas, haciendo que Hamilton tuviera que esperar un poquito y sufriendo, también él, un retraso en la maniobra.
Vettel se colocaba líder con Bottas 2º, Ricciardo 3º y Hamilton 4º.
Cuando se relanzó la carrera, Bottas tuvo la oportunidad de reafirmarse como alternativa y de apuntalar su situación en el equipo. En ese momento tuvo a Vettel a merced. Probablemente las gomas del Mercedes se habían calentado mejor y Vettel no había sido capaz de mantener las suyas en la temperatura óptima tras el SC. El alemán se fue sin miramientos a cubrir el interior de la 4. Bottas intentó hacerle un exterior pero bloqueó en la frenada quedándose a la par que el Ferrari y teniendo que irse por fuera en la salida de la curva. En las eses de bajada, Vettel cogió aire. Desde ese momento Bottas no volvió a ser una amenaza. Ni con las presiones correctas. 

DECISIONES
Por su parte Hamilton pasaba rápidamente a un Ricciardo que sufría con sus gomas como Vettel. Aunque mucho más. Lewis cogía rapidamente a Bottas. Valteri estaba con súper blandos, Lewis con blandos. Buena decisión para contraatacar a Vettel con cualquiera de los dos coches. O eso creían.
Había ciertas dudas con la goma roja porque Bottas no le había scado todo el rendimiento. Pero las presiones no habían sido las correctas en el relevo. Daba igual. Bottas no era capaz de seguir el ritmo de Vettel. Unas vueltas después llegó la decisión y el mensaje por la radio. Lewis llevaba otra estrategia escuchó Valteri. Eso en román paladino es: Acelera o déjale pasar.
Era practicamente mitad de carrera, vuelta 26, y Bottas no logra bajar sus tiempos. Lewis pasa pero Vettel ya se ha escapado hasta los 6 segundos. A los que hubo que sumar 5 más tras recibir Hamilton esa cantidad en la sanción por ralentizar en el carril de boxes. Lewis se lanzó a por Vettel y le empezó a recortar tiempo. Los giros perdidos tras Bottas empezaban a tener su peso. Hamilton con sus blandas había bajado la diferencia a poco menos de 4 segundos del Ferrari con súper blandas.
En el muro de la Scuderia no esperaron mucho más y en la 33 llamaron a Vettel. Volvió justo detrás de Raikkonen que no opuso resistencia, y ni le hizo perder tiempo, cuando le pasó. La diferencia en las decisiones se iban a tornar vitales. Mercedes dudó, quizá tenía que hacerlo tras la pole de Bottas, y en esa duda Hamilton perdió unos segundos preciosos. Ferrari no dudó. Vettel empezó a rodar más rápido que Hamilton. Que además no tenía ventaja para parar y mantenerse delante.

BRILLANTE
Mercedes tenía otra decisión que tomar. Intentar llegar hasta el final o parar a Lewis. No parecía la primera la mejor opción. El circuito bahreinita es durísimo con las gomas y ya asistimos a hundimientos tremendos aquí. No era una opción. Pero sí aguantaron hasta lo que consideraron sería un relevo óptimo para las gomas, 16 vueltas. Pero cuando Hamilton volvió a pista tras parar en la 41, inmediatamente volvió a la radio. ¿'Por qué tengo estas gomas?' Lewis se refería a por qué tenía montadas un juego de blandas y no de súper blandas. En Mercedes no quisieron arriesgar tras la experiencia con Bottas. Pero Lewis no es Valteri. O eso debería de saber el muro del equipo alemán.
A falta de 10 vueltas, y tras pasar de nuevo a Bottas (ahora sí sin perder tiempo), Vettel estaba con 13 segundos de ventaja. Hamilton seguía apretando y recortando, y así lo hizo hasta que a falta de 3 vueltas, estaba claro que no iba a recuperar los casi 6 segundos que tenía de desventaja.
Vettel había estado brillantísimo manejando la carrera y aprovechando sus herramientas a la perfección. Sin forzar al principio de los relevos y, según sus palabras, teniendo goma de sobra al final de los mismos. No, Hamilton no perdió la carrera por la penalización de 5 segundos. Si Vettel hubiera necesitado ese tiempo, seguro que lo tenía.
El alemán recuperaba así el liderato del mundial en solitario tras la segunda victoria de la temporada. Dejando a Mercedes con una situación muy delicada. Todos los huevos de Ferrari están en la cesta de Vettel. Si Mercedes no hace lo mismo con Hamilton, tienen un problema. Pero para ello, el propio Lewis se lo tiene que poner fácil. No dejándose quitar poles, por ejemplo.

EL RESTO
Ricciardo terminó sin recuperar la forma del primer relevo y lo hizo en 4ª posición. Lejos de un Raikkonen que acabó muy fuerte echándose encima de Bottas.
En McHonda otro día para olvidar. Vandoorne no pudo ni siquiera tomar la salida por un problema en la parrilla y Alonso abandonó a dos del final con otro problema. Cómo sería la odisea que era pasado por Palmer y Kvyat en la recta y les ganaba la posición en la zona virada. Estuvo, en cualquier caso, lejos de poder puntuar y dejó algún que otro mensaje fuerte por la radio.
Lo de Indianápolis es una maravilla. Un pelotazo. Bueno para todos, incluso para los envidiosos, hola Horner. Pero que nadie piense que la aventura de Indy va a hacer a Alonso arrojar la toalla o que va a dejar de presionar para tener un coche, en conjunto, mejor.
Destacar a Wehrlein. Él dice que su lesión fue muy fuerte y hay que creerle. Sin perder de vista que si Giovinazzi se hubiera subido aquí al coche, habría dejado de ser piloto joven. Pascal aguantó la carrera y llegó a meta. Mención para Pérez, 8º desde la 18ª y otro puntito para Ocon.

Mientras Paddy va trabajando el terreno en Williams, en Mercedes le echan de menos. No sólo por las decisiones estratégicas, si no por los fallos del generador o la pistola. Toto Wolff seguro que se despierta con pesadillas gritando, Paddy, Paddy...
¿Te gustó? Compártelo:

Tags: , , , , ,

3 Responses to “APUNTES DE BAHREIN 2017”

  1. Norberto Says:

    Acertado análisis Carlos

  2. Charly Says:

    Muchas gracias Norberto. :)

  3. Sr.Polyphenol Says:

    No pude ver la carrera pero ni falta que ha hecho con este gran resumen.
    Muchas gracias

    Un saludo