Bendita velocidad que nos mantiene cautivos para darnos la libertad
gpcast
  • GPCast
gpcast
  • GPCast
PERFIL

Nací en Madrid y con 9 años me estrené en un Rallye RACE de España en un tramo forestal entre Hoyo de Pinares y Cebreros.

Con la F1 en el Jarama en 1974.

Desde muy pronto haciendo radio y colaborando como redactor y fotógrafo en varios medios.

En los 2000 varias colaboraciones, redactor en Grand Prix International, comentarista F1 en COPE y de Motorsport en MARCA TV.

Espero que lo disfruteis.

Charly

Calendario
Noviembre 2017
L M X J V S D
« Oct    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
Archivos

RALLYE DE GALES 2017

LA NOCHE

La noche en los rallys siempre ha tenido un componente mágico. El sonido del coche en la oscuridad, el haz de los faros reflejándose en las atmósfera como un faro. Pocas cosas más adictivas ha habido que un rallye de noche. En Gales se recuperó la negrura para dos tramos.


Se le estaba complicando el rallye a Sebastian Ogier. Y si se le complicaba el rallye era muy posible que se le complicara también el campeonato. Tras controlar la primera etapa y estar justo detrás de Tanak y por delante de Neuville, en diferencias pequeñas, el título era virtualmente suyo. Y con esos resultados también lo era para MSport.

Tras la etapa del sábado, y sus 7 tramos sin asistencias, la situación se había puesto fea. Estaba por detrás de sus rivales y, con la 4ª plaza que tenía, con posibilidades de que el título volara a decidirse en Australia. No sólo eso. Mikkelsen por detrás y quizá Latvala le podían dar un disgusto.

ABERHIRNANT

Los casi 14 kilómetros del primer tramo nocturno trajeron los peor o lo mejor, según se quiera ver, del clima galés. Lluvia fina que dejaba una capa muy resbaladiza en los caminos de tierra. Y niebla. Más o menos esparcida, con bancos más o menos espesos.

La noche, llena de miedos y esperanzas, ponía una prueba de fuego a los aspirantes al título, Ogier, Tanak y Neuville. A los buscadores de gloria, Evans, y a los que querían causar una buena impresión, Latvala, Mikkelsen y Meeke.

Latvala y Paddon, más el finlandés, machacaban en el tramo sin contemplaciones. Mikkelsen seguía en su linea de acercarse a los primeros puestos, y a Ogier, pero acababa a la par que el francés. Ogier hizo un tramo a degüello. Se salió, dañó su coche pero pudo continuar, y aún así le endosó tiempo tanto a Tanak como a Neuville. El estonio puede que tuviera sus faros muy altos y se quejaba de no ver nada. Evans el líder, que no tenía que arriesgar, llegó muy agitado diciendo que era una locura.

Fue el tramo que decidió el rally y el campeonato. Porque Evans no perdido demasiado con sus perseguidores y ya había amasado una ventaja importante. Ogier se encaramaba hasta la 2ª posición por delante de Neuville y Tanak caía a la 6ª plaza. Vuelco tremendo. Y quedaba otro tramo nocturno.

ELFYN EVANS

Eran casi 18 kilómetros de tramo. El olor a miedo. A debacle, a gloria se percibía en la salida del tramo. Los pilotos casi no salían de sus coches. Pero si en el tramo anterior había hecho falta un poco de niebla y lluvia para separar a los hombres de los niños, en Dyfnant las condiciones eran mucho mejores. No había niebla. Eso dejó a los 9 mejores en el tramo en una diferencia de 6,6 segundos. Todo quedaba diferido a los 5 cortos tramos del domingo.

Elfyn Evans ha tenido un año difícil pero en el que ha ido a más. Francia e Italia han sido sus únicos ceros. Penalizado por sus neumáticos Dmack en ocasiones, también sacó buen partido de las mismas cuando las condiciones le favorecieron. Se le escapó la victoria en Argentina en los últimos metros del rally. En Finlandia fue segundo. No era el Evans que conocíamos. Elfyn se ha adaptado perfectamente a la nueva generación de WRC. Más agarre, más difícil de encontrar el límite. El frío, la lluvia y el barro de Gales, en tramos que conoce muy bien, le vinieron de perlas a sus Dmack. Se puso líder en el segundo tramo y no volvió a mirar hacia atrás. Una enorme victoria, muy de piloto local, que le da mucho valor a los segundos puestos de Argentina y Mil Lagos. Aparte de su estreno lo fue también el de Dmack en lo más alto del podio. Amén de su contribución al título de constructores de Msport. Excepcional.

CÁLCULOS

Tras la niebla y el vuelco dado en la general, Ogier tenía un problema. Sólo le funcionaban 3 frenos de sus coche tras la salida de pista. Quizá en un tramo más difícil habría tenido más problemas. En cualquier caso Ogier, que había machacado a sus rivales directos en el anterior, salvó la situación con una adaptación rápida a la condición de su montura, completando el tramo sin perder tiempo apenas.

Ha sido un año difícil para Ogier. Con problemas de adaptación al coche. Con sólo dos victorias. Y a falta de 4 ralles, tras Finlandia donde abandonó, con todo por jugarse. Un segundo puesto y dos terceros desde entonces han sido suficientes para sumar su quinta corona. No ha sido el Ogier avasallador. Ha sido un Ogier gris. Pero que sólo se ha bajado del podio en tres ocasiones. Se pueden decir muchas cosas, pero los tramos nocturnos de Gales quedarán en su historia como uno de sus mejores momentos. Gloria y respeto al campeón. Exhibiciones como esa son las que dan títulos.

FUTURO

Con Tanak abandonando MSport por Toyota. A la espera de qué otros cambios pueda haber, la victoria en constructores del equipo de Malcolm Wilson tiene mucho mérito. Es indiferente que Hyundai se haya hecho el harakiri. Que Toyota en su estreno, a pesar de dar mucho más de lo que se esperaba, haya estado muy irregular. Que Citroen no haya tenido rumbo en todo el año. Eso no quita que estábamos ante unos nuevos coches a construir. Y ha sido el equipo instalado en Cumbria el que se ha llevado el gato al agua. Nunca habían ganado además el título de pilotos. Es una temporada excepcional para ellos. Y sin la ayuda que pareció que iba a llegar de parte de Ford. Grandísimo desempeño para las huestes de Wilson que veremos, en cualquier caso, en qué situación quedan de cara al año que entra.

También el WRC y su promotor, deben dar de una vez un paso adelante. Los rallyes han demostrado que pueden televisarse casi enteros, y no es de este año, y hay que dar un paso al frente ya. Cómo mínimo se debe triplicar la oferta de tramos, ahora son unos 3 de media, y llegar a 10 mínimo. Eso sería la mitad de la prueba. Todo lo que no llegue a eso hay que considerarlo un fracaso. Al igual que el cambio de equipo de cronometraje. SIT, con todos sus problemas, ya tenía la experiencia de las pruebas para sobreponerse a los muchos problemas que se encuentran en medio de la nada en muchos rallyes. Esperemos que los nuevos, el promotor, la FIA, elegir un país como Turquía para la prueba nueva, en detrimento de Nueva Zelanda, dé sus frutos y tengamos un gran campeonato en 2019. De momento mantengo una postura muy escéptica y expectante.

Sebastian Ogier sumó su 5º título. Eso le hace sacar la cabeza y colocarse a la estela del gran Loeb y dejar detrás, en títulos, a Kankkunen y Makinen. Para Neuville, Tanak, la noche galesa les dio pesadillas. Para Ogier fue un sueño maravilloso. Y es que Gales y sus noches son inigualables.

¿Te gustó? Compártelo:

Tags: , , , , , ,

Leave a Reply