Bendita velocidad que nos mantiene cautivos para darnos la libertad
gpcast
  • GPCast
gpcast
  • GPCast
PERFIL

Nací en Madrid y con 9 años me estrené en un Rallye RACE de España en un tramo forestal entre Hoyo de Pinares y Cebreros.

Con la F1 en el Jarama en 1974.

Desde muy pronto haciendo radio y colaborando como redactor y fotógrafo en varios medios.

En los 2000 varias colaboraciones, redactor en Grand Prix International, comentarista F1 en COPE y de Motorsport en MARCA TV.

Espero que lo disfruteis.

Charly

Últimos Comentarios
Calendario
Marzo 2019
L M X J V S D
« Feb    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
Archivos

APUNTES DE ESTADOS UNIDOS 2018

¡AQUÍ NO!
Era un sitio ideal para que Lewis Hamilton se terminara de ajustar la corona que nadie, casi, le puede quitar. Pero Kimi resucitó al Kimi de los mejores días y consiguió una gran victoria.

La carrera estuvo marcada por la imposibilidad de rodar con la pista seca el viernes por la lluvia. Eso dejó a los equipos ante un terreno desconocido en cuanto a la degradación de las gomas. Hamilton había conseguido pasar a la Q3 con las rojas, mientras Kimi lo había hecho con las púrpura. El problema para Hamilton era la salida. Kimi con las gomas más blandas era una amenaza para su posición de privilegio.

Y así fue. Kimi salió bien y su Ferrari se agarró como los crampones y, a pesar de la maniobra de Hamilton, se puso en cabeza. Ambos empezaron a abrir hueco sobre Bottas. Vettel cometía el enésimo error de la temporada y se tocaba con Ricciardo, trompeando.

Por otro lado Pirelli, por motivos de seguridad, obligó a aumentar las presiones en las ruedas traseras. Con las super blandas moviéndose en un rango de entre 5 y 10 vueltas más utilizables que los ultra blandos, quizá la opción de ir a una parada era posible. Pero era terreno desconocido. Aunque si hay un piloto gentil con sus neumáticos es Kimi.

Hamilton se encontró pronto con que era incapaz de pasar de Kimi, a pesar de su ventaja en cuanto a gomas. De hecho tuvo que colocarse a una distancia prudencial del finlandés para salvaguardar los neumáticos. Por detrás Verstappen, que salía 18º, y Vettel iban avanzando en su remontada. En la vuelta 9 se rompía, una vez más, el Red Bull de Ricciardo. Ello provocó que se mostrara el cartel de VSC. Los tres primeros ya habían pasado por la meta. Pero en Mercedes, viendo que su ventaja sobre el resto sólo les supondría perder plaza con Bottas, decidieron que Hamilton hiciera lo contrario que Kimi.

Al pasar la entrada de boxes Kimi siguió recto, Hamilton se tiró al carril. Bottas no fue problema, lógicamente cuando se retiró el VSC, y Lewis en 4 vueltas estaba detrás de Raikkonen. Kimi se defendió muy bien a pesar de la diferencia de uso de las gomas. Hamilton se vio impotente. Mientras Bottas, Verstappen y Vettel se acercaron ante el cansino ritmo de la cabeza de carrera. Tres vueltas perdió Hamilton hasta que en la 20 pudo atacar. El momento dulce de sus gomas, para sacarle rendimiento mientras que se cuidan perdido, y sólo la parada del de Ferrari en esa vuelta le dejó en cabeza.

Hamilton se había dejado casi 10 segundos detrás de Raikkonen, había perdido lo mejor de sus gomas tras Kimi y, tenía que hacer otra parada. Era el momento de abrir hueco y ver hasta donde podía llegar. La decisión de Mercedes no había sido mala, pero la defensa de Raikkonen la arruinó.

Por detrás hubo consecuencias al ritmo cansino de Kimi manteniendo a Hamilton. Bottas caía en las garras de Verstappen en la parada y Vettel dejaba pasar a Raikkonen antes de realizar su parada. La decisión para Mercedes volvía a ser difícil. Luchando con Kimi quizá se olvidaron de Max. Al dejar a Hamilton ir muy largo antes de la parada final, permitieron al de Red Bull colocarse a tiro de piedra de Hamilton.

El tráfico terminó de condenar al británico. La opción de renovar su corona se escapaba. Cuando paraba salía a más de 10 segundos de Kimi con Verstappen a un par de segundos de Raikkonen. Hamilton tiró con todo, el segundo lugar le podía dar el título, pero al llegar a Verstappen la goma ya había rendido sus mejores prestaciones. Los mismos le pasó a Verstappen al acercarse a Kimi. Sólo pudo hacer eso, acercarse.

Kimi manejó sus gomas con maestría para mantener a Verstappen y Hamilton a raya. Lewis intentó pasar a Max y nos regalaron un gran momento con ambos emparejados. Pero la lucha acabó cuando Hamilton se fue largo al pisar la zona sucia. El arrebato de campeón quedó ahí. No le habría valido de nada ya que Vettel pasó a Bottas a dos del final.

Carlos Sainz hizo una sensacional carrera y debió haber sido el mejor de los mortales. Pero una penalización vergonzosa y torticera en la primera vuelta de 5 segundos le impidió acabar por delante de su compañero Hulkenberg. Mientras que Alonso era embestido por uno de los varios pilotos que avergüenzan a la F1 con su presencia, Stroll.

Raikkonen conseguía su primera victoria en 5 años en su segundo relevo con Ferrari. Alguien dirá, y con razón, ¡ya era hora! En verdad lo que pasó es que Kimi, inspirado como pocas veces, le dijo a Hamilton que el título: ¡aquí no!.
¿Te gustó? Compártelo:

Tags: , , , , , , ,

Comments are closed.