Bendita velocidad que nos mantiene cautivos para darnos la libertad
gpcast
  • GPCast
gpcast
  • GPCast
PERFIL

Nací en Madrid y con 9 años me estrené en un Rallye RACE de España en un tramo forestal entre Hoyo de Pinares y Cebreros.

Con la F1 en el Jarama en 1974.

Desde muy pronto haciendo radio y colaborando como redactor y fotógrafo en varios medios.

En los 2000 varias colaboraciones, redactor en Grand Prix International, comentarista F1 en COPE y de Motorsport en MARCA TV.

Espero que lo disfruteis.

Charly

Últimos Comentarios
Calendario
Noviembre 2018
L M X J V S D
« Oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  
Archivos

APUNTES DE JAPÓN 2016

EN BANDEJA

No deja de ser curioso los errores que se cometen en este mundo tan mirado y medido al milímetro que es la F1. Pináculo de la tecnología y dónde están los mejores en cada faceta. No quiere esto decir que todos, no caben. Ferrari le brindó un podio, que puede ser clave, a Hamilton y éste la victoria y depender de sí mismo a Rosberg en el campeonato.

Había llovido la noche anterior a la carrera, bastante, y el majestuoso escenario que arropa a uno de los mejores trazados del mundo, amanecía gris y con mucha humedad. La amenaza de lluvia para el resto de la jornada era mínimo. La recta de Suzuka tiene bastante pendiente, más de la que se aprecia, y por mor de las inclinaciones y de la cercanía del muro, la parte derecha de la parrilla en el sentido de giro del circuito, estaba húmeda.

Ese carril era el de los pares. El de Hamilton. 75 minutos antes de la salida, varios comisarios intentaban secar esa zona. Algo prohibido, pero su responsable miraba para otro lado. En el momento de darse la salida, esa zona seguía oscura y húmeda. Seguro que aunque con slicks, esa humedad no afecta, no es menos cierto que la duda siempre estará revoloteando en la mente del piloto.

PRESIÓN

Que Hamilton tiene su punto flaco, y otros muchos pilotos también, bajo presión ha quedado claro en su carrera. La rotura de Malasia le ha dejado tocado. Unas críticas desmesuradas por su comportamiento en la rueda de prensa del jueves, le sacaron de quicio.

Se puede entender que su actitud fuera una falta de respeto a la prensa presente. Pero se cebaron con él. Curiosamente, la correcta, mojigata y muchas veces absurda, son así ¡qué le vamos a hacer!, sociedad inglesa. Tan correcta ella, censurando palabras mal sonantes y gestos, obvió una peineta de Sainz al propio Hamilton cuando le enseñó su montaje en Snapchat.

Siempre hay quejas de Hamilton. Que si va a su bola, que si los cascos y aislado de todo el mundo, etc. Bien, pues resulta que cuando está echando unas risas con sus compañeros, de acuerdo en que puede que no fuera el sitio más adecuado, también le llueven los palos. Aunque quizá fueran por decir, ¡oh blasfemia!, que esas ruedas de prensa serían más interesantes con preguntas de los aficionados. Toma castaña. Y tal. El caso es que ante las críticas recibidas decidió no dar una sola rueda prensa más, ni del equipo ni de patrocinadores. Más allá, y ya veremos si es capaz de pagar la multa por ausentarse, de la FIA. De momento el domingo estuvo.

Toda esa distracción le pasó factura. En un momento en el que debe de estar a tope de concentración. ¿Qué le pasó por la cabeza para no tener el coche a tope de revoluciones? ¿Pensó que así el monoplaza coche le derraparía menos supuestamente en esa zona húmeda? Hamilton salió mal. Eso no es grave. Salía 2º y si no hubiera podido con Rosberg, bien. Pero, con casi el anti-calado entrándole, cayó hasta la 8ª posición. La bandeja de plata en la que le puso la carrera y gran parte del título a Rosberg fue maravillosa para el alemán.

VETTEL

Con un monoplaza que mejoró con un nuevo paquete aerodinámico, Ferrari consiguió batir a Red Bull en la qualy, pero por mor de las penalizaciones no les sirvió. Vettel no salió muy bien, quizá bien a secas. Y Raikkonen le superó. Tuvo que hacer maniobra evasiva para evitar a Hamilton y al llegar a la primera curva encontró un aliado, Ricciardo. El australiano se movió para defenderse de Raikkonen. Kimi dudó y eso permitió a Hulkenberg y Vettel pasarle.

Era necesario, eso decían, un mano a mano entre Rosberg y Hamilton para que hubiera ‘carrera’. Pero la cosa tras el primer sector pintaba mal. Rosberg 1º, Hamilton 8º. Entre medias, Verstappen, Pérez, Ricciardo, Vettel, Hulkenberg, y Raikkonen. El alemán de Ferrari aprovechando su mayor punta frente al renqueante motor de Ricciardo, cerca del fin de su vida útil, le pasó y se encaminó hacia Pérez como un meteoro. Bordando la chicane, Sebastiane se abalanzaba sobre el mexicano al que pasaba sin necesidad de DRS. Imparable.

MAESTRÍA

Con las blandas con diez vueltas a extraer de su rendimiento, en el mejor de los casos, la atención se centraba en el duelo entre Red Bull y Ferrari. Tanto Vettel, 3º,como Raikkonen, 6º, eran un poco más rápidos que Verstappen, 2º, y RIcciardo 5º. La sombra de un doble undercut planeaba en el muro de Red Bull. Incluso tomando la decisión de parar antes, podrían perder una de las batallas. No hay que olvidar que están luchando por el subcampeonato de marcas entre ambos equipos.

Raikkonen apretaba a Ricciardo y estaba cerca de entrar en territorio de DRS cuando llegaba un pequeño error. Se colaba en Degner y se iba por fuera en la salida de la difícil curva. Entonces desde el muro de Red Bull decidieron hacer parar a sus dos coches a la vez. Había 10 segundos entre ellos y les tenía que dar tiempo. Y les dio. El fenomenal trabajo, sobre todo de Vettel, se veía estéril. Y lo que es peor. Dejó al muro tocado y sin capacidad de reacción para el resto del GP.

El resto paró dos o tres vueltas más tarde, según el caso. Ahí se rompió la  carrera. Rosberg, Verstappen y Vettel por delante. En medio Ricicardo y luego Bottas y Massa con sus Williams, con medios y yendo a una parada, haciendo tapón.

REMONTADA

Hamilton era 7º tras su parada, pasando a Raikkonen que no había podido con Pérez. A continuación le tocaba a Ricciardo, de nuevo sin defensa por falta de punta y poco más tarde abrasaba a ambos Wiliams. El principio de relevo con duros había sido magistral para el británico. Era 4º cuando se acercaba la definitiva 2ª parada.

Por delante Rosberg iba haciendo una carrera perfecta. Controlando y sin forzar más que lo justo. De hecho Verstappen se mantenía en la frontera de los 5 segundos aunque tenía a Vettel alrededor de los 2 segundos y acercándose poco a poco. De nuevo la sombra del undercut planeaba en el muro de Red Bull. La misma situación que antes de la primera parada. Ambos acercándose a los Red Bull que les precedían. Al llamar a Raikkonen antes, Red Bull decidió mantener a Ricciardo largo porque la plaza ya estaba perdida. La idea era que si Daniel iba lo suficientemente largo, podrían montarle blandos para el relevo final. Pero no fue posible, batalla perdida. Pero ahí había pocos puntos de diferencia. La chicha estaba en la lucha Verstappen-Vettel. Y aquí Ferrari falló estrepitosamente.

MAX

Cuando Red Bull se centró en Verstappen, hubo mucho trabajo. Max reportó problemas de agarre por el desgaste de sus gomas. Le indicaron que juagara con los diferenciales para suavizar el impacto sobre las gomas traseras. Pero en la vuelta 27 Vettel ya estaba en rango de hacerle un undercut. La tensión era enorme. En la vuelta siguiente Red Bull se protegió y paró a Max. Mercedes por su parte cubrió a Rosberg y le llamó en la vuelta siguiente.

Ferrari no reaccionó. O sí, pero su decisión fue mantener a Vettel en pista con su plan original. Esto es. Un relevo medio largo y luego montar los blandos. Para eso Vettel tenía que llegar hasta la vuelta casi 40 para poder sacar el jugo a los blandos. Es cierto que habían perdido la opción del undercut con Verstappen. Vettel era líder con Hamilton 2º, pero con el de Mercedes comiéndole medio segundo por vuelta. Difícil que funcionara pero ya no quedaba otra.

Por su parte Hamilton tenía en principio la misma idea de Ferrari. Relevo largo con duras y acabar como un avión con blandas. Pero de nuevo una decisión sobre un compañero de equipo en la monta, o mejor dicho su ritmo, el de Raikkonen, iba a ser letal para Vettel. El finlandés venía volando desde su 5ª plaza. En teoría para Ferrari era el paraíso. Raikkonen amenazando con el undercut y con Vettel que sólo tenía que parar antes que Hamilton para mantener la posición. Pero algo pasó en Ferrari. Hamilton paró mientras Vettel continuaba en pista. No sólo así evitó el undercut de Raikkonen,  si no que se lo hizo a Vettel.

Cierto es que se dieron varias circunstancias. Con casi 4 segundos detrás de Sebastian paraba Hamilton. La orden fue que exprimiera sus duras usadas como si fuera una vuelta para hacer la pole el sábado. A tope. Puro Hamilton. Cuando llevaba dos parciales el pánico llegó al muto de Ferrari que llamó a Vettel. La vuelta de Hamilton alucinante, Vettel que se encuentra doblados en el sector 1, en el peor momento y en la peor zona. Los 4 segundos se diluyen a velocidad de vértigo. Tanto como el vértigo de la vuelta de Hamilton. Vettel para. Por rendimiento puro, Hamilton le podía haber quitado algo más de 3 segundos. El otro estaba en la manos y en el equipo en lo boxes. Vettel se reincorporaba con Hamilton pasándole con sus duros a punto de nieve. Vettel con sus blandas nuevas. El alemán tenía tres vueltas para pasar a Hamilton. Aunque se mantuvo en rango de DRS no pudo casi intentar salir del rebufo. Un grupo de doblados terminó de decantar la balanza para Lewis.

Y quedaba Max. El ritmo de infarto de Hamilton le había llevado a menos de 5 segundos del holandés. Lewis le cazó, pero había que pasar. Max bordó el uso de sus baterías para defenderse del de Mercedes. Pero en la penúltima vuelta Hamilton cambió la trazada en Spoon. Eso le dio una mejor salida controlando magistralmente su monoplaza. Se puso a cola de Verstappen tras la 130R y empezaba a frenar por el interior mientras Max, con su marca de la casa, circulaba por medio de la pista. El holandés entonces, como ya había hecho con Kimi, se metió en la línea de la trazada de Hamilton en plena frenada. Una maniobra más que sibilina, más que dura, sucia. Hamilton tuvo que hacer acción evasiva y resignarse a no pasar. Por supuesto que el que más tenía que perder era Hamilton. Y Verstappen es muy posible que jugara con eso.  Sus maniobras de intimidación también han podido con Hamilton. Increible. Y sucio. Pero increible.

Y así le puso Ferrari a Red Bull y Hamilton el podio en bandeja y, por su parte, Hamilton el GP y muchas opciones de título en manos de Rosberg. Es la primera vez que Rosberg depende de sí mismo para ganar el título. Le quedan cuatro carreras. Todo apunta a que sólo tiene que salir bien y el título llegará en una bandeja de plata.

¿Te gustó? Compártelo:

Tags: , , , , ,

2 Responses to “APUNTES DE JAPÓN 2016”

  1. Fidelio Says:

    ¿Qué decimos de Mc-Honda?

    Que no todo el problema es el motor, eso está claro. Que ha sido un revés en su proceso evolutivo, en la creencia de que iban por el buen camino.

    O que algo se les escapó y no supieron dar con la tecla.

  2. Mis Pasiones » Blog Archive » EL QUID Says:

    [...] APUNTES DE JAPÓN 2016 [...]