Bendita velocidad que nos mantiene cautivos para darnos la libertad
gpcast
  • GPCast
gpcast
  • GPCast
PERFIL

Nací en Madrid y con 9 años me estrené en un Rallye RACE de España en un tramo forestal entre Hoyo de Pinares y Cebreros.

Con la F1 en el Jarama en 1974.

Desde muy pronto haciendo radio y colaborando como redactor y fotógrafo en varios medios.

En los 2000 varias colaboraciones, redactor en Grand Prix International, comentarista F1 en COPE y de Motorsport en MARCA TV.

Espero que lo disfruteis.

Charly

Últimos Comentarios
Calendario
Octubre 2018
L M X J V S D
« Sep    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
Archivos

Posts Tagged ‘Pat Metheny’

UN GENIO

Viernes, Febrero 19th, 2010

Nunca, jamás, me ha decepcionado Pat Metheny. Ni llenando las Ventas, ni arrasando en Galapagar o Conde Duque o, como anoche, sin llenar sorprendéntemente el Price. La verdad es que no tan sorprendentemente.

(más…)

M & M

Domingo, Julio 8th, 2007

Fue un placer, entre otras cosas, saludar a Rob Eaton, el ingeniero de sonido de toda la vida de Pat Metheny que sigue al pie del cañón junto a su “jefe”.

Metheny y Mehldau plantean un concierto delicioso, agradabilísimo y fácil de escuchar. Su comienzo como dueto es impresionante. Combinan el piano y la guitarra de manera maestra. Tan pronto los graves los asume el piano como el ritmo lo pone la guitarra. Después aparecieron dos grandes músicos. Jeff Ballard a la batería y Larry Grenadier al contrabajo. La parte del cuarteto fue variadísima y un verdadero torrente de improvisación y buen hacer. Pat se atrevió con el español y su mejora es muy visible.

No faltó la Pikasso en otra pieza sensible a dúo que auguraba la parte final del concierto. Pero volvieron Grenadier y Ballard. El sólo de batería del último fue magistral y se permitió una improvisación que llevó a sus compañeros a dejar los instrumentos y sentarse a disfrutar del espectáculo.

Sencillamente un concierto magistral como suelen serlo todos en los que está Pat. Brad Mehldau y él han conectado perfectamente y el resultado son dos discos y un programa de concierto que nadie debería dejar de disfrutar.

Hasta el próximo Rob.