Bendita velocidad que nos mantiene cautivos para darnos la libertad
gpcast
  • GPCast
gpcast
  • GPCast
PERFIL

Nací en Madrid y con 9 años me estrené en un Rallye RACE de España en un tramo forestal entre Hoyo de Pinares y Cebreros.

Con la F1 en el Jarama en 1974.

Desde muy pronto haciendo radio y colaborando como redactor y fotógrafo en varios medios.

En los 2000 varias colaboraciones, redactor en Grand Prix International, comentarista F1 en COPE y de Motorsport en MARCA TV.

Espero que lo disfruteis.

Charly

Calendario
Octubre 2017
L M X J V S D
« Sep    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
Archivos

APUNTES DE MALASIA 2017

CASI

Los tiros en el pie que, tanto por el azar, como por sus propios errores, se ha dado Ferrari en Singapur y Malasia, les han dejado en una situación casi irreversible en ambos campeonatos. A pesar de que Vettel casi estuvo a punto de salvar el día.

A Ferrari el calor le va como a ningún otro equipo de la parrilla. Los SF70-H de Maranello fueron perfectos en cualquier condición de la pista- Lloviera o no, la alta temperatura les vino de perlas. Prácticamente lo mismo se puede decir de losRed Bull. Y a partir de ahí, las diferencias.

Para Mercedes la perspectiva era muy buena. Un trazado parecido a Silverstone donde exprimir las bondades, no demasiadas, de su chasis. Salvo por una variable muy caprichosa. La comentada alta temperatura. Todo lo que le gusta el calor al Ferrari, lo detesta el Mercedes. Lo que les lleva a sacar a las gomas fuera de su rango ideal de temperatura.

PEORAS

Mercedes llevaba unas modificaciones a Sepang que no funcionaron. El viernes fue una tortura para ellos. El coche subviraba, se iba de morro, a la entrada de las curvas. Al forzar el giro y agarrar la parte delantera, el coche respondía con sobreviraje, irse de atrás, a la salida de las mismas. La lucha de sus pilotos con ello más con el control de la temperatura, que al dispararse hacia al coche deslizar de las 4 ruedas, les ponía en graves problemas. Y, a priori, por detrás de Ferrari y, más preocupante, Red Bull. Para el resto del fin de semana Bottas se quedó con la modificación introducida mientras Hamilton seguía con la habitual. Aunque en menor medida, los problemas seguían estando.

Otros que introdujeron modificaciones fueron McLaren. Un nuevo suelo que sólo probó Fernando Alonso. En las difíciles condiciones del viernes, agua en la primera de libres y pista verde, sin goma, en los libres 2, el equipo se mostró encantando con el rendimiento. Pero el sábado y el domingo, con la pista mejorando el agarre cada vuelta, la euforia se esfumó. El suelo daba más agarre pero penalizaba la velocidad punta, algo que ya es crítico en McLaren, pero no había opción a cambiarlo. La única esperanza era la lluvia para la carrera.

DESASTRE

Con Ferrari en una situación mejor de lo que pensaban y con claras opciones a la victoria, llegó el principio del gran desastre. Un problema en el coche de Vettel en los libres 3, perdió el turbo, hizo que, ante la premura de tiempo ante la sesión de clasificación, se le cambiara el motor. El nuevo propulsor era un Frankenstein, con una nueva base, que da más rendimiento y programada para entrar en juego en Suzuka, con elementos periféricos de antiguas unidades para no penalizar. Cuando Vettel estaba a punto de llegar a la media vuelta lanzada en la Q1, una pequeña explosión y la bajada de vueltas del motor le condenaron al fondo de la parrilla. Un conector defectuoso desconectó el turbo.

El domingo por la mañana le pasó lo mismo a Kimi, segundo en la parrilla, camino de ésta. El mismo problema. El coche fue retirado al box y no salió más. Una carrera que pintaba a doblete con Hamilton quinto, a priori, certificaba otro desastre a la singapureña. Curioso que dos GP tan íntimamente unidos en sus albores, como el de Malasia y el de Singapur, le hayan hecho el mismo daño tan fuerte a la Scuderia.

RED BULL

El camino quedaba así expedito para Red Bull. A pesar de que la buena salida de Hamilton le permitió estar en cabeza tres vueltas. Curiosamente la radio provocó que perdiera el liderato. Un mensaje innecesario, porque el equipo está viendo la telemetría -Hamilton comunicó que su motor estaba por debajo de lo que debía en cuanto a reserva eléctrica-, hizo que desde Red Bull espolearan a Verstappen de cara a la recta de meta y sin esperar al DRS. El ataque de Max fue incontestable. Ni había energía eléctrica para un arreón, ni comprensiblemente, ganas de meterse en líos con Max. Quizá Hamilton pensó que aguantándole la vuelta se la podría devolver con el DRS. Pero privado del botón mágico del modo clasificación, el Mercedes no era rival para el Red Bull. La verborrea radiada tuvo un justo castigo.

Por detrás Ricciardo no lo tuvo tan fácil con Bottas. Las vueltas que le costó pasar al finlandés, sin el problema de Hamilton aunque con el coche más inestable, condenaron al australiano a la tercera plaza. Además de que el esfuerzo al que sometió a sus gomas comprometió su estrategia de ir a una parada.

Y aquí volvemos al tema recurrente de los neumáticos. ¿No sería mejor tener dos juegos realmente distintos en prestaciones y duración? Viendo que con los blandos, y en algunos sitios con los súper blandos, se puede hacer una carrera entera. ¿Por qué no hacer una goma con gran rango de temperatura. Que no sufra por meterla 2 vueltas a degüello. Y otra mucho más rápida pero que no vaya más allá, salvo que no se la exija, de 1/3 de GP?Que el GP de un piloto se vea comprometido por intentar adelantar debido a que las gomas cogen demasiada temperatura es aberrante. Esto dejó a Hamilton en tierra de nadie. Lejos de Verstappen y sin opción a atacarle, y con margen sobre Ricciardo que tenía que controlar sus gomas. Y mientras Vettel se acercaba.

REMONTADA

Vettel no apretó demasiado en la salida porque en Sepang con un coche superior es relativamente sencillo adelantar. Y tras la curva tres dio buena cuenta de la parte de atrás de la parrilla. Ya le costó más cuando llegó hasta Alonso. El de McLaren le mantuvo 5 vueltas detrás haciéndole perder un tiempo, que luego, se tornaría importante pero no decisivo.

También es cierto que una situación de carrera le ayudó a quitarse al resto de rivales que, por coche, le habría costado pasar más. Vandoorne había montado un tren tremendo. Sin opción a seguir a los Red Bull y Mercedes, sí que Stoffel se defendía bien de los ataque de Pérez. Aunque éste pudo pasarle finalmente, los Williams y Hulkenberg estaban clavados detrás. El de Renault paró en la vuelta 9 intentando un undercut. Massa paró para defenderse 2 vueltas después, Stroll una después para no verse superado por su compañero. Y dos después Vandoorne hizo lo propio. A Vettel se le habían quitado de enmedio los escollos más complicados en su camino hacia el podio. Sólo tenía por delante a Pérez y Bottas y les recortaba un segundo por vuelta.

Vettel había partido con la goma blanda, por súperblandas del resto, y con menos gasolina, se calcula que unos 15 litros, que le daba como medio segundo de ventaja por vuelta. Lo ideal para Sebastian era llegar hasta Ricciardo, al menos, pasarle y abrir un pequeño hueco y luego jugar con el consumo para llegar a meta. Antes de la vuelta 20 el alemán estaba dentro del tiempo de parada de Hamilton. Pero inmediatamente cazó a Pérez, al que pasó sin problemas, e inmediatamente se topó con Bottas. Al no poderle pasar, Vettel se quedó clavado y eso le dio a Hamilton aire para hacer su parada sin tener que vérselas con el de Ferrari en pista.

PARÓN

Una vez librado de la amenaza de Vettel Hamilton paró. Inmediatamente lo hizo Verstappen. En Ferrari aprovecharon la parada de Hamilton para llamar a Vettel, que le hizo el undercut a Bottas sin problemas. Ahora los de arriba iban con la rueda blanda mientras Vettel tenía la súper blanda. Quedaba Ricciardo, al que Red Bull dejó el máximo posible en pista para tener ruedas lo más frescas posibles, para afrontar el ataque de Vettel. Quedaban 26 vueltas, media carrera, y Daniel tenía 10 segundos de ventaja.

Parecía fácil para el de Ferrari llegar al podio. Rodando 1 segundo más rápido las primeras vueltas. Pero cuando estaba a menos de 2 segundos empezó a no acercarse con la misma soltura. Los doblados no le ayudaron. Alonso jugó con la legalidad para aguantarle 3 puestos. Quizá no debió hacerlo, por muy legal que sea, porque era un doblado y pienso que no deben molestar. Pero no es menos cierto que Vettel no iba con la misma alegría. ¿Gomas? Quizá las había dado un calentón. En la vuelta 40 llegó el canto del cisne. Aprovechando el DRS en la recta atacó a Ricciardo. Éste le tapó el interior y se acabó. Sebastian empezó a retrasarse y a perder tiempo. No eran las gomas. Era que iba corto de gasolina. Desde las gradas se notaba como el alemán tenía que dejar de acelerar mucho antes de la frenada y dejar al coche ir, coasting.

La carrera ya estaba decidida en sus dos posiciones desde hacía muchas vueltas. El tercer escalón quedó decidido en ese ataque fallido en la vuelta 50. O quizá en la decisión de Ferrari de sacrificar 15 kilos de combustible. El caso es que Vettel no llegó a espaldas de Hamilton para haber minimizado el desastre y se dejó un puñado de puntos más. Si bien tapó la sangría de la herida, la sangre se sigue escapando.

RESTO

Destacar la gran carrera de Pérez que se aupó hasta la 6ª posición. Estuvo a punto de abandonar al final porque se sintió mal por los problemas estomacales, y la fiebre, que ha sufrido en el fin de semana. Muy bien Vandoorne con el coche sin ‘mejoras’ que aquí funcionó mejor que el de Fernando con el nuevo suelo.

Y Sainz que iba haciendo una carrera muy buena, sin explicación porque no se esperaba nada de ellos aquí. Hasta que se tocó con Ocón en un incidente de carrera a final de recta. Sainz es cierto que se cuela un poco pero Ocón le cierra mucho antes del vértice de la larga curva. Por su parte Alonso tuvo que poner a un cerdete Magnussen en su sitio, y se quedó a una posición de sacar un punto. GAsly en su debut fue de menos a más, aunque estuvo duro con Vettel en la primera vuelta, y completó una buena actuación. 

Para Ferrari fue un desastre la última cita en Sepang, un GP donde han tenido grandes años ganando el título. Echaremos de menos el circuito, aunque Ferrari es posible que no tanto. Una vez acabada la carrera todavía hubo tiempo para un incidente tan absurdo como letal para las pocas opciones de Vettel. Se tocó con Stroll cuando iban fuera de línea acumulando gomas en sus ruedas, tanto para la altura del coche como el pesaje. A consecuencia del impacto, la rueda y la suspensión trasera izquierda del coche de Vettel se le subió al capó. Si la caja de cambios del Ferrari se ha dañado, serán cinco puestos en la parrilla de Suzuka. La casi única esperanza que tiene Ferrari ahora mismo es que Hamilton no ha tenido ningún cero. Casi la única.

¿Te gustó? Compártelo:

Tags: , , , , , , , , , , , ,

Leave a Reply