Bendita velocidad que nos mantiene cautivos para darnos la libertad
gpcast
  • GPCast
gpcast
  • GPCast
PERFIL

Nací en Madrid y con 9 años me estrené en un Rallye RACE de España en un tramo forestal entre Hoyo de Pinares y Cebreros.

Con la F1 en el Jarama en 1974.

Desde muy pronto haciendo radio y colaborando como redactor y fotógrafo en varios medios.

En los 2000 varias colaboraciones, redactor en Grand Prix International, comentarista F1 en COPE y de Motorsport en MARCA TV.

Espero que lo disfruteis.

Charly

Calendario
Noviembre 2017
L M X J V S D
« Oct    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
Archivos

APUNTES DE BRASIL 2017

BLANDOS

Sebastian Vettel manejó con mano de hierro una carrera que el blando de Bottas, no supo o no tuvo el carácter para pelear. Pero no fue el único blando en Brasil.


La salida no pareció mala, ni en el caso de Bottas, ni en el de Vettel. Aunque ambos reconocieron después que no la bordaron. A medida que avanzaban tras apagarse los semáforos, Vettel sacó ventaja. Se emparejó con el finlandés, que no cerró el interior al principio, y se tiró al interior con todo. Con decisión. La que le falto a Valteri para cerrar la puerta, para forzarle a mantenerse lo más dentro posible, aprovechando luego la segunda curva a su favor.

Vettel desde ese momento sólo tuvo que concentrarse en hacer una buena resalida, tras el periodo de Safety Car provocado por los Haas. Muy blandos los comisarios, también. E incomprensibles a la par que inconsistentes. Porque que Grosjean cometiera un error al intentar aguantar por dentro, en la mítica ‘Ferradura’, a Ocon cometiendo un trompo, creo que puede considerarse como uno de los incidentes de la salida. Claro, que hablamos de la curva ¿6? Y los señores comisarios quizá, con buen criterio en este caso, ya no lo consideran un incidente de salida. Por supuesto que hubo un perjudicado, Ocon, y que Grosjean es más que reincidente. Dando por buena su penalización ¿Cómo es posible que su compañero Magnussen se fuera de rositas después de montar la que montó? Topó, coladísimo, con Vandoorne al que dejó fuera de carrera, que a su vez se vio empujado contra Ricciardo que se quedó a cola del pelotón. ¿Penalización? ninguna. Cuesta entenderlo, mucho.

VENTAJA

Vettel consiguió abrir la ventaja necesaria para que Bottas no le cogiera en terreno de DRS, y luego lo justo, alrededor de dos segundos, para que un posible undercut del finlandés no causara problemas. Vettel tenía un punta inferior a la del Mercedes de entre 8-10 km/h. Pero era más rápido en la parte virada. Virtualmente las ventajas de cada uno quedaban neutralizadas. Por lo que esos dos segundos oscilaron muy poco durante la carrera. Ni el perseguido podía cometer un error, ni el perseguidor tampoco para no descolgarse.

Con Hamilton remontando, y montando la superblanda en su segundo relevo, su amenaza era clara. En Ferrari tuvieron que alargar al máximo su relevo con la goma roja, para no caer al final con una goma blanda castigada y menos competitiva.

En Ferrari pensaron como un equipo. En Mercedes se equivocaron. Les pudo la avaricia de una posible victoria de Hamilton. A pesar de que le habían dicho a Bottas que podría luchar con él. Habría que haber visto si hubiera llegado ese momento. Y no leyeron bien la carrera. O Bottas no fue capaz de poner en marcha la estrategia correcta. Que no habría sido otra que forzar a Vettel obligándole a parar antes. Pero si lo hizo no le funcionó. Y si no, se equivocó él y el equipo. Intentaron el ‘undercut’ pero no funcionó. Y eso que Vettel no pudo sacar una vuelta especialmente rápida a sus castigadas gomas. Pero Bottas, con un error al irse largo en Junçao perdió algo de tiempo. Cuando se reunieron de nuevo en pista, el Mercedes estaba más cerca pero Vettel manténía la cabeza. Ahora llegaba el segundo dilema. Con la goma blanda y más de 40 vueltas por delante, había que cuidar los neumáticos para el más que presumible ataque de Hamilton. Si Mercedes quería la victoria, no supo jugar. O no le salió la jugada.

REMONTADA

En ese momento, Bottas debió irse a por Vettel sin miramientos. Acosando al alemán y pasándole, si hubiera sido posible, o provocándole un deterioro en sus neumáticos preocupante. Obviamente también en los suyos. Pero no lo hizo. Permitiendo un ritmo bueno, pero no demasiado rápido. Con lo que al final de carrera, con Raikkonen aguantando sin presionar a su vez a Bottas, aguantaron el podio en sus posiciones. El beneficiado fue Vettel que rubrica el subcampeonato casi matemáticamente. Bottas mostró su incapacidad. Y Raikkonen jugó en equipo a la perfección. Sobre todo después de que Verstappen sufriera de lo lindo con sus gomas.

Hamilton cometió un error, que sigo manteniendo que fue del equipo, el sábado. Le montaron las gomas muy bajas de presión. Puede que Lewis no las metiera en cintura, también, pero en Ferradura la panza de su coche tocó el suelo y el coche trompeó acabando contra las protecciones. Le tocaba salir desde boxes porque se aprovechó en Mercedes para armar un avión.

El Safety Car le hizo recuperar los segundos perdidos al partir desde boxes, más los puestos que ganó adelantando y con los abandonos y problemas. Su mayor distancia con Vettel fue de 17 segundos. Y ya era 6º en la vuelta veinte. Hamilton además paró en la vuelta 43. Sus rápidos adelantamientos le permitieron rodar en aire limpio mucho tiempo, lo que le permitió no gastar tanta goma. Poco menos de 30 vueltas para cargar hacia los líderes. Ferrari tenía todo preparado. Que funcionara o no era otra cosa. Raikkonen iba a ser clave. El finlandés y el ritmo nada apretado de arriba. En la 57 se deshizo de un Verstappen desdibujado por sus gomas, que nada pudo hacer ante el DRS, y el avión. Vettel a 8 segundos y 14 vueltas.

KIMI

Y entonces apareció Kimi en el horizonte. Con diferencias entre los tres primeros entre sí de alrededor de 2 segundos, llegó Hamilton a falta de 4 vueltas a cola del finlandés. Pero en su único error de la carrera, bloqueó en las ‘Eses’. Eso le impidió coger el rebufo de Kimi en la segunda zona de DRS y ahí se acabó la carrera. La frenada de Kimi al límite llevó a Hamilton a caer en la celada. El finlandés ayudó a salvar la victoria del equipo, subiendo al podio en el proceso.

Matizar en la remontada de Hamilton que le montaron un verdadero avión como decía. El coche reglado para carrera y con el motor Spec4. Ese motor que sacó de quicio a Ferrari en Monza tras Spa, y que inició el hundimiento de la marca italiana. Más poder empezar con blandos.

ALONSO

Ricciardo no pudo seguir el ritmo de Hamilton y acabó detrás del británico pero muy lejos. Eso sí, nos dejó algo adelantamiento marca de la casa de verdadero lujo.

Alonso tuvo una carrera plena de lucha e inteligencia. Con prácticamente 20 km/h menos de punta no tenía opción alguna a adelantar. Y ese deficit lo conseguía reducir en la zona virada pero nada más. Salió regular pero se fue por fuera y enmendó la plana. Se encontró con Verstappen clavado y tuvo que clavar él a su vez, por suerte no tocó ni le tocó nadie, y se colocó quinto. Pero en la rearrancada tras los líos de la primera vuelta, Massa le pasó con facilidad. Desde ahí su carrera fue mantenerse en zona de DRS con Massa para defenderse de Pérez principalmente. Ni siquiera intentaron el ‘undercut’. Habría supuesto un gasto de gomas extra en la lucha, muy necesario al final. De hecho tras la parada, Alonso perdió era referencia con Massa. Pero había que ser pacientes con las blandas para no forzarlas en exceso. Llegado el momento, Alonso empezó a atacar al brasileño. Cada vuelta era muy poquito lo que recortaba, pero lo hacía. Llegó a estar a menos de 2 décimas pero en la recta de meta Massa abría hueco. El problema es que Pérez venía más rápido. Las últimas vueltas fueron de infarto. Alonso presionando y manteniéndose muy cerca de Massa, y aguantando a Pérez que a su vez entraba en su rango de DRS. La llegada de los 3 a meta fue de infarto. Massa con ventaja pero con Pérez casi emparejado al asturiano. Enorme octava posición en una carrera que no tuvo ni una vuelta de descanso para él. Por fin el brasileño colocó el Williams donde debería haber estado en muchas más carreras. Sólo su incapacidad, y la lamentable de Stroll, han privado a Williams de mejores resultados.

Por su parte Sainz dañó su coche en los líos en las ‘Eses’ de la primera vuelta y se quedó a un puesto de puntuar y por detrás, aunque cerca, de Hulkenberg. El motor Renault de nuevo sufrió de falta de potencia. Su turbo, más pequeño que el de Mercedes y Ferrari, volvió a girar con 5.000 revoluciones menos, como en México, para evitar roturas. Limitando las acciones de sus pilotos. Sólo el sábado pudieron rodar sin esa limitación.

Bottas, los comisarios, la propia Mercedes. Quedan las autoridades y el organizador del GP. Los constantes y peligrosos asaltos a las furgonetas y coches de los integrantes de la familia de la F1 no se arreglaron ni minimizaron durante el fin de semana. Una respuesta pusilánime e insuficiente por parte de los encargados de la seguridad. Coronada con la suspensión del test de Pirelli hoy lunes por esa falta de seguridad. Blandos.

¿Te gustó? Compártelo:

Tags: , , , , , , , , , ,

Leave a Reply