Bendita velocidad que nos mantiene cautivos para darnos la libertad
gpcast
  • GPCast
gpcast
  • GPCast
PERFIL

Nací en Madrid y con 9 años me estrené en un Rallye RACE de España en un tramo forestal entre Hoyo de Pinares y Cebreros.

Con la F1 en el Jarama en 1974.

Desde muy pronto haciendo radio y colaborando como redactor y fotógrafo en varios medios.

En los 2000 varias colaboraciones, redactor en Grand Prix International, comentarista F1 en COPE y de Motorsport en MARCA TV.

Espero que lo disfruteis.

Charly

Últimos Comentarios
Calendario
Noviembre 2018
L M X J V S D
« Oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  
Archivos

Posts Tagged ‘beltoise’

40 AÑOS YA

Lunes, Abril 27th, 2015
Hoy se cumplen 40 años del accidente que cambio la cara de la F1 en España. Un desastre desde el primer minuto que desembocó en una tragedia. Perdiendo para la F1 uno de los mejores trazados urbanos de siempre.
El trazado de Montjuich nació en la cabeza de Rudi Caracciola. El alemán corrió La Cursa de La Rabassada en 1931. Ganó la prueba y después, visitando las instalaciones de la Exposición Universal que se había celebrado en Barcelona, hizo un comentario sobre el circuito que se podía hacer en la zona de MOntjuich. El 25 de junio de 1933 se celebraba en el trazado la I Copa Barcelona / IV Gran Premi Penya Rhin.
Casi 42 años duráron las andanzas del trazado para las carreras de coches, las motos se mantuvieron más tiempo, que albergó a la F1 por primera vez en 1969. Antes Pedralbes había sido la casa de la F1, pero tras el desastre de Le Mans en 1955, quedó obsoleto tras el endurecimiento de las medidas de seguridad.
España estuvo presente en los albores del Mundial en dos ocasiones, 1951 y 1954, para no volver a la escena hasta 1968. Sería el Jarama quién albergara la vuelta a la máxima categoría con alternancia con Montjuich. 90 vueltas y la victoria de Jackie Stewart con su Matra-Ford darían el pistoletazo a la corta, pero intensa, historia en la F1 del gran trazado barcelonés.
CAOS
El GP de 1975 nació torcido. Jean Pierre Beltoise fue el encargado de llevar a cabo la inspección previa del trazado por parte de la GPDA (Asociación de Pilotos) El francés pidió la instalación de triples guardarailes en los puntos considerados más peligrosos sin que hubiera más problemas.
A primera hora del viernes algunos pilotos y jefes de equipo salen a dar una vuelta por el trazado. Algo que ahora se hace en todos los circuitos,l entonces lo era también. Aunque no era raro que los pilotos lo reconocieran con coches de calle. Encabezados por el doble campeón, y ostentador del título, Emerson Fittipaldi, llegaron a la zona del ángulo de Miramar. La horquilla después de la recta de meta y que se encuentra en un tramo de bajada. El propio Fittipaldi se apoyó en los guardarailes y estos cedieron. La noticia corrió como la pólvora y los pilotos se reunieron tomando la decisión de no disputar los entrenamientos de ese viernes. Todos excepto dos de ellos. Uno Jacky Ickx. Como belga no compartía la decisión de la GPDA de no correr en Spa, por lo que no pertenecía a ella. Eso le llevó a no aceptar la decisión y el otro fue Vittorio Brambilla. Ambos rodaron unas pocas vueltas ese viernes.
Durante la noche se trabajó a destajo. La empresa encargada de la instalación de las protecciones había realizado una chapuza lamentable. Operarios y los propios mecánicos de los equipos estuvieron a altas horas de la madrugada anclando los tramos de protecciones. Pero todo eso no fue suficiente para que, tanto los pilotos, como el estamento principal, aceptaran que se corriera.
AMENAZAS
Salvador Fábregas, Director de carrera, comenzó una maratón de reuniones intentando salvar lo que parecía insalvable. Tal era la situación que llegó a amenazar a Bernie Ecclestone, representante de los constructores, con que si no salían a entrenar antes de las cuatro de la tarde, iniciaría acciones legales por incumplimiento de contrato. Eso llevaba aparejado el precintado de todo el material de los equipos.
Bernie no perdió el tiempo y empezó a presionar a sus asociados. Poco a poco fueron saliendo a la pista. Fittipaldi lo hizo de ‘paseo’, con el brazo levantado, en señal de protesta, y sin marcar un tiempo ‘decente’. Poco después anunciaría que no correría el GP.
TRAGEDIA
El ambiente seguía enrarecido el domingo. LOs pilotos no llevaban bien las amenazas y presiones del día anterior y estaban muy tensos. Tanto que en el momento de la salida nadie hizo caso al hombre de la bandera, el sinpar Conde de Villapadierna, adelantándose. En la época esto era algo que ocurría con demasiada frecuencia y que tuvo su momento álgido, y trágico, en Monza 1978.
Antes de llegar a Miramar, la primera curva, los dos Ferrari estaban fuera de juego por un toque. Tras una veintena de vueltas la carrera está en un punto álgido con la lucha del Embassy-Hill con Rolf Stommelen y el Brabham de Carlos Pace. Al comenzar la vuelta 26 pasan por meta con el Brabham a rebufo del Embassy-Hill. En el rasante, el alerón de Stommelen se suelta y por suerte no golpea Carlos Pace. El coche del alemán se estrella contra los guardarailes y sale rebotado tocándose con el del brasileño. Éste logra parar su coche a pesar de haber perdido una rueda trasera, pero el de Stommelen…
Al tocarse con el Brabham se eleva, aterriza sobre el guardarail para caer al otro lado arrancando la alambrada y cayendo a una zona reservada a periodistas y a los comisarios de puestos y asistencias. El resultado de la tragedia, cuatro muertos y doce heridos. El piloto alemán fue sacado del coche entre gritos y gestos terribles de dolor. Sufrió siete fracturas entre piernas, brazos y costillas. La carrera continuó durante cuatro vueltas porque los cables teléfonicos se cortaron en el accidente y no se pudo avisar de la gravedad del accidente.
SUSPENSIÓN
Una vez parada la carrera, se reunieron Salvador Fábregas, el Conde de VIllapadierna y el Gobernador Civil, Rodolfo Martín Villa y acordaron no reanudar la prueba. Los espectadores abandonaron el circuito sin incidentes pero con la tristeza calada en el corazón.
Fue el final de Montjuich. El informe culpó a la pérdida del alerón del coche número 22 del accidente y no a las deficiencias del circuito. Pero la falta de arcenes, de zonas de escapatoria y la cercanía del público. Más la presencia al lado de la pista de farolas y árboles condenaron al trazado. Fittipaldi siempre culpó a la escasa altura de las protecciones del accidente. Se enteró del mismo en Ginebra, a donde partió el domingo por la mañana, y no pudo evitar que la rabia le invadiera.
Rolf Stommelen perdió la vida 8 años después, en una de esas piruetas del destino, en Riverside. El alerón de su Porsche 935 se soltó a 300 km/h sufriendo un brital accidente. Carlos Pace fallecía año y medio después en un accidente de avioneta en su Brasil natal.
A grandes rasgos esto es lo que sucedió el fin de semana de hace 40 años que desembocó en un domingo negro. 40 años ya que perdimos Montjuich y a cuatro compañeros de las carreras.

Hoy se cumplen 40 años del accidente que cambio la cara de la F1 en España. Un desastre desde el primer minuto que desembocó en una tragedia. Perdiendo para la F1 uno de los mejores trazados urbanos de siempre.

(más…)

BELTOISE-KUBICA ¿ESPERANZA?

Viernes, Enero 25th, 2013

Robert Kubica dio ayer un paso más hacia la recuperación de su capacidad de pilotaje lo más óptima posible. Se subió a un DTM para completar un buen puñado de kilómetros.
(más…)