Bendita velocidad que nos mantiene cautivos para darnos la libertad
gpcast
  • GPCast
gpcast
  • GPCast
PERFIL

Nací en Madrid y con 9 años me estrené en un Rallye RACE de España en un tramo forestal entre Hoyo de Pinares y Cebreros.

Con la F1 en el Jarama en 1974.

Desde muy pronto haciendo radio y colaborando como redactor y fotógrafo en varios medios.

En los 2000 varias colaboraciones, redactor en Grand Prix International, comentarista F1 en COPE y de Motorsport en MARCA TV.

Espero que lo disfruteis.

Charly

Últimos Comentarios
Calendario
Septiembre 2018
L M X J V S D
« Ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
Archivos

Posts Tagged ‘Caracciola’

40 AÑOS YA

Lunes, Abril 27th, 2015
Hoy se cumplen 40 años del accidente que cambio la cara de la F1 en España. Un desastre desde el primer minuto que desembocó en una tragedia. Perdiendo para la F1 uno de los mejores trazados urbanos de siempre.
El trazado de Montjuich nació en la cabeza de Rudi Caracciola. El alemán corrió La Cursa de La Rabassada en 1931. Ganó la prueba y después, visitando las instalaciones de la Exposición Universal que se había celebrado en Barcelona, hizo un comentario sobre el circuito que se podía hacer en la zona de MOntjuich. El 25 de junio de 1933 se celebraba en el trazado la I Copa Barcelona / IV Gran Premi Penya Rhin.
Casi 42 años duráron las andanzas del trazado para las carreras de coches, las motos se mantuvieron más tiempo, que albergó a la F1 por primera vez en 1969. Antes Pedralbes había sido la casa de la F1, pero tras el desastre de Le Mans en 1955, quedó obsoleto tras el endurecimiento de las medidas de seguridad.
España estuvo presente en los albores del Mundial en dos ocasiones, 1951 y 1954, para no volver a la escena hasta 1968. Sería el Jarama quién albergara la vuelta a la máxima categoría con alternancia con Montjuich. 90 vueltas y la victoria de Jackie Stewart con su Matra-Ford darían el pistoletazo a la corta, pero intensa, historia en la F1 del gran trazado barcelonés.
CAOS
El GP de 1975 nació torcido. Jean Pierre Beltoise fue el encargado de llevar a cabo la inspección previa del trazado por parte de la GPDA (Asociación de Pilotos) El francés pidió la instalación de triples guardarailes en los puntos considerados más peligrosos sin que hubiera más problemas.
A primera hora del viernes algunos pilotos y jefes de equipo salen a dar una vuelta por el trazado. Algo que ahora se hace en todos los circuitos,l entonces lo era también. Aunque no era raro que los pilotos lo reconocieran con coches de calle. Encabezados por el doble campeón, y ostentador del título, Emerson Fittipaldi, llegaron a la zona del ángulo de Miramar. La horquilla después de la recta de meta y que se encuentra en un tramo de bajada. El propio Fittipaldi se apoyó en los guardarailes y estos cedieron. La noticia corrió como la pólvora y los pilotos se reunieron tomando la decisión de no disputar los entrenamientos de ese viernes. Todos excepto dos de ellos. Uno Jacky Ickx. Como belga no compartía la decisión de la GPDA de no correr en Spa, por lo que no pertenecía a ella. Eso le llevó a no aceptar la decisión y el otro fue Vittorio Brambilla. Ambos rodaron unas pocas vueltas ese viernes.
Durante la noche se trabajó a destajo. La empresa encargada de la instalación de las protecciones había realizado una chapuza lamentable. Operarios y los propios mecánicos de los equipos estuvieron a altas horas de la madrugada anclando los tramos de protecciones. Pero todo eso no fue suficiente para que, tanto los pilotos, como el estamento principal, aceptaran que se corriera.
AMENAZAS
Salvador Fábregas, Director de carrera, comenzó una maratón de reuniones intentando salvar lo que parecía insalvable. Tal era la situación que llegó a amenazar a Bernie Ecclestone, representante de los constructores, con que si no salían a entrenar antes de las cuatro de la tarde, iniciaría acciones legales por incumplimiento de contrato. Eso llevaba aparejado el precintado de todo el material de los equipos.
Bernie no perdió el tiempo y empezó a presionar a sus asociados. Poco a poco fueron saliendo a la pista. Fittipaldi lo hizo de ‘paseo’, con el brazo levantado, en señal de protesta, y sin marcar un tiempo ‘decente’. Poco después anunciaría que no correría el GP.
TRAGEDIA
El ambiente seguía enrarecido el domingo. LOs pilotos no llevaban bien las amenazas y presiones del día anterior y estaban muy tensos. Tanto que en el momento de la salida nadie hizo caso al hombre de la bandera, el sinpar Conde de Villapadierna, adelantándose. En la época esto era algo que ocurría con demasiada frecuencia y que tuvo su momento álgido, y trágico, en Monza 1978.
Antes de llegar a Miramar, la primera curva, los dos Ferrari estaban fuera de juego por un toque. Tras una veintena de vueltas la carrera está en un punto álgido con la lucha del Embassy-Hill con Rolf Stommelen y el Brabham de Carlos Pace. Al comenzar la vuelta 26 pasan por meta con el Brabham a rebufo del Embassy-Hill. En el rasante, el alerón de Stommelen se suelta y por suerte no golpea Carlos Pace. El coche del alemán se estrella contra los guardarailes y sale rebotado tocándose con el del brasileño. Éste logra parar su coche a pesar de haber perdido una rueda trasera, pero el de Stommelen…
Al tocarse con el Brabham se eleva, aterriza sobre el guardarail para caer al otro lado arrancando la alambrada y cayendo a una zona reservada a periodistas y a los comisarios de puestos y asistencias. El resultado de la tragedia, cuatro muertos y doce heridos. El piloto alemán fue sacado del coche entre gritos y gestos terribles de dolor. Sufrió siete fracturas entre piernas, brazos y costillas. La carrera continuó durante cuatro vueltas porque los cables teléfonicos se cortaron en el accidente y no se pudo avisar de la gravedad del accidente.
SUSPENSIÓN
Una vez parada la carrera, se reunieron Salvador Fábregas, el Conde de VIllapadierna y el Gobernador Civil, Rodolfo Martín Villa y acordaron no reanudar la prueba. Los espectadores abandonaron el circuito sin incidentes pero con la tristeza calada en el corazón.
Fue el final de Montjuich. El informe culpó a la pérdida del alerón del coche número 22 del accidente y no a las deficiencias del circuito. Pero la falta de arcenes, de zonas de escapatoria y la cercanía del público. Más la presencia al lado de la pista de farolas y árboles condenaron al trazado. Fittipaldi siempre culpó a la escasa altura de las protecciones del accidente. Se enteró del mismo en Ginebra, a donde partió el domingo por la mañana, y no pudo evitar que la rabia le invadiera.
Rolf Stommelen perdió la vida 8 años después, en una de esas piruetas del destino, en Riverside. El alerón de su Porsche 935 se soltó a 300 km/h sufriendo un brital accidente. Carlos Pace fallecía año y medio después en un accidente de avioneta en su Brasil natal.
A grandes rasgos esto es lo que sucedió el fin de semana de hace 40 años que desembocó en un domingo negro. 40 años ya que perdimos Montjuich y a cuatro compañeros de las carreras.

Hoy se cumplen 40 años del accidente que cambio la cara de la F1 en España. Un desastre desde el primer minuto que desembocó en una tragedia. Perdiendo para la F1 uno de los mejores trazados urbanos de siempre.

(más…)

ROBERTO MERHI, EL ‘REGENMEISTER’

Jueves, Octubre 23rd, 2014
Roberto Merhi ha completado un año fantástico que ha estado cerca de ser inmejorable. En su dominio dejó una demostración en Hungría antológica en la lluvia. Pero no ha sido esa la única exhibición que ha dado ‘Teto’ en su vida con agua.
Puede que hubiera algún piloto que fuera muy bien en agua antes de él. Pero el primer maestro en agua, ‘Regenmeister’ fue Rudolf Caracciola. En 1926 se disputó el primer GP de Alemania en el Avus. La cita coincidió con el GP de España en Lasarte, y el equipo oficial de Mercedes dio prioridad a la cita española.
La marca alemana, ante la petición del piloto alemán, accedió a cederles, también a Adolf Rosenberger, dos unidades del M218s. La condición es que se inscribieran como independientes. Eso hicieron.
REMONTADA
Una gran cantidad de espectadores, 230.000, se dieron cita en un día gris y con la lluvia amenazando en Berlín. Rosenberger hizo una muy buena salida pero Caracciola caló su coche. Su mecánico, Eugen Salzer, saltó del Mercedes y empezó a empujarle para que arrancara. Cuando Rudolf podía acelerar camino de la curva Sur, ya había perdido un minuto. Pero llegó la lluvia en al cuarta vuelta. La prueba estaba marcada a 20 vueltas. Poco a poco Caracciola fue ganando puestos. A la lluvia pronto la acompañó la niebla. En la vuelta 8 se produjo una gran tragedia. Rosenberger se salía en la curva Norte, detrás de boxes, al doblar a otro coche. La mala suerte hizo que se estrellara contra un puesto de cronometraje. Los tres cronometradores perdieron la vida. Mientras, ajeno a la tragedia y sin saber en qué posición se encontraba(entre los cuatro primeros no estaba, Caracciola había optado por seguir tirando. Sobre todo tras parar a repostar en la vuelta 8 y sufrir problemas de encendido, en la vuelta 11, con una bujía que le costó perder 30 segundos más. Cuando cruzó la meta tras las 20 vueltas, era el primero. SU ventaja sobre el segundo fue de casi tres minutos y medio. Los titulares de la prensa al día siguiente así como las radios en el circuito sólo hablaban del ‘Regenmeister’.
ROBERTO MERHI
Roberto, ‘Teto’, ha impresionado de siempre a sus ingenieros y a sus jefes de equipo. Desde que ganó en Spa en 2007 en la Fórmula Renault siendo el piloto más joven en conseguirlo. También en 2008 levantó oleadas de admiración en el mundillo tras ganar en la primera manga de la F3 en Montmeló.
La mañana del domingo amaneció muy lluviosa. En la parrilla cinco rivales por delante por moor de la inversión de posiciones. Para más ‘inri’ debido a las condiciones del clima, se decidió que la saldia sería tras el Safety Car. Para Roberto se le complicaban las opciones de remontar.
O eso parecía. Porque en una sola vuelta ya pasó segundo por meta con una demostración antológica. A mitad de la segunda vuelta ya era primero. Como ‘Carrach’ en Avus, y a pesar de saberse primero -a diferencia del piloto alemán entonces- siguió con un ritmo endiablado, demoledor, que le llevó a ganar tras doce giros por más de 30 segundos.
HOCKENHEIM
Tras dos temporadas para olvidar en el DTM. La primera en Persson, un equipo en descomposición en el que no quedó ni un ingeniero, y la segunda en HWA, con un coche que estaba mal a nivel de chasis, llegó otro brillante destello.
El coche estaba mal y en seco no había manera de hacer tiempos. En un test en Silverstone, Roberto se subió al coche de Wickens. Inmediatamente batió los tiempos del canadiense que fue incapaz de mejorar el tiempo de Roberto con su tullida unidad. Eso no le valió para que le dieran una nueva unidad. Pero llegó la carrera de cierre del campeonato en Hockenheim. Con la pista mojada, los problemas de chasis se minimizan. Merhi partía en la última línea, fruto de la ‘qualy’ en seco. Para añadir más ‘emoción’ a la cosa, el freno manual que se usa en las salidas, falló. Sales el último y encima un drive-through por saltarse la salida. Con ese panorama y la pista mojada, Roberto empezó a volar. Con un ritmo incontenible para el resto se colocó primero. Pero no todo iba a ser bonito. La lluvia cesó y con la pista con un carril y secándose, los vicios de su montura volvieron. Acabó segundo pero brindó una actuación estelar.
HUNGARORING
La habilidad técnica de Roberto le abrió puertas para probar en invierno con algunos equipos de GP2. Zeta Corse entre ellos. Los consejos y reglajes que sacaron de Roberto les dejaron tan contentos, y la mejora fue evidente, que le ofrecieron correr con ellos. Tras unos comienzos difíciles marcó una gran pole en el Nurburgring con la pista húmeda. Que le valió para luego mantenerse ahí y ganar la carrera. Pero quedaba Hungría.
El sábado estaba séptimo en parrilla. Y a la hora de la carrera llovía. De nuevo emergió el Roberto de Montmeló, el ROberto de Hockenheim y en una vuelta ya estaba segundo. Imparable, demoledor, se ponía líder y arrasaba a la concurrencia dejando al segundo clasificado a medio minuto. Otra exhibición en una categoría previa a la F1.
BRASIL
Roberto se subió al Caterham en Monza. De nuevo una recomendación le ayudó a hacerlo. Japón y Rusia fueron oportunidades para vovlver a subirse. Pero hay un GP del que todo el mundo habla. Brasil. Con su alto riesgo de tener lluvia, sería la oportunidad de oro para ‘Teto’ para dar el aldabonazo para llegar a donde siempre quiso. A la F1. Si así fuera, ojalá le rebauticen como al pionero en esto de las carreras con agua, ‘Regenmeister’, Rudolf Caracciola.

Roberto Merhi ha completado un año fantástico que ha estado cerca de ser inmejorable. En su dominio dejó una demostración en Hungría antológica con la pista mojada. Pero no ha sido esa la única exhibición que ha dado ‘Teto’ en su vida con agua.

(más…)

APUNTES DE CHINA

Domingo, Abril 19th, 2009

DISPARATES

Como diría el peculiar Fernando Fernán Gómez: “A la mierda, he dicho que a la mierda”. Eso es lo que ha venido a decir Stefano Domenicali, máximo responsable de Ferrari en las carreras. Creo que de todos los disparates que ha habido en China, la declaración de Domenicali se lleva la palma. Es absolutamente increíble que un equipo como Ferrari pueda siquiera insinuar que puede tirar un campeonato por la borda. No soy ferrarista y no he tanteado a mis amigos ‘rosso’ pero a mi no me gustaría que mi equipo clamara a los cuatro vientos que: “A LA MIERDA”.

SAFETY-CAR
De nuevo hemos asistido a la gran tomadura de pelo, a un nuevo y verdadero insulto a todos los aficionados a la F1. Y de nuevo todo el cabreo me lo ha alimentado De la Rosa. ¡Ya está bien Pedro!, coño. De nuevo es un circuito moderno. No es de recibo tanta niñería en aras de una seguridad mal entendida. ¡Vale ya! por favor, de vendernos motos. Repito, es un circuito moderno, con escapatorias enormes, con la verguenza del asfalto en las escapatorias que hace que los errores no sean tales o no tengan el castigo que merece. Vale ya de enarbolar la bandera de la seguridad cuando no hay razones. Volver a incidir en que se llega más lento a final de recta en una salida parada que lanzados detrás del Safety, me cansa.

 
Claro que si el Presidente de los pilotos se comporta así es normal que Barrichello o Buemi pidan que se pare la carrera porque las condiciones son muy malas. Eso es insultar a los grandes héroes que lo fueron. A los Caracciola, Rosemeyer, Stewart, Senna o Schumacher entre otros. Pilotos que se jugaron mucho más que el bigote en carreras con monoplazas que no tenían nada que ver con los actuales. Incluso Martin Brundle estaba hecho un basilisco, como todos los que amamos éste deporte. Un Brundle que se jugó la vida en los monoplazas de su época echaba espuma por la boca.
Pero aquí sigue sin pasar nada. A mi me sobran todos estos pilotos de pacotilla que se asustan en cuanto caen cuatro gotas.
Comentaba en el sumum del cabreo con David Plaza al principio de la carrera que lo que tenían que hacer es parar la carrera y preguntar a los pilotos de la Porsche Supercup si se querían subir a los F1 en esas condiciones. Seguro que nadie ponía pegas. Sobre todo porque ellos corren normalmente en las condiciones que sea.
La F1 sigue disparándose en el pié una vez tras otra sin que nadie ponga remedio.
Es asqueroso y dan ganas de mandar todo a la mierda. No lo haré por respeto a todos los pilotos que corrieron en las más que dantescas condiciones del Nurburgring de siempre por ejemplo. Pero ¡qué cojones! Seguiré al pie del cañón aunque en la parrilla haya más de una nenaza que si tiene miedo debería estar en casa en vez de quejándose.

MÁS DISPARATES
Lo de Renault es habitual. No dan una a derechas. No coincidía con Pedro en que Fernando debía estar en pista apurando al máximo como así habría sido. Si Pedro se ha retratado en su defensa de comenzar con el Safety luego ha estado absolutamente acertado con todas sus apreciaciones. Y sí, tenía razón. Si Alonso hubiera apurado para entrar una vez lanzada la carrera se habría reincorporado en los puntos. Nuevo error.
Luego la carrera de Alonso ha sido una lucha continua con un coche que no traccionaba y le impedía ganar posiciones con la soltura que su ritmo le habría permitido.
Y llegó el error del trompo en el peor sitio, además, para sufrirlo. No es descabellado pensar que se ha escapado el podio.
Más errores. Los de Brawn. Las ruedas de agua son muy blandas. Cargar mucho los coches es crítico porque una vez que se desgastan su función principal, evacuar el agua, desaparece y llegan los problemas. Le ha pasado a Barrichello mientras pedía, de manera patética, que se parara la carrera. No, no habían empeorado las condiciones, no tenía ruedas.
Lo mismo le ha pasado a Button que no ha podido seguir el ritmo de Button por la misma razón.
El mismo error que han cometido en McLaren. No es extraño que Kovalainen, fino donde los haya, haya manejado mejor la situación terminando por delante del ‘mentiroso’, Hamilton, que ha sufrido un desgaste mayor dada su agresividad al volante.

Rudolf Caracciola

RHEIN MEISTER
Así llamaron una vez a Caracciola, Señor del Rin. No recuerdo si haciendo el juego con la palabra lluvia en inglés, pero después de una de sus sensacionales exhibiciones en agua. Sebastian Vettel se hizo con la pole el sábado y se encontró con unas condiciones en las que rueda con excelencia. Ayudado por el impresionante comportamiento del Red Bull, refrendado por la actuación de Webber, que da una sensación magnífica.
Ayer no estaba de humor para hacer la gracia de que la primera fila de la parrilla será la de Ferrari el año que viene. Desde luego la situación de Vettel es envidiable y además empieza a sumar opciones para luchar por el título a poco que Adrian Newey adapte el coche a la ‘nueva’ reglamentación.
Desde luego que Vettel ha heredado la sangre de sus compatriotas Caracciola, Rosemeyer o Schumacher entre otros, y tiene unas manos, y unos pies, privilegiados para manejar estas bestias, no tan desbocadas como las de antaño. Al fin y al cabo, cada época tiene sus cosas. Disparates, y muchos, es lo que nos toca vivir.

Sebastian Vettel