Bendita velocidad que nos mantiene cautivos para darnos la libertad
gpcast
  • GPCast
gpcast
  • GPCast
PERFIL

Nací en Madrid y con 9 años me estrené en un Rallye RACE de España en un tramo forestal entre Hoyo de Pinares y Cebreros.

Con la F1 en el Jarama en 1974.

Desde muy pronto haciendo radio y colaborando como redactor y fotógrafo en varios medios.

En los 2000 varias colaboraciones, redactor en Grand Prix International, comentarista F1 en COPE y de Motorsport en MARCA TV.

Espero que lo disfruteis.

Charly

Últimos Comentarios
Calendario
Mayo 2019
L M X J V S D
« Abr    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
Archivos

Posts Tagged ‘Safety’

APUNTES DE GRAN BRETAÑA 2016

Martes, Julio 12th, 2016
INTOCABLE
El GP de casa fue un paseo para Lewis Hamilton. Siempre tuvo todo bajo control, sustillos aparte, y, sobre todo, margen sobre Nico Rosberg de sobra para rodar tranquilo todo el fin de semana.
La ventaja de Hamilton quedó clara el sábado. Debido a una norma absurda apoyada en excepciones sin pies ni cabeza, su primer intento, que ya le colocaba en la pole, era eliminado de la tabla de tiempos. Con sólo un intento en la Q3, rodó arriesgando lo justo y aún así nadie pudo acercarse al tiempo que marcó.
El domingo y con la carrera saliendo detrás del Safety, el principal riesgo que podía tener, una mala salida, desaparecía y sólo le quedaban por delante una pista golosa y las paradas en boxes.
En las condiciones mojadas primero, mixtas después y secas al final, Hamilton no dio opción a nadie. Dejó el campeonato en empate técnico practicamente a mitad de temporada y una sensación de impotencia en Rosberg.
SÉPTIMA
No pudo Nico en ningún momento con su rival y compañero. Una y otra vez era destrozado en el parcial intermedio de Silverstone por Hamilton. Sin respuesta, el alemán sólo podía confiar en una mejor salida que le permitiera ponerse por delante de Lewis e intentar mantenerse ahí.
Lejos de eso se vio luchando a brazo partido con Verstappen. El holandés le abrasó en las condiciones mixtas, pero Nico se rehizo con la pista seca y repuso el orden normal. Pero quedaba un golpe final. Su séptima velocidad empezó a fallar. Recibió una indicación desde su muro pidiendo un cambio de mapa, a priori permitido, pero también le dijeron que evitase usar esa marcha. Eso no gustó a los comisarios que, tras una larga deliberación, decidieron imponerle una penalización benevolente que le costó un puesto. Bajar de la segunda a la tercera posición y mantener el liderato del mundial por un solo punto. Digo benevolente porque cualquier infracción al reglamento técnico supone la exclusión de la carrera.
RED BULL
Los Red Bull fueron como un tiro según eran más difíciles las condiciones. Su eficiencia aerodinámica les permitió mantener el ritmo de Mercedes. Luego en seco, tuvieron que doblegarse al mayor potencial del propulsor alemán. Sin duda Verstappen fue el hombre de la carrera. Luchando y batiendo a Rosberg para pasar, después, a ser acosado y dar otro master defensivo hasta que le fue imposible mantenerse más. Sabíamos de las actitudes ofensivas de Max, las defensivas habían aparecido pero el domingo quedaron más que claras. Ahí, también, empieza a ser excelso el de red Bull.
Por su parte Ricciardo completó una gran carrera. Carrera, por cierto, que pasó desapercibida y en la que si sólo miramos a la clasificación, queda que fue batido por Verstappen. Ricciardo fue uno de los pilotos que se zambulló hacia boxes cuando el Safety iba a retirarse. Justo al volver a la pista, Werhlein se salió y se impuso un Virtual Safety Car. Eso le dio una parada ‘gratis’ a Verstappen, entre otros, y fue una desventaja que el australiano no pudo recuperar. Su cuarta plaza es buenísima y debe valorarse como tal.
PENAR
Ferrari pasó un fin de semana muy duro. Incapaces de capitalizar la lucha interna en Mercedes, a pesar de anunciar la renovación de Kimi, estuvieron siempre por detrás de Mercedes, lógicamente, y de Red Bull. Probablemente la elección de gomas para este GP, la más duras del catálogo, no les vino bien. Ni el tiempo, ni la temperatura más bien baja. Pero es que, ¿les viene bien algo?
Además llegó una rotura más para Vettel. Otra caja de cambios. Y sólo ahora, después de que hayan caído un puñado de averías, parece que se dan cuenta que es una partida defectuosa de algún material. Raikkonen, dadas las circunstancias, estuvo a lo suyo y salvó algún mueble. Vettel, arriesgando al máximo (fue el primero en cambiar a ruedas de seco) no pudo llegar más arriba. A una vuelta rápida tras cambiar de gomas, le siguió un trompo que le retrasó. Duro fin de semana para el alemán que tampoco pudo brillar en las condiciones más difíciles. Sin olvidar que Kimi le dio para el pelo durante todo el fin de semana. Cierto es que el carácter fluido y las rápidas curvas de Silverstone le van como anillo al dedo al finlandés.
McHONDA
Poco a poco McLaren y Honda van escalando. Ya es habitual ver entrar, al menos a un coche, en Q3 y cada vez más holgados. Lo que no quita, dada la igualdad de la clase media de la parrilla, que haya que currárselo. Alonso brilló el sábado a pesar de serle birlado un tiempo. Button el domingo. Aunque Alonso, siempre al ataque, dejó algunos de los mejores momentos del GP luchando con los Williams y luego, tras una salida de pista tremenda en la curva 1 terminando en la grava, volviendo a traves de la misma y siguiendo atacando sin premio. Quedarse detrás de los Williams fue mortal en sus aspiraciones. Los coches británicos no iban ni para atrás, al no calentar sus gomas, pero en los sitios donde se puede adelantar, su motor Mercedes les permitía sobrevivir. Sobre todo a Massa, ya que Bottas trompeó y terminó hundido.
DIRECCIÓN
Ya puesto el grito en el cielo sobre las decisiones de quitar o no tiempos el sábado, el reglamento dice que hay que mantenerse en la pista salvo causa de fuerza mayor, que abrió la puerta a decisiones arbitrarias. Tenemos la decisión de salir tras el Safety el domingo. Por supuesto que mucha culpa la tiene Whiting. Hay una corriente muy amplia en el paddock que achaca la decisión de salir tras el coche de seguridad con tres gotas que caígan, a lo sucedido con Bianchi en Japón. Es una manera de lavar la conciencia. En cualquier caso subyace algo más simple, que añadido también, que es el rendimiento de la goma de mojado de Pirelli. A pesar de la orden expresa de Ecclestone de no criticar al fabricante italiano de neumáticos, Vettel lo dejó claro. ‘Los pilotos no confiamos en las Full Wet’. Con eso está dicho todo. Veremos que reacción hay a las palabras del alemán y si hay llamada al orden como pasó con Alonso en su día. Va a ser que no, seguramente. Sin obviar la reomendación del número de vueltas máximas a dar con cada juego. Pero lo de Vettel en Austria fueron por suciedad en la pista.
LÁSTIMA
La curva 1 tuvo un protagonismo estelar en la carrera. Una vez que se cambió a gomas de seco, el festival de sustos fue interminable. Pero más que por lo mojada que estaba la curva, que sí, fue por las rachas de viento que descolocaban a los coches. Era curioso porque si ibas sólo, el coche daba un latigazo más o menos controlable y se arreglaba yéndote largo. Pero si ibas cerca del coche de delante, el trompo era casi inevitable. Pocos se libraron de mirar a Cuenca en algún momento de la carrera.
Sainz pudo haber conseguido algún puesto mejor. Uno al menos. Pero en cualquier caso su carrera no fue mala. De nuevo por delante de Kvyat.
Force India no tuvo el mejor de sus findes, pero lograron un buen resultado global. Y a la vista de lo ocurrido, el mejor posible.
Mercedes hizo amago de apelar la sanción a Rosberg pero se lo pensaron mejor. No sería la primera vez que una sanción es agravada en una apelación en vez de aliviada. Eso sí, dejaron alguna pregunta en su comunicado sobre si la F1 no está sobre regulada. Lo ocurrido traerá cola, faltaría más.
Así que tenemos un final de julio con dos carreras. Hungría y Alemania. Seguidas, con poco margen entre ellas. Con Hamilton en la cresta de la ola y a 1 punto de Rosberg. Nico que debe jugar al ataque ya que a defender ha dejado claro que no sabe. Con McHonda recuperando poco a poco, con Red Bull que es capaz de dar batalla, con Ferrari en una crisis que se profundiza y con la encrucijada de ‘tirar’ ya la temporada y poner todos los recursos en 2017 o no. La verdad es que pese al dominio aplastante de Mercedes, seguimos teniendo una temporada bastante apañada. Por mucho que Hamilton parezca intocable.
INTOCABLE
El GP de casa fue un paseo para Lewis Hamilton. Siempre tuvo todo bajo control, sustillos aparte, y, sobre todo, margen sobre Nico Rosberg de sobra para rodar tranquilo todo el fin de semana.

APUNTES DE EE UU

Miércoles, Octubre 28th, 2015
KILLING ME SOFTLY
Así le ha ido ganando el mundial Hamilton a Rosberg. Matándole suavemente, no con su canción como dice el tema de Fox y Giebel interpretado maravillosamente por Roberta Flack, siendo Lewis Hamilton III.
De nuevo un fin de semana que iba cayendo en los momentos menos decisivos en manos de Nico Rosberg. Incluso se llevó la pole, que parecía poder conseguir también en caso de que se hubiera disputado la Q3. Pero cuando tenía todo a su favor para alargar su agonía hasta México, llegó el desastre.
Ese momento eterno en que las gomas dicen:’ey cuidado’. Ese momento eterno por encima de 200 km/h en que el morro del coche deja de apuntar unos grados hacia el interior de la curva. Ese momento eterno de la corrección fulgurante en el volante, con un cambio casi inapreciable en la presión del acelerador. Ese momento eterno en que el coche se sale de la trayectoria deseada y le cuesta un mundo volver a ella. Ese momento eterno que te persigue durante un tiempo cuando ves como tu rival pasa como un rayo por tu derecha llevándose cualquier esperanza.
Desolación, hundimiento, ira. Todo se concentraba en la cara de Nico Rosberg.
TRICAMPEÓN
Los títulos hay que ganarlos. Da igual que los remates en un GP donde no has estado a tu mejor nivel. Al final lo que cuenta es el resultado final. Nadie se acordará de que el fin de semana en que Lewis II pasó a ser Lewis III, no fue el mejor del año.
No es descabellado convenir que no fue hasta el 4º periodo de Safety, virtual o no o ambos, en que la victoria podía ser suya. Y aún así Lewis tenía que pasar a Rosberg. Nico se había adaptado mejor todo el fin de semana e incluso durante la carrera.
Hamilton podía arriesgar pero tendría que pasar ciertos límites. Límites que propasó sin miramientos en la primera curva del GP. Salió bien el inglés. Y ayudado por un poco de derrape en las ruedas de Rosberg, consiguió llegar emparejado y por el interior a la cima del primer giro. Allí, al contrario que en Suzuka, Hamilton golpeó con su rueda delantera la contraria de Nico. Alargó su trazada entando emparejados y le echó de la pista. Al contrario que en Suzuka donde al menos tenía medio coche de ventaja, aquí debió de dejar vivir a Nico y darle el espacio justo. No lo hizo y debió, cuando menos, ser investigado.
CINCO GANADORES. KVYAT. RICCIARDO.
El GP estadounidense, con sus fases, tuvo cinco ganadores potenciales segun la fase de la carrera. El primero fue Kvyat. Favorecido por la apuesta de Red Bull confiando en que la pista se mantuviera humeda o mojada, llevaban una configuración con mucho ala, Kvyat llegó a ponerse en cabeza en un ataque que le llevó a irse largo y perder la ocasión. Pero su ritmo era mejor que el de Hamilton y parecía cuestión de tiempo que se aupara al liderato del GP. Pero apareció el primer periodo de Safety, Virtual en este caso.
Cuando desapareció la señal del Virtual Safety Car, Rosberg despertó a Ricciardo con una pasada tremenda y se fue a por Kvyat al que arrasó, gracias a ‘Reactores AMG’ en la larga de atrás.
Pero la configuración de los Red Bull iba a dar a Ricciardo la oportunidad de ser el segundo candidato a ganar la carrera. En la zona lenta los coches energéticos se echaban encima de los Mercedes. Kvyat lo volvió a intentar en la curva 1 sin conseguirlo. Eso abrió la puerta a Ricciardo que se fue a por Rosberg pasándole. El acoso sobre Hamilton tuvo sus frutos al tener problemas en una frenada Hamilton e irse un poco largo. Ricciardo se ponía líder y además abriendo hueco.
Llegó el momento de cambiar a ruedas de seco. El panorama cambió. Los Mercedes pasaron de presas a cazadores. Los Red Bull de cazadores a presas. Y con otro depredador más sumándose a la fiesta. Vettel.
ESPERANZA. ROSBERG
Rosberg se iba a por Ricciardo y lo abrasaba, gracias a su reactor y a la poca punta del Red Bull por su carga de ala, llegando a tener 10 segundos de ventaja sobre Hamilton cuando el inglés lograba desembarazarse del australiano también. Nuevo periodo de Safety cuando el coche de Ericsson se queda parado en un sitio peligroso. Momento crítico de carrera. Los Mercedes llevaban menos de 10 vueltas en sus gomas. Quedaban menos de 30 y había un periodo de Safety. Las computadoras echaban humo igual que los muros. En Ferrari decidieron que era un buen momento para poner los medios e ir hasta el final. Rosberg empezaba a rumiar que la cosa se le había complicado. Estratégicamente con Vettel lo tenía muy cuesta arriba. Cuando el Safety desapareció Rosberg puso un ritmo fortísimo. Tenía que abrir el hueco suficiente para protegerse de la parada que debería de hacer aún.
AMENAZA. VETTEL
Era el momento de Vettel. El alemán, como antes hicieran los Mercedes, se quitó de enmedio a los Red Bull. Sí, Rosberg y Hamilton se le marchaban. La pregunta era si ambos serían capaces de abrir la ventaja suficiente antes de que su blandos se vinieran abajo. La lucha en la distancia estaba servida.
Entonces el alerón delantero de Hulkenberg se rompió antes de intentar pasar a Ricciardo. La pérdida de apoyo hizo que el Force India no frenara lo suficiente chocando con el Red Bull. Nuevo Virtual Safety Car. Las opciones de Vettel se diluían, o al menos la ventaja que tenía hasta ese momento, y renacían de nuevo las de Mercedes y sobre todo las de Rosberg. Porque Hamilton no paró. El equipo quiso comprobar el estado de las gomas de Rosberg y hacer entrar, o no, a Hamilton después. Cuando decidieron que Lewis II, todavía, entrara la señal de Virtual Safety Car se apagó. La carrera era de Rosberg.
DEFINITIVO. HAMILTON
Lewis estaba en cabeza pero con serias dudas de que pudiera llegar al final con las gomas en un estado mínimamente decente. Tenía detrás a Vettel y un poco más allá a Rosberg. Quince para el final. El tercer ordinal para Lewis necesitaba de algún golpe de suerte más. Nico pasaba a Vettel, blandas nuevas contra medias algo usadas, y se iba a por una casi segura victoria. Hamilton debía parar de una manera o de otra. Y llegó el último Safety. Kvyat estrellaba su Red Bull contra las protecciones tras perder el control del mismo luchando con Maldonado.
Rosberg se quedaba en cabeza, con blandas con un puñado de vueltas, con Hamilton con blandas nuevas. Vettel volvió a parar perdiendo posición con Verstappen pero teniendo, Hamilton, blandas nuevas para el sprint final. Con nueve para meta se relanzó la carrera. Y cerca del final de la vuelta llegó el momento eterno que marcará este GP. El error de Rosberg le daba el liderato del GP a Hamilton y le ponía, virtualmente el tercer ordinal tras su nombre. Sólo quedaban dos cosas que se lo podían, no arrebatar, sí retrasar. Avería mecánica en uno de los dos Mercedes o que Vettel pasara a Rosberg. Nada de eso ocurrió y Hamilton cruzó la meta y entro, una vez más, en las páginas más selectas de los libros de historia de la F1.
EL RESTO
Una carrera tan movida dejó detalles y actuaciones brillantes también en otras zonas, no demasiado alejadas a veces de la cabeza.
Una de ellas fue la de Alonso y la de McLaren Honda en general. Sin duda que fue la mejor carrera del año para ellos aunque no tuvo la recompensa posible que pudieron conseguir.
El asturiano salió muy bien. Sólo para ser embestido por Massa que le dejaba con un pinchazo y el fondo plano muy dañado. Consiguió llegar a boxes pero cuando volvió a carrera ya tenía una vuelta perdida. Su ritmo fu más que decente, a pesar de los daños y al final consiguió ponerse a cola del grupo en uno de los periodos de Safety. Alonso llegó a rodar quinto. Se la jugaron a no parar, quizá hubiera sido mejor entrar a poner blandos, y un problema eléctrico en las últimas vueltas le terminó sacando de los puntos. Con el problema del fondo del coche, que no pudo rodar a tope las últimas vueltas y viendo los tiempos de Button, 8º más rápido a 2,3 de la mejor vuelta de Rosberg, se puede cifrar en 2 segundos o 2 segundos y poco la diferencia del McLaren-Honda en Austin. La 6ª posición de Button y la carrera de Alonso dejan resquicios a la esperanza. Aunque no mucha, ciertamente.
Otra de las carreras impresionantes fue la de Carlos Sainz. Víctima de un error propio en la Q1, tuvo que salir desde el fondo de la parrilla. La primera vuelta ya la pasó en 11ª posición. Llegó a estar 6º pero acabó, tras una penalización en 7ª plaza.
Hemos comentado otras veces que el gran miedo con Sainz era que entrara en una de sus espirales autodestructivas que tanto han marcado sus años anteriores. La temporada pasada salió de ella en el crítico momento para salvar el título de las World Series y, probablemente, su carrera en la F1.
Pero no es menos cierto que, averías aparte, Sainz está cometiendo errores tontos. Los excesos de velocidad en pita-lane, el bolardo de Suzuka, que le están costando unos puntos preciosos. No hay que olvidar que es debutante y que lo está haciendo más que bien en su temporada de debut. Sorprendiendo a propios y extraños y siendo más regular que su compañero Verstappen. Pero Max, que estuvo flirteando con el podio aquí en otra soberbia desmotración de desparpajo y arrojo, le está ganando. Necesita Carlos en las 3 carreras que quedan, no sólo dejar claro lo que deja claro todos los GP, si no ese golpe de suerte que le deje una carrera en una posición alta.
Por lo demás. Excepcional Pérez otra vez en la quinta posición. La octava de Maldonado que llegó a meta después de quemar todas sus vidas en los libres y en la ‘qualy’ y sobre todo, ya remarcado, el 6º de Button.
Lewis ya es III con tres carreras de antelación. Rosberg ha caído presa de sus propios errores y de la batalla psicológica que le ganó Hamilton tras Spa el año pasado. Desde entonces no puede quitarse el tema de Roberta Flack de la cabeza. Y es que Hamilton le ha ido matando suavemente…siendo Hamilton.

KILLING ME SOFTLY

Así le ha ido ganando el mundial Hamilton a Rosberg. Matándole suavemente, no con su canción como dice el tema de Fox y Gimbel interpretado maravillosamente por Roberta Flack, siendo Lewis Hamilton III.

(más…)

APUNTES DE SINGAPUR

Martes, Septiembre 22nd, 2015
TRADE MARK
Sebastian Vettel ganó a su manera. Como indica su Trade Mark. Pole, una primera vuelta fantástica y a ‘vivir’. No podía batir de mejor forma el número de victorias de Senna.
Es un GP que hay que saborear desde muchos puntos de vista. Se sigue criticando a la F1 por la falta de espectáculo, por la dominación con mano de hierro de Mercedes. Pero sigo pensando que no educamos al aficionado correctamente. O, simplemente, el aficionado después de una carrera, que puede haber percibido como aburrida, no se siente lo suficientemente motivado para volverla a ver. Lógico y normal por otra parte.
IMPERIAL
Por eso hay que intentar contar las cosas que no se aprecian sin más. Intentando enganchar a ese aficionado. Verbigracia, la primera vuelta de Sebastian Vettel.
El alemán, en la pole como manda su Trade Mark, da la sensación de no ser el más rápido en la reacción, Ricciardo es el que gana en este aspecto. Pero una mayor motricidad de su Ferrari, le da una ventaja abismal en el corto recorrido hasta la primera curva, en realidad una ‘S’. A partir de ahí, exige a su Ferrari todo. El coche acepta sin rechistar, sin que la trasera baile lo más mínimo, y completa una vuelta alucinante con 3 segundos sobre el australiano. Esa primera vuelta es para enmarcar. Si tenéis ocasión, vedla, escudriñadla de nuevo.
Ayudado por un monoplaza perfectamente adaptado a las super blandas que tanto le gustan, su ritmo fue demoledor esas primeras vueltas, también su Trade Mark, pero a partir de la 7ª vuelta la sangría de Ricciardo paró y cambió. El australiano empezó a recortar diferencia. Y salió el safety.
SALVADOR
No sé si el incidente entre Massa y Hulkenberg, responsabilidad de éste(quizá espoleado por el equipo para intentar pasar al de Williams), en el que el diseño del circuito tiene mucho que ver también, salvó a Vettel de sufrir un ‘undercut’(una parada más temprana de Ricciardo para intentar pasarle cuando parara el alemán). La opción estaba ahí. Y el alemán aprendió la lección.
Tras el largo periodo de safety, en la reanudación, Vettel empezó a rodar lento. Entiéndase por lento alrededor de 2,5 segundos por encima de de lo que podría hacerlo. ¿Buscaba cuidar gomas manteniendo a Ricciardo a raya? ¿Buscaba que Raikkonen incomodara al australiano? Así estuvimos varias vueltas hasta que Hamilton tuvo problemas, y abandonó. En ese momento el pie derecho de Vettel ganó en peso y su Ferrari empezó a correr desbocado. De 1.53 a 1.50. Pam.
ZOMBIE
El incidente, con cierto tinte de comicidad, del zombie es gravísimo. En primera instancia no pareció tan peligroso como realmente fue. El zombie cruzó la pista. Eso provocó la entrada del Safety Car de nuevo y volvió a impedir cualquier supuesto, y poco probable, movimiento a Ricciardo. Aunque para estas alturas de carrera Vettel la tenía totalmente controlada.
No es raro, aunque tampoco habitual, la presencia de individuos en la pista. Recordemos que pasó en Hockenheim o Silverstone. Y creo que es más fácil que ocurra en circuitos permanentes que en un urbano que al fin y al cabo está todo vallado. Cómo logró este zombie colarse por el hueco de los comisarios sin que estos lo impidieran es el misterio que hay.
TORO ROSSO
Fenomenal carrera la que se marcaron, de nuevo , los dos pilotos de Toro Rosso. Ambos se vieron en un momento de la carrera en última posición. Max al quedarse clavado en la salida, Carlos al quedarse con el cambio en punto muerto en la reanudación tras el primer Safety. Éste Safety permitió a Max recuperar la vuelta perdida. Ambos fueron ganando posiciones hasta entrar en zona de puntos. Al final el mundo al revés y polémica. Con ambos detrás de Pérez, Carlos tenía un juego de gomas con menos vueltas que el de Max. El equipo le pidió que dejara pasar a Carlos por si el madrileño podía desembarazarse del mexicano. La contestación de Max fue un rotundo: ‘No’.
Siempre entenderé a los pilotos que se rebelan pero con la gorra de Jefe de Equipo no lo puedo compartir. Toro Rosso buscaba sumar algún punto más, que vaya usted a saber que importancia puede tener al final de temporada. Y eso es lo importante.
Lo malo vino después. Bien por Max porque una vez tomada la decisión la llevó hasta el final. Mal por el equipo que al final le dio la razón. Contando con que Carlos le habría devuelto la posición de no haber podido pasar a Pérez, el paripé de Max sobraba. Pero lo entiendo.
MERCEDES
¿Caso para Cuarto Milenio? Es curioso que todos con los que he hablado te dan razones, de peso, justificando la caída de Mercedes en Singapur. Todos, también, te dejan la coletilla de: ‘pero hay algo raro’. Pues eso.
Que el calor hace mella en Mercedes. Sí. Que tuvieron problemas de frenos. También. Que la sensación es que la evolución de Monza no funciona, es frágil, o en este circuito no ha podido mostrar su potencial. Todo apunta a eso. Que el cambio de normas sobre presiones y camber en los Pirelli les afecta más que a otros. Pocas dudas hay. Metemos todo eso en una coctelera, con unas gotas de mejora de Ferrari y tenemos el cocktail Marina Bay listo. Pero. Pero, en petit comite, hay algo raro. Poco más. Las razones esgrimidas son muchas. Que cada cual saque su conclusión.
MACARRAS PENDENCIEROS
Quiero disculparme porque el otro día entendía que lo que ocurrió en el Parque Cerrado tras la carrera, con la invasión de mecánicos y personal de Ferrari, podía conllevar a la descalificación del equipo. Si no tocas el coche no pasa nada. Siempre he tenido al parque cerrado como un espacio íntimo, inviolable. Siempre recuerdo cuando ibas de madrugada a tu coche en el rallye de turno. Observado por los aficionados pegados a las vallas, pero con espacio para irte concentrando. Una vez salías de él, pasabas entre las hileras de gente que jaleaban, daban palmadas en el coche de ánimo. Salías como del refugio.
El caso es que la actitud de alegría desmedida como si hubieran ganado, ya no sé qué decir, 20 títulos juntos no tiene sentido alguno. Es una artificialidad que repele. Dirigida. Y así pasa. Acabaron arrasando con las vallas y pegando a los fotógrafos que, importante, estaban haciendo su trabajo. Luego viene el capo, saca una nota de disculpa y se van cantando aquello de:’somos los buenos, somos los mejores, y los demás nos comen los cojones’. ¡Qué bonito!
¡Eh!, perdona. Es Ferrari. Ah, es verdad.
Dice el dicho que una golondrina no hace verano. Ni esta victoria va a cambiar el panorama para que Vettel llegue con opciones a final de campeonato. Salvo, que haya algo raro.
A una vuelta Ferrari ha demostrado que está cerca. En carrera, como vimos en Monza, les cae del pulpo. Suzuka nos sacará de dudas.
Tras lograr la primera pole para un motor no Mercedes desde el advenimiento de las unidades de potencia híbrida, Vettel no hizo más que seguir su guión. Victoria imperial de principio a fin. Sin duda, su Trade Mark.

TRADE MARK

Sebastian Vettel ganó a su manera. Como indica su Trade Mark. Pole, una primera vuelta fantástica y a ‘vivir’. No podía batir de mejor forma el número de victorias de Senna.

(más…)

APUNTES DE CHINA

Domingo, Abril 19th, 2009

DISPARATES

Como diría el peculiar Fernando Fernán Gómez: “A la mierda, he dicho que a la mierda”. Eso es lo que ha venido a decir Stefano Domenicali, máximo responsable de Ferrari en las carreras. Creo que de todos los disparates que ha habido en China, la declaración de Domenicali se lleva la palma. Es absolutamente increíble que un equipo como Ferrari pueda siquiera insinuar que puede tirar un campeonato por la borda. No soy ferrarista y no he tanteado a mis amigos ‘rosso’ pero a mi no me gustaría que mi equipo clamara a los cuatro vientos que: “A LA MIERDA”.

SAFETY-CAR
De nuevo hemos asistido a la gran tomadura de pelo, a un nuevo y verdadero insulto a todos los aficionados a la F1. Y de nuevo todo el cabreo me lo ha alimentado De la Rosa. ¡Ya está bien Pedro!, coño. De nuevo es un circuito moderno. No es de recibo tanta niñería en aras de una seguridad mal entendida. ¡Vale ya! por favor, de vendernos motos. Repito, es un circuito moderno, con escapatorias enormes, con la verguenza del asfalto en las escapatorias que hace que los errores no sean tales o no tengan el castigo que merece. Vale ya de enarbolar la bandera de la seguridad cuando no hay razones. Volver a incidir en que se llega más lento a final de recta en una salida parada que lanzados detrás del Safety, me cansa.

 
Claro que si el Presidente de los pilotos se comporta así es normal que Barrichello o Buemi pidan que se pare la carrera porque las condiciones son muy malas. Eso es insultar a los grandes héroes que lo fueron. A los Caracciola, Rosemeyer, Stewart, Senna o Schumacher entre otros. Pilotos que se jugaron mucho más que el bigote en carreras con monoplazas que no tenían nada que ver con los actuales. Incluso Martin Brundle estaba hecho un basilisco, como todos los que amamos éste deporte. Un Brundle que se jugó la vida en los monoplazas de su época echaba espuma por la boca.
Pero aquí sigue sin pasar nada. A mi me sobran todos estos pilotos de pacotilla que se asustan en cuanto caen cuatro gotas.
Comentaba en el sumum del cabreo con David Plaza al principio de la carrera que lo que tenían que hacer es parar la carrera y preguntar a los pilotos de la Porsche Supercup si se querían subir a los F1 en esas condiciones. Seguro que nadie ponía pegas. Sobre todo porque ellos corren normalmente en las condiciones que sea.
La F1 sigue disparándose en el pié una vez tras otra sin que nadie ponga remedio.
Es asqueroso y dan ganas de mandar todo a la mierda. No lo haré por respeto a todos los pilotos que corrieron en las más que dantescas condiciones del Nurburgring de siempre por ejemplo. Pero ¡qué cojones! Seguiré al pie del cañón aunque en la parrilla haya más de una nenaza que si tiene miedo debería estar en casa en vez de quejándose.

MÁS DISPARATES
Lo de Renault es habitual. No dan una a derechas. No coincidía con Pedro en que Fernando debía estar en pista apurando al máximo como así habría sido. Si Pedro se ha retratado en su defensa de comenzar con el Safety luego ha estado absolutamente acertado con todas sus apreciaciones. Y sí, tenía razón. Si Alonso hubiera apurado para entrar una vez lanzada la carrera se habría reincorporado en los puntos. Nuevo error.
Luego la carrera de Alonso ha sido una lucha continua con un coche que no traccionaba y le impedía ganar posiciones con la soltura que su ritmo le habría permitido.
Y llegó el error del trompo en el peor sitio, además, para sufrirlo. No es descabellado pensar que se ha escapado el podio.
Más errores. Los de Brawn. Las ruedas de agua son muy blandas. Cargar mucho los coches es crítico porque una vez que se desgastan su función principal, evacuar el agua, desaparece y llegan los problemas. Le ha pasado a Barrichello mientras pedía, de manera patética, que se parara la carrera. No, no habían empeorado las condiciones, no tenía ruedas.
Lo mismo le ha pasado a Button que no ha podido seguir el ritmo de Button por la misma razón.
El mismo error que han cometido en McLaren. No es extraño que Kovalainen, fino donde los haya, haya manejado mejor la situación terminando por delante del ‘mentiroso’, Hamilton, que ha sufrido un desgaste mayor dada su agresividad al volante.

Rudolf Caracciola

RHEIN MEISTER
Así llamaron una vez a Caracciola, Señor del Rin. No recuerdo si haciendo el juego con la palabra lluvia en inglés, pero después de una de sus sensacionales exhibiciones en agua. Sebastian Vettel se hizo con la pole el sábado y se encontró con unas condiciones en las que rueda con excelencia. Ayudado por el impresionante comportamiento del Red Bull, refrendado por la actuación de Webber, que da una sensación magnífica.
Ayer no estaba de humor para hacer la gracia de que la primera fila de la parrilla será la de Ferrari el año que viene. Desde luego la situación de Vettel es envidiable y además empieza a sumar opciones para luchar por el título a poco que Adrian Newey adapte el coche a la ‘nueva’ reglamentación.
Desde luego que Vettel ha heredado la sangre de sus compatriotas Caracciola, Rosemeyer o Schumacher entre otros, y tiene unas manos, y unos pies, privilegiados para manejar estas bestias, no tan desbocadas como las de antaño. Al fin y al cabo, cada época tiene sus cosas. Disparates, y muchos, es lo que nos toca vivir.

Sebastian Vettel

FULLEROS

Jueves, Abril 2nd, 2009

Como siempre el tiempo va dando y quitando razones. Lo ocurrido hoy con Hamilton y McLaren en Malasia es claro y diáfano. Un equipo glorioso con un pasado histórico y un nombre ante el que hay que ponerse de rodillas arrastrado al barro por una panda de piratas, fulleros y sinverguenzas.

FULLEROS
Hacía mucho que no decía ésta palabra. La última vez fue a un socio mío. La siguiente vez que quise decirla no hubo manera. El hijo de la gran puta de otro socio, que encima perpetraba ser jefe con una cara que rivalizaba con el granito, no tuvo cojones a dar la cara para habérselo dicho. Bueno, me disperso y me caliento. Volvamos.
Pensé que tras la marcha del indeseable de Ron Dennis, ese funesto individuo al que algún compañero de la Prensa se empeña en subir a los altares, allá cada cual, pero que sólo ganó un título en 9 años, que se dice pronto con todos los recursos del mundo a su disposición, las cosas serían más lógicas. Normales.
Pero no. Lo ocurrido en Melbourne creo que es de una gravedad extraordinaria. No el lío en la pista con el Safety. De nuevo la norma de la FIA no parece estar clara. No.
El problema es como han intentado de una manera zafia, rastrera, ridícula y absurda engañar a los comisarios. Y ahí radica la gravedad y por ello merecen un castigo aparte que debe ser más que ejemplar.
Cualquier individuo de a pie que tenga las narices de mentir delante de un Juez, y con la calaña que tenemos aquí más, le cae, o debe caer, la intemerata. Y los comisarios son eso, jueces.
Es asombroso que un equipo así falle desde el muro, que falle el piloto, que obliguen a éste a mentir deliberadamente y que tomen a los comisarios por tontos integrales. ¡Hombre! ¡Por favor!
El caso es que siguen a lo suyo. Salen de la reunión con los comisarios. Con el culo como un bebedero de patos de la que han recibido. Sin podio y descalificados. Y todavía tienen la desfachatez de decir que ellos no han mentido. Intentando de nuevo tomarnos a todos por gilipollas. Con dos cojones.
Es por todo ello que la FIA debe tomar cartas en el asunto y preparar un puro de generosas dimensiones e introducírselo si miramientos a McLaren por donde amargan los pepinos.
Sí se podía caer más bajo, sí. No termino de asombrarme ante tanta ineptitud y tonteria juntas en un mismo sitio.

ALONSO
Ahora los que despotricaron de Alonso acusándole de todos los males de McLaren, ¿qué pensarán? ¿Se habrán exiliado voluntariamente de la F1? ¿Quién mentía? ¿Quién intrigaba? ¿Alonso, o el desgraciado de Hamilton y su sonrisa falsa y despreciable? ¿Alonso o el pirata de Ron Dennis con su loro Hamilton al hombro y el pelota de Whitmarsh haciendo de palmero? ¿Quién? coño, ¿quién engañaba?
Pobres ciegos. ¡Alonso, qué malo es! Toooooooooooma. Qué coraje da.
Y encima en el equipo le siguen echando de menos, los mecánicos le saludan a escondidas para no tener problemas, porque el coche va de pena. En el pecado llevan la penitencia.

P.D. ¿Y Mercedes qué? Vaya papelón, ¡Vive Dios!, vaya papelón. Quien se junta con fulleros y piratas sale mal. Si lo sabré yo.

P.D.2 Según la RAE.

fullería.

(De fullero).

1. f. Trampa y engaño que se comete en el juego.

2. f. Astucia, cautela y arte con que se pretende engañar.

Pues eso.

¿Mentirosos nosotros? Sí, como la copa de un pino.