Bendita velocidad que nos mantiene cautivos para darnos la libertad
gpcast
  • GPCast
gpcast
  • GPCast
PERFIL

Nací en Madrid y con 9 años me estrené en un Rallye RACE de España en un tramo forestal entre Hoyo de Pinares y Cebreros.

Con la F1 en el Jarama en 1974.

Desde muy pronto haciendo radio y colaborando como redactor y fotógrafo en varios medios.

En los 2000 varias colaboraciones, redactor en Grand Prix International, comentarista F1 en COPE y de Motorsport en MARCA TV.

Espero que lo disfruteis.

Charly

Últimos Comentarios
Calendario
Marzo 2017
L M X J V S D
« Feb    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
Archivos

Posts Tagged ‘neuville’

RALLYE DE SUECIA 2017

Martes, Febrero 14th, 2017

latvala

Foto: Diana Belay

TOYOTA C’EST FANTASTIC

Es un slogan antiguo, casi 40 años, pero viene al pelo para ilustrar el rallye sueco y la gran victoria de Jari Matti Latvala. Nadie contaba con esto. Pero el finés mantuvo el nervio para sumar una victoria histórica.

(más…)

RALLYE DE MONTECARLO 2017

Martes, Enero 24th, 2017
ERRORES
Sebastian Ogier retomó el mundial dónde lo dejó. El campeón en título consiguió su 5° ‘Monte’ con tres marcas distintas.
No lo tuvo fácil el de Gap. En un ‘Monte’ dificilísimo, sobre todo el viernes, por las condiciones de los tramos, Ogier en uno de los errores que cometieron todos los pilotos, vio cómo su MSport no frenaba y se iba de lado en una zona helada contra un muro y una cuneta. El coche se quedaba un poco enganchando y perdía poco más de 40 segundos en el incidente. Eso daba alas a Neuville que se marcaba un rallye impecable a peor estaban las condiciones.
TRAGEDIA
El rallye comenzaba de noche el jueves con dos tramos camino de Gap. En el primero de ellos se producía un accidente que no debería de haber tenido mayores consecuencias. En una curva a izquierdas, en que el sitio para pasar era muy por dentro, Paddon entró más abierto que el resto, por fuera. La zona exterior era una mezcla de hielo, nieve, suciedad…El Hyundai se fue de atrás sin poderle recuperar. Se subió al talud y volcó. Cuando los espectadores se acercaron para poner el coche sobre sus ruedas descubrieron un bulto en el suelo. Un inconsciente, mal colocado, al que se había avisado del peligro, yacía desmadejado tras ser emebestido por la trasera del coche del piloto kiwi. Carteles de zona prohibida, avisos de otros espectadores y nada. El ‘Monte’ abriendo todo los informativos ávidos de carroña por un accidente evitable, absurdo, provocado por un inconsciente que perdió la vida. Meterse 1.500 kilómetros, esperar pasando frío horas, para quedarse tirado como un despojo en una cuneta. Absurdo.
NEUVILLE
Tras el accidente se anuló el tramo y en el siguiente Neuville empezó a imponer su ley. Ley intocable e irreprochable hasta que los tramos se empezaron a secar. Era sábado. Tras el bucle de la mañana, el último tramo del mismo y la segunda pasada por Bayons-Breziers estaban secas. Ahí surgió la figura de Evans y su MSport con Dmack. Si el año pasado era Tanak el que brillaba en ciertos momentos con las gomas británicas, en el ‘Monte’ era Evans el que saltaba al estrellato con el asfalto seco. Cierto es que en ese momento Elfyn no tenía mayor opción de hacer resultado, pero los scratchs conseguidos fueron sorprendentes u reivindicativos para el cuestionado por muchos piloto británico.
El errorcito de Ogier le había costado 41 segundos. Neuville, con una ventaja rondando los 50 segundos, cometía un errorcito también. Su coche le daba un trallazo a la salida de una curva a izquierdas y la treses derecha se metía en un hueco. Pinchazo, suspensión tocada y adiós a lo que podía haber sido un aldabonazo para él, para Hyundai y para el campeonato. Una pena, pero Thierry sólo puede culparse a sí mismo. Ni siquiera puede echar la culpa a la lotería, termino injusto, de ir rodando sobre hielo.
TOYOTA
Uno, que se había jugado una cena a que Toyota hacía al menos un podio en un tramo, verá cómo es difícil recuperar la línea tras las navidades cuando me la cobre. Pero que fuera Hanninen el autor del mismo es sorprendente. Pero las condiciones de tramos casi en su totalidad helados el viernes, le abrió la puerta a él y al propio equipo para camuflar las vergüenzas que tengan. Juho fue uno de los principales animadores del viernes hasta que una frenada tardía en una zona complicada le mandaba contra un árbol. Rompiendo la suspensión delantera y abandonado cuando iba 3°.
Sin embargo el ‘loco’ de Latvala, sería el encargado de dar un resultado tan grande como inesperado a las huestes del tetracampeón Makinen. Manteniéndose arriba y aprovechando las bajas y problemas de sus rivales, Jari Matti fue ascendiendo posiciones y, gracias a los Tanak el domingo, se aupó hasta la segunda posición.
CITROEN
No sé si algún jefazo de la marca de los chevrones ha llamado a Yves Matton para perderle explicaciones. Explicaciones de por qué no hay tres unidades de WRC 2017 disponibles. Explicaciones de por qué no hay otro piloto experimentado a tiempo total en el equipo. Me viene a la cabeza Mikkelsen. Y explicaciones, al fin y al cabo, de por qué con el pastizal que se están gastando, el mejor resultado lo ha conseguido para la marca un coche del año pasado.
El desastes de la marca favorita para muchos ha sido antológico. Meeke reventó su suspensión delantera tras empotrarse contra unas rocas en una cuneta al perder el control de su coche en el hielo a alta velocidad. Lefebvre reventó transmisión y embrague tras quedarse empanzado al salirse en el segundo tramo del jueves. Sólo Breen, ¡y de qué manera!, salvó el honor con un gran resultado. Quinto.
HYUNDAI
El desastre de Hyundai no le anduvo a la zaga. Al accidente de Paddon se unió un rallye lamentable de Sordo, sin confianza. Hasta que el terreno no se secó, el cántabro no asomó la cabeza. Pero la cantidad de tiempo pérdida el viernes y parte del sábado le dejó lejos. El liderato de Neuville tapaba todo. El incremento de su ritmo le llevó a dejar a Breen definitivamente detrás y, con los problemas de Tanak, a optar incluso al podio.
PEIRA CAVA
El ‘Turini’ este año tenía una configuración bastante distinta. Arriba, subiendo desde La Bollene, se giraba a la derecha y se bajaba hacia Peira Cava.
Ott Tanak venía haciendo un rallye impecable. Al secarse los tramos empezó a sufrir pero parecía que su ventaja era suficiente. Sin embargo el domingo, su motor se quedó en dos cilindros. El estonio se encontró perdiendo tiempo por todas las costuras de su mono. Se le iba la segunda posición. Y Sordo, en terreno seco rodando fuerte, se le acercaba peligrosamente. La suspensión de la segunda pasada por el Col de St. Roch beneficiaba al estonio. A la vez, había empezado a nevar en la segunda parte del Turini.
Sordo salió con opciones de recuperar el tiempo y de auparse al podio. Arriba en el segundo parcial le faltaban al cántabro 10 segundos. Pero Tanak no se rindió. Y en una bajada a tumba abierta dónde todos, que no se jugaban nada por las diferencias que había, habían pasado despacio, recuperó el tiempo perdido y salvo de manera magistral su tercer escalón del podio. Sordo no quiso arriesgar. Al fin y al cabo fue la tónica de su mediocre rallye en cuanto el terreno estuvo resbaladizo.
MSPORT
El éxito para los chicos de Malcolm Wilson es tremendo. A pesar de que se escapó el doblete, el resultado es grandioso y dan un golpe en la mesa tanto en el campeonato de pilotos como en el de constructores.
No hay que perder de vista varias cosas. El ‘Monte’ es un rallye de compromiso. Pero alguna conclusión se puede sacar. Hyundai parece la marca que tiene mejor montura ahora mismo. Además tiene un elenco de pilotos para sacar muchos puntos en cada rallye. Sí, aquí no lo han hecho pero no debería repartirse mucho lo ocurrido en las carreteras francesas. MSport y Citroen creo que están un pasito por detrás pero no mucho. Sin perder de vista lo bien que fue el Evans con las Dmack. Y por último Toyota. Están lejos, o algo lejos, pero en condiciones difíciles pueden seguir pescando.
Otra cosa será el título. Hyundai es favorita aunque la actuación de Tanak da esperanzas de que puedan disputarle el título a la marca coreana. La estrategia de Citroen les va a costar cara. Hasta que no tengan un tercer coche van a sufrir y entonces igual ya no hay opción a remontar. Y Toyota que intentará capear los temporales hasta que mejore el coche.
En pilotos será otra cosa. Ogier, si un poco más forzado, ya lidera. Neuville debe ser su máximo rival, con los destellos de Meeke. Y no me olvidaría de Tanak.
Del resto de los nuestros destacar a un Pernía con Peñate que liderarnos su categoría a pesar de no haber corrido en las duras condiciones que se encontraron antes. Un semitrompo les llevó a perder 3 minutos y medio y el liderato. Pepe López, a bordo del desguace con el que salía, brilló lo poquito que estuvo en carrera con un coche que no es competitivo y que le obligó a abandonar por temperatura alta en el motor.
Gran ‘Monte’ completo y que tuvo de todo. También cosas malas. Si bien no se puede culpar a la organización del accidente mortal, sí que, para variar, no estuvieron a la altura en general. Pero eso será cuestión de otro escrito.
Ogier cometió un error costoso que no le impidió ganar el rallye. Neuville sí y vio cómo se le escapaba de entre los dedos la victoria más prestigiosa del mundo. Esperemos que Thierry no se hunda. Le hace falta al campeonato. Y sin errores a poder ser.
http://www.robertosaavedra.photos/
ERRORES
Sebastian Ogier retomó el mundial dónde lo dejó. El campeón en título consiguió su 5° ‘Monte’ con tres marcas distintas.

TOUR DE CORSE 2016

Jueves, Octubre 6th, 2016
AVASALLAR
Sebastian Ogier arrasó con sus rivales en la isla corsa. El campeonato del mundo sobre asfalto no dejó dudas sobre quién es el rey de los rallyes.
De nuevo los organizadores decidieron mantener, si algo suvaizado, el carácter especial de la prueba y su esencia. Otra cosa es el kilometraje sobre el que andan atados.
Los tramos de 50 kilómetros que jalonaron cada sección cada día, no daban margen para el error o para sufrir algún problema. El trato de la goma iba a ser capital, también. Porque aunque el total de dichas secciónes fuera de 80 kilómetros. No es lo mismo exprimir la goma hasta el límite durante 50 kilómetros tortuosos, exigiendo a la goma longitudinalmente, transversalmente y llevando al límite a los flancos, que hacerlo en esos 50 kilómetros divididos en tres tramos por ejemplo. Así, el segundo tramo de cada bucle se presentaba muy crítico.
RUSH
El final de los tramos de Ogier, como en su día hacía Loeb, es imparable, irresistible. Ogier campeó desde el primer tramo. Distanciando a Meeke que parecía poderle darle cierta réplica. El segundo tramo fue un recital del francés que además limitó la nómina de posibles rivales a tres. Meeke, Neuville y Sordo.
Tras esos primeros 80 kilómetros, Ogier tenía casi 15 segundos de ventaja. Cuando acabó la sección de la tarde, su ventaja era de 44 segundos. Sí, Meeke y Sordo se habían quedado por pinchazos en esos dos tramos. Pero hasta en eso Ogier saca ventaja. La segunda y tercera etapas fueron un trámite para él. Con algún ligero latigazo pero sin forzar. Para repetir victoria tras la de Alemania y para seguir esprintando hacia un título que es suyo desde Suecia.
2017
Las miradas ya se dirigen hacia la próxima temporada. Con los equipos que continúan poniendo a punto sus nuevas bestias y los pilotos cerrando programas.
Uno de esos pilotos es Thierry Neuville. El belga ha regresado desde el infierno y tenía dos ofertas en su mesa. De Hyundai y de Citroen. Al final ha decidido continuar con la marca coreana, coronándolo con la segunda plaza. Mientras en Citroen, con Meeke para hacer toda la temporada, Breen y Lefevbre se irán turnando en la segunda montura.
Sordo estaba en condiciones de optar al podio, quizá a la segunda posición cuando un pinchazo cercenó sus opciones. Desde ese momento poco se le vio.
Lo mismo que a Latvala. Un alma en pena. Un piloto que ha perdido su ‘punch’. Latvala siempre ha sido muy de todo o nada. Ataque, espectacular. Su conservadora pose. Quizá con una buena dosis de falta de confianza le hace pasar desapercibido. Uno más. Y si algo no ha sido Latvala nunca es uno más.
Mikkelsen batió, de nuevo, a Latvala y cerró el podio. Sin vérsele una estrategia tan clara como en otros rallyes, quizá la longitud de los tramos le impuso, supo mantenerse arriba aunque no pudo, lógico, con Neuville.
Breen un poco por debajo de lo esperado aunque tuvo sus flashes y acabó bien. Paddon muy perdido y Camilli, ahora sí, decepcionante. Aquí en casa se esperaba más de él. Aunque no perdamos de vista que batió clara y rotundamente a un Ostberg que estuvo de paseo por la isla corsa. Sí es cierto. Pocos paisajes como el corso para ir de turismo.
El Polo y Ogier volvieron a su dominio avasallador. Los problemas de Meeke nos privaron de una lucha más cerrada. Pero la sensación que dejó Ogier fue la de manejar el rallye a su antojo. Y su antojo, normalmente, es el de avasallar.
AVASALLAR
Sebastian Ogier arrasó con sus rivales en la isla corsa. El campeonato del mundo sobre asfalto no dejó dudas sobre quién es el Rey de los rallyes.

RALLYE DE ALEMANIA 2016

Jueves, Agosto 25th, 2016
VOLVER
Sebastian Ogier estaba obligado a ganar en Alemania sí o sí. Tras sus más que razonables quejas sobre el sistema de salida en las pruebas del mundial, el asfalto alemán era el terreno que le llegaba para reivindicarse.
Sobre el papel la batalla sobre los diferentes terrenos duros de Alemania se presentaba complicada. No tanto en su casa, Latvala está en modo desconocido y Mikkelsen puede mantener un ritmo en asfalto y estar ahí pero no más, pero sí en Hyundai. La marca coreana con dos especialistas en la superficie, Neuville y Sordo, era una amenaza clara para los intereses, tanto de la marca alemana, como del campeón francés.
Pero Ogier manejó a pesar de un susto, de nuevo en una horquilla, el rallye a su antojo. Contemporizó hasta que llegó al terreno elegido para atacar. El sábado, en el tramo multisuperficie de Baumholder, el Panzerplatte, el terreno de entrenamiento para los tanques, avasalló a sus rivales. Allí Ogier terminó de hacerse con un colchón, muy trabajado, que le permitió el domingo contemporizar y volver a ganar un rallye este año. Desde Suecia no saboreaba las mieles del triunfo.
SORDO
El piloto cántabro llegaba a Alemania tras su forzosa ausencia en Finlandia y con la renovación practicamente hecha. Tanto así que se anunció después del rallye.
Dani hizo un rallye prudente sin lanzarse a tumba abierta. Evitando los errores pero manteniendose a distancia incluso de victoria. Esa fue su estrategia para la prueba. El domingo no la cambió. Una décima le dio el segundo puesto final tras el inalcanzable Ogier. Una décima le permitió batir a Neuville y terminar como el mejor Hyundai.
Quizá siendo más agresivo podría haber presionado y luchado por la victoria con Ogier. Pero no es menos cierto que Neuville cometió varios errores, Mikkelsen también, e incluso Ogier. Pero fue fiel a su planteamiento, lo que no quiere decir que no fuera rapidísimo, y le rindió su resultado. Excelente por otra parte pero sigue faltando ese puntito para sumar en el casillero de victorias.
Por su parte Neuville sigue su línea ascendente y, a pesar de algunos errores, mantuvo el tipo hasta el final. Si sigue en Hyundai o no, parece que PSA (Citroen) va a ser su destino, sólo lo sabe él. Pero que no es el piloto que estaba perdido hace no muchos rallyes, también. Le necesitamos a tope para la buena salud del campeonato.
CON EL GANCHO
Mikkelsen hizo un buen rallye pero, raro en él, fue a menos. Aunque quizá fue más mérito de sus rivales que demérito del noruego que no pudo seguir el ritmo, tanto de Ogier, como el de sus rivales en Hyundai el sábado y el domingo.
Lo mismo le pasó a Paddon que no termina de encontrarse. Córcega y España serán pruebas muy importantes para él. Deberá demostrar si ha conseguido evolucionar en asfalto para terminar de presentar su candidatura al título en temporadas venideras.
Del resto no mucho que añadir. Los chicos de M-Sport pasaron desapercibidos. Camilli se salió en el primer tramo y Ostberg estuvo en Ostberg. Habría que valorar cual es el nivel del Fiesta. Aunque no hay que olvidar que Tanak tuvo otra actuación meritoria.
La nota preocupante la puso Lefevbre. El francés sufrió un brutal accidente que dio con sus huesos y los de su copiloto Moreau en el hospital. Una curva cortada de más, la presión de estarse jugando uno de los asientos, el caso es que le estaba costando seguir el ritmo pero acababa de hacer ‘click’. Llevaba dos scratchs consecutivos cuando llegó el accidente. Cosas de los rallyes.
Latvala y Tanak volvieron a sufrir problemas mecánicos. Neuville volvió a demostrar que es el Thierry que conocíamos. M-Sport volvió a su ritmo anodino normal. Sordo volvió al podio y Ogier a ganar. El caso es, volver

VOLVER

Sebastian Ogier estaba obligado a ganar en Alemania sí o sí. Tras sus más que razonables quejas sobre el sistema de salida en las pruebas del mundial, el asfalto alemán era el terreno que le llegaba para reivindicarse.

(más…)

RALLY DE POLONIA 2016

Lunes, Julio 4th, 2016
ALTURA
El Rally de Polonia ralló a gran altura. Por sus velocidades, por su desarrollo, por su desenlace y por las actitud de sus protagonistas.
Polonia nos brindó un rallye antológico. En el que practicamente en todo el rallye tuvimos luchas por cada una de las posiciones de puntos. Todos fueron o tuvieron su punto de protagonismo, pero cinco sacan la cabeza entre el resto y uno, en especial, sacó todo el cuerpo.
Si algún espectador no sabía lo que había pasado un rato antes con Ott Tanak, pensaría que había logrado coronar el tremendo trabajo realizado durante el rallye. Por encima de espectadores, fotógrafos, asistentes de los equipos, de la familia del WRC en una palabra, se erigía la figura del piloto estonio. Ogier lo levantaba sobre sus hombros y el resto de compis se apresuraban a ayudarle y a llevarle en volandas.
MAGISTRAL
Ott Tanak se marcó un rallye excepcional. Con una unidad que no es una de las patas negras de M-Sport. Con una estructura privada sostenida por DMACK, el fabricante de gomas que intenta hacer frente a Michelin. Con unos resultados nada halagüeños en lo que va de temporada. Pero con un recorrido que le venía como anillo al dedo, muy parecido al de su Estonia natal (con menos árboles), y una posición de salida retrasada, Tanak se encontró a sí mismo dando un recital inigualable para sus rivales. Sólo la decisión de llevar dos ruedas de respuesto el primer día, retrasó lo inevitable de su dominio. Una vez que recuperó el liderato en el tramo 8, tras una efímera punta en el 2, nadie fue capaz de pararle. Sólo la lluvia y sus consecuencias le privaron de haber sumado su primera victoria, y para sus neumáticos, en el mundial.
En una lucha sin cuartel fue poco a poco abriendo hueco en una lucha titánica que no permitía ningún error. Ganar tiempo a los rivales era algo agónico. Requería trabajo de hormiguita y mucha paciencia. Lo que se ganaba en tres tramos, se perdía con creces en uno al más mínimo error. La tensión se diparó durante la segunda jornada y los pilotos nos regalaron un duelo sin cuartel.
MARTILLO PILÓN
Tanak fue agotando a sus rivales poco a poco. Primero fue Ogier el que se descolgó. Abrir pista dos días seguidos es una barbaridad en un rallye de tierra. Sí, la emoción que tuvo el rallye quizá tuvo que ver con esa penalización excesiva al francés líder del mundial. Pero sigue siendo excesiva.
El estonio iba machacando tramo a tramo como un martillo pilón. El siguiente en descolgarse fue Neuville. Sólo Mikkelsen y Paddon se quedaron metiendo presión al estonio. A poco más de 21 y 27 segundos respectivamente, había espacio en 60 km. para, al menos, seguir presionando y ¿quién sabe?
El domingo amaneció con mucha, muchísima, lluvia. El cielo polaco se rompió dejando caer ingentes cantidades de agua. Los finos tramos polacos, fluidos, de pura conducción y arrojo, se tornaron en verdareros lodazales casi impracticables. Los pilotos llegaron a comparar el estado de Baranowo, sobre todo en la segunda pasada, como peor en agarre que cualquier tramo en Gales. Dantesco.
PINCHAZO
Eso no arredró a Tanak aunque Mikkelsen, absolutamente comprometido por luchar a toda costa por la victoria, se la jugó. La primera pasada por Baranowo descolgó a Paddon. Mikkelsen recortó pero poco. Pero el mensaje estaba enviado. Voy a seguir apretando. El noruego llevaba la diferencia hasta los 18,9. En el corto tramo que luego sería la Power Stage, Mikkelsen arañó otras 3 décimas. Tanak aguantaba sin problemas y para los poco más de 30 kilómetros que restaban, tenía una renta manejable y suficiente.
Pero la 2ª pasada por Baranowo fue un sálvese quién pueda. En el primer parcial Mikkelsen le recortaba un poco más de un tercio de la diferencia, y en el segundo estaba casi empatado con el estonio. La tensión esperando a Tanak en meta se hizo inmanejable. Cuando saltó su tiempo una exclamación de pena y sorpresa recorrió todo el rallye. Un pinchazo le retraso, primeró, y le hundió, después. Ott no quizo decir ni palabra al acabar el tramo. Cuando acabó la Power Stage las lágrimas afloraron y cerró la puerta y paró más adelante para desahogarse. Cerró con la rabia la puerta de su Fiesta y buscó consuelo en su chica. Se apartaron. Mientras el resto de pilotos se acercaron a Molder, su copiloto, y le felicitaban y consolaban.
Después se fueron hacia donde estaba Ott apartado. Le estrecharon la mano, algún abrazo y en ese momento Ogier le levantó en volandas. El resto de pilotos, que se habían jugado con él el rallye a velocidades de infarto, reconocieron el gran esfuerzo de Tanak y su copiloto Molder y se adherieron al gesto del campeón francés. Todos estuvieron a gran altura.
SIN CUARTEL
Tanak acababa en segunda posición y por los pelos. Por menos de tres segundos no se vio superado por los Hyundai de Paddon y Neuville. Ambos hicieron un rallye buenísimo. Pero sólo puede ganar uno. Sordo, el tercero en discordia en la marca, ni estuvo ni, llegado el momento, ni se le esperó. Fuera de los puntos desde el principio, terminó abandonando la última joranda. Un rallye para olvidar.
Latvala terminó ganando a un Ogier frustrado por las normas que acabó 6º. Detrás se produjo otra de las batallas con más atención de la prueba. Lefevbre contra Breen. El francés le ganó la partida a su compañero de equipo. Pero en la primera pasada por la PS, estrelló su DS3 contra un talud y se quedó con la rueda trasera izquierda colgando y hundiendose en la general.
El último punto de atención estvo en una lucha a tres bandas. En realidad a dos, pero en algún momento hubio espejismos. Camilli, Ostberg y Sordo, lucharon por las últimas posiciones de puntos. De Sordo ya hemos dicho que no estuvo en ningún momento. Pero OStberg no pudo con Camilli en ningún momento. Sólo un toque del francés en el penúltimo tramo, que le dejó la suspensión trasera derecha tocada, permitió a Ostberg acabar en un gris octavo y que marca un punto muy bajo en las actuaciones de M-Sport.
Mikkelsen vencía en un rallye que quiso ganar desde el primer tramo. Paddon se reencontraba, lo mismo que Neuville que certificaba que su victoria de Cerdeña no había sido casualidad. Latvala sigue con su proceso seguro y brilló mucho en la última etapa, pero no tuvo la rapidez de otras ocasiones en un rallye que le va muy bien. Ogier bastante tiene con sortear la posición de salida y sus inconvenientes. Breen salió victorioso de la lucha entre los Citroen pero quizá no convenció del todo. Ostberg, como Sordo, no estuvo, todo lo contrario de Camilli que le superó durante todo el rallye. El francés sigue despejando dudas a pesar de ese error final.
Quizá la organización no estuvo siempre a la altura deseada, colocando postes y balas de paja en la segunda especial después de los reconocimientos. Pero en general todo estuvo a gran altura. Pero nada como la que mostró Tanak y sobre todo nada como la del gesto de Ogier secundado por sus compañeros. Y es que nada hay mejor que ser reconocido por tus propios compañeros. Eso sí te da altura.

ALTURA

El Rally de Polonia rayó a gran altura. Por sus velocidades, por su desarrollo, por su desenlace y por las actitud de sus protagonistas.

(más…)