Bendita velocidad que nos mantiene cautivos para darnos la libertad
gpcast
  • GPCast
gpcast
  • GPCast
PERFIL

Nací en Madrid y con 9 años me estrené en un Rallye RACE de España en un tramo forestal entre Hoyo de Pinares y Cebreros.

Con la F1 en el Jarama en 1974.

Desde muy pronto haciendo radio y colaborando como redactor y fotógrafo en varios medios.

En los 2000 varias colaboraciones, redactor en Grand Prix International, comentarista F1 en COPE y de Motorsport en MARCA TV.

Espero que lo disfruteis.

Charly

Últimos Comentarios
Calendario
Mayo 2017
L M X J V S D
« Abr    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
Archivos

Posts Tagged ‘dmack’

RALLYE DE ARGENTINA 2017

Lunes, Mayo 8th, 2017

LA CIMA

Elfyn Evans ya veía la cima de su Everest particular a falta de muy poquito  para terminar el rally argentino. Pero como si de una maldición se tratara, sobre todo para DMACK, una piedra suelta y un resbalón le dejaron a nada de lograr sus primera corona de laurel.

(más…)

SEÑALES DE HUMO

Miércoles, Noviembre 2nd, 2016
SEÑALES DE HUMO
La decisión de VW de abandonar por sorpresa, o no tanta, el WRC, deja muchas incógnitas y a tres de los pilotos top del campeonato sin asiento. Entre ellos al mejor, Sebastian Ogier.
El ‘DieselGate’ sigue haciendo estragos. A la retirada de Audi del WEC y Le Mans, con el coche hecho y con un coste de 100 millones al año, se suma la retirada del Mundial de Rallyes con los nuevos coches hechos, probados y evolucionados.
Al contrario de lo que pasó con el grupo PSA cuando retiraron a Peugeot de la Resistencia. Recordemos que estaban en Sebring de pruebas y tuvieron que empaquetar todo y guardarlo en un almacen a coger polvo. Lo ocurrido con Audi y ahora con VW obedece a una estrategia de marketing.
Entonces el grupo PSA no podía justificar la inversión en deporte, para otros ciegos gasto, mientras se despedía a trabajadores de sus plantas de producción.
En el caso del grupo VAG es puro marketing. Sí, a nivel financiero el escándalo de las emisiones, ‘DieselGate’, les ha tocado la línea de flotación. Sí, la inversión en deporte está poco más allá de los 200 millones de euros. Pero no es un problema de dinero o al menos no es el más importante.
El problema es borrar cualquier rastro en sus actividades que tenga que ver con los motores de explosión. Especialmente los diesel. En ese ámbito es lógico lo ocurrido con el WEC y Le Mans. Punta de lanza en el que su programa está basado en un coche híbrido con motor diesel. Por eso es una jugada de marketing. Audi habla de eléctricos, Fórmula E, mundial de rallycross si lo adopta. VW sale de un campeonato mundial dónde es la fuerza visible y dominadora.
VEHÍCULOS
Con todo el gasto hecho, los Audi de la Resistencia y los nuevos Polo para el mundial de rallyes, quedarán guardados en cualquier nave. En el caso de los Audi su altísimo costo y complejidad, para siquera ponerlos en marcha, hace que, si hubiera alguna opción que Audi no contempla, sea imposible que pasen a manos de un equipo privado.
En el caso de los coches de rallyes, sería mucho más sencillo montar una estructura privada como hizo Citroen en su día. Pero no es un problema de aprovechamiento de recursos. Es un problema que radica en que el grupo VAG no quiere que una actividad de mucho impacto, aparezca con sus coches en cabeza y dando titulares.
Quizá en pruebas como Goodwood o similar, podamos ver en años venideros a estas maravillas tecnológicas dando muestra parcial de su gran potencial perdido para siempre. Eso si alguna ley no les impide, en el caso de los Audi, rodar como exhibición por ser Diesel.
PILOTOS
Mientras en el caso de Audi las cosas están muy revueltas para saber qué va a pasar con sus pilotos. La cuadra de la marca alemana es extensa y de gran calidad. En el caso de VW hay indicios de que algo se cocía y se temía. A pesar de que el propio departamento de competición había llegado a compromisos con sus pilotos, patrocinadores y el propio promotor del mundial, desde ayer hay movimientos que apuntan a que ya estaban sentadas ciertas bases.
Jari Matti Latvala lleva desde Portugal, al menos, hablando con Makinen y Toyota. Así que Jari Matti encontrará una dura, pero desafiante, tarea con el equipo de su compatriota y con apoyo oficial.
Sebastian Ogier y Andreas Mikkelsen pasarán, bajo el auspicio de DMACK que aumenta su involucración en el WRC con otro coche más, a correr con unidades de MSport como equipo satélite. Como ha estado haciendo Ott Tanak esta temporada. Recordemos, coches satélite de equipo no oficial. Esto, convendremos, no se cierra de un día para otro.
El propio Ott Tanak se convertirá en piloto oficial de MSport, desplazando bien a Ostberg, probablemente, o a Camilli. Todo dependerá de lo que considere Malcolm Wilson que tiene que ganar el año que viene.
PROMOTOR
El promotor del WRC tiene una patata caliente muy complicada de sostener. Porque los equipos mantienen una gran parte de los gastos de organización del campeonato. Aún con la penalización que pueda sufrir VW, el problema es serio. La marca alemana puede hacerse la loca y no soltar un euro más, aunque insisto que la causa por la que se retitan no es económica, por lo que ese dinero tiene que llegar por otra vía.
No hay que olvidar que la entrada de Toyota debe paliar en parte la pérdida. Pero pasan a estar a merced de Hyundai y de Malcolm Wilson. Wilson, entre su equipo oficial, el satélite y los coches que arrenda, es casi la mitad de la categoría gorda. El acuerdo con DMACK debería ser más que ventajoso para él. Pero con Wilson nunca se sabe.
Hay una solución. Muy radical. Partiendo de la base de que no sé hasta que punto es buena la llegada de los anabolizados coches para 2017. Si los contratos lo permiten, revertiría el mundial a una lucha entre R5. Hay muchos coches y equipos que preparan o podrían preparar unidades. Cobre usted una prima de inscripción al campeonato que con un número de equipos inscritos cubra las necesidades y andando.
Incluso la FIA puede tomar esa determinación si se complica sobre manera la situación. Ya se cargó los Grupo B, y por ende los Grupo S que se estaban desarrolalndo, en 1986.
De golpe añadimos a la lista de posibles ganadores en un rallye, obviando que Ogier gana hasta ahora casi todos, a 5 pilotos mínimo. Igual lo de VW no es tan malo.
Los acontecimientos se van a precipitar en cascada. El DiselGate ha terminado afectando a la competicion. Competición que depende hace mucho del marketing y no de la innovación o de la dirección general de cada marca. Una cosa ha quedado clara, al menos en la parte de VW, algunos leyeron muy bien las señales de humo provocadas por el ‘DieselGate’.

La decisión de VW de abandonar por sorpresa, o no tanta, el WRC, deja muchas incógnitas y a tres de los pilotos top del campeonato sin asiento. Entre ellos al mejor, Sebastian Ogier.

(más…)

RALLYE DE GALES 2016

Lunes, Octubre 31st, 2016
EXHIBICIÓN
Ott Tanak completó una prueba maravillosa. Sólo la mejor versión del campeón Ogier le pudo doblegar. Eso y la superioridad de cualquier otro vehículo sobre su coche satélite de un equipo no oficial.
Cuando las condiciones se complican. Cuando el barro llega a convertir en una quimera el agarre. Cuando la niebla se empeña en quitarle a tus ojos seguridad. En esas condiciones la inspiración y las manos se imponen. El Fiesta privado que pilota Tanak con la ayuda de su copi Molder, es, dentro de las 4 marcas del mundial, el más flojo. Pero como ya ha demostrado en otros rallyes esta temporada, es capaz de meterlo arriba y poner en jaque a los gallos del mundial.
Seguramente las condiciones eran ideales para sus DMACK, temperaturas relativamente bajas, barro y tramos no demasiado largos.
Fue el único que mantuvo el tirón brutal de Ogier en el primer tramo, en el que ganó el rallye, y sólo un pinchazo en el último tramo de esa primera jornada le quitó muchas posibilidades de conseguir algo más. Fue el único, que mantuvo el ritmo y la presión sobre Ogier. Ganó 12 especiales y obligó a Ogier a soltar zarpazos para mantener una distancia relativamente cómoda.
En una temporada en la que hemos tenido tanta victoria distinta, que Tanak la cerrara con victoria en Australia sería un colofón de oro. Si el estonio ha madurado como para mantener la presión en una prueba tan difícil, esa victoria debe de llegar. Aunque haya un ogro inaccesible.
EXHIBICIÓN
El ‘Ogro’ Ogier no dio opción. Su primer tramo cogió a casi todos con la guardia baja. Quizá le favoreció un poco que la niebla no le afectó del todo, pero en cualquier caso su adaptación desde el kilómetro cero fue total. Con el shakedown realizado sobre terreno seco, llegar al priemr tramo con barro y el terreno muy húmedo obligó a una adaptación. En el caso de Ofier y Tanak fue inmediata. En el resto, no. Exceptuando aparte del estonio a Paddon y Breen. Su control desde ese momento de la prueba en esa etapa inicial fue de maestro y dejó todo sentenciado. Sólo un problema mecánico, como el que ataco entre el cambio y la transmisión, a sus compañeros Latvala y Mikkelsen podía pararle. Se libró. Para completar un rallye magnífico y conseguir una victoria superior.
DESIDIA
Kris Meeke ha sido el gran animador del año con su DS3. Aún así ha recibido comentarios casi despectivos. Se han querido desprestigiar sus logros achacándolos a su retrasada posición de salida. Por eso la oportunidad de callar bocas en esta prueba, la de casa, era de oro. Sin embargo, incomprensiblemente, se ha dejado llevar. No ha luchado por el rallye. No ha sido el Meeke que conocemos. Nos ha privado de un duelo de altura en los bosques galeses de nombres casi irreproducibles.
Los mismo en el caso de Dani Sordo. Sin punch, sin ganas. Que si el coche no va bien. Otra decepción. Ni un buen tramo, ni un simple destello. Nada. Él no puntuaba para constructores, al final como era lógico VW ha ganado el título, por lo que podía forzar un poco más. Ni por esas.
PODIO
La lucha por el tercer escalón del podio involucró a Neuville, Paddon y Meeke. Meeke se fue descolgando por esa apatía comentada. Neuville y Paddon mantuvieron un bonito duelo con mucho toma y daca pero, siempre, con ventaja para el belga en la general. La posibilidad de que hubiera un problema en el coche de Ogier, tampoco les permitía luchar a brazo partido.
Del resto no mucho que comentar. Mikkelsen y Latvala con los problemas relatados tuvieron sus momentos pero poco más. Ostberg siguió a lo suyo, practicamente nada. Y Camilli completó otro rallye sin pena ni gloria. Sólo Breen lo intentó pero acabó ‘patas arriba’. Pero tuvo la verguenza torera que otros no quisieron tener.
Si profesionales de esto pueden permitirse dejar pasar la oportunidad de brillar en uno de los rallyes más prestigiosos del año, algo no funciona.
El que sí que funciona es Ogier que ya siendo campeón, sigue a un nivel inalcanzable. Incluso para un estonio que bordó la prueba pero que apretó todo lo que pudo. La prueba galesa fue una exhibición maravillosa de ambos.

EXHIBICIÓN

Ott Tanak completó una prueba maravillosa. Sólo la mejor versión del campeón Ogier le pudo doblegar. Eso y la superioridad de cualquier otro vehículo sobre su coche satélite de un equipo no oficial.

(más…)

RALLY DE POLONIA 2016

Lunes, Julio 4th, 2016
ALTURA
El Rally de Polonia ralló a gran altura. Por sus velocidades, por su desarrollo, por su desenlace y por las actitud de sus protagonistas.
Polonia nos brindó un rallye antológico. En el que practicamente en todo el rallye tuvimos luchas por cada una de las posiciones de puntos. Todos fueron o tuvieron su punto de protagonismo, pero cinco sacan la cabeza entre el resto y uno, en especial, sacó todo el cuerpo.
Si algún espectador no sabía lo que había pasado un rato antes con Ott Tanak, pensaría que había logrado coronar el tremendo trabajo realizado durante el rallye. Por encima de espectadores, fotógrafos, asistentes de los equipos, de la familia del WRC en una palabra, se erigía la figura del piloto estonio. Ogier lo levantaba sobre sus hombros y el resto de compis se apresuraban a ayudarle y a llevarle en volandas.
MAGISTRAL
Ott Tanak se marcó un rallye excepcional. Con una unidad que no es una de las patas negras de M-Sport. Con una estructura privada sostenida por DMACK, el fabricante de gomas que intenta hacer frente a Michelin. Con unos resultados nada halagüeños en lo que va de temporada. Pero con un recorrido que le venía como anillo al dedo, muy parecido al de su Estonia natal (con menos árboles), y una posición de salida retrasada, Tanak se encontró a sí mismo dando un recital inigualable para sus rivales. Sólo la decisión de llevar dos ruedas de respuesto el primer día, retrasó lo inevitable de su dominio. Una vez que recuperó el liderato en el tramo 8, tras una efímera punta en el 2, nadie fue capaz de pararle. Sólo la lluvia y sus consecuencias le privaron de haber sumado su primera victoria, y para sus neumáticos, en el mundial.
En una lucha sin cuartel fue poco a poco abriendo hueco en una lucha titánica que no permitía ningún error. Ganar tiempo a los rivales era algo agónico. Requería trabajo de hormiguita y mucha paciencia. Lo que se ganaba en tres tramos, se perdía con creces en uno al más mínimo error. La tensión se diparó durante la segunda jornada y los pilotos nos regalaron un duelo sin cuartel.
MARTILLO PILÓN
Tanak fue agotando a sus rivales poco a poco. Primero fue Ogier el que se descolgó. Abrir pista dos días seguidos es una barbaridad en un rallye de tierra. Sí, la emoción que tuvo el rallye quizá tuvo que ver con esa penalización excesiva al francés líder del mundial. Pero sigue siendo excesiva.
El estonio iba machacando tramo a tramo como un martillo pilón. El siguiente en descolgarse fue Neuville. Sólo Mikkelsen y Paddon se quedaron metiendo presión al estonio. A poco más de 21 y 27 segundos respectivamente, había espacio en 60 km. para, al menos, seguir presionando y ¿quién sabe?
El domingo amaneció con mucha, muchísima, lluvia. El cielo polaco se rompió dejando caer ingentes cantidades de agua. Los finos tramos polacos, fluidos, de pura conducción y arrojo, se tornaron en verdareros lodazales casi impracticables. Los pilotos llegaron a comparar el estado de Baranowo, sobre todo en la segunda pasada, como peor en agarre que cualquier tramo en Gales. Dantesco.
PINCHAZO
Eso no arredró a Tanak aunque Mikkelsen, absolutamente comprometido por luchar a toda costa por la victoria, se la jugó. La primera pasada por Baranowo descolgó a Paddon. Mikkelsen recortó pero poco. Pero el mensaje estaba enviado. Voy a seguir apretando. El noruego llevaba la diferencia hasta los 18,9. En el corto tramo que luego sería la Power Stage, Mikkelsen arañó otras 3 décimas. Tanak aguantaba sin problemas y para los poco más de 30 kilómetros que restaban, tenía una renta manejable y suficiente.
Pero la 2ª pasada por Baranowo fue un sálvese quién pueda. En el primer parcial Mikkelsen le recortaba un poco más de un tercio de la diferencia, y en el segundo estaba casi empatado con el estonio. La tensión esperando a Tanak en meta se hizo inmanejable. Cuando saltó su tiempo una exclamación de pena y sorpresa recorrió todo el rallye. Un pinchazo le retraso, primeró, y le hundió, después. Ott no quizo decir ni palabra al acabar el tramo. Cuando acabó la Power Stage las lágrimas afloraron y cerró la puerta y paró más adelante para desahogarse. Cerró con la rabia la puerta de su Fiesta y buscó consuelo en su chica. Se apartaron. Mientras el resto de pilotos se acercaron a Molder, su copiloto, y le felicitaban y consolaban.
Después se fueron hacia donde estaba Ott apartado. Le estrecharon la mano, algún abrazo y en ese momento Ogier le levantó en volandas. El resto de pilotos, que se habían jugado con él el rallye a velocidades de infarto, reconocieron el gran esfuerzo de Tanak y su copiloto Molder y se adherieron al gesto del campeón francés. Todos estuvieron a gran altura.
SIN CUARTEL
Tanak acababa en segunda posición y por los pelos. Por menos de tres segundos no se vio superado por los Hyundai de Paddon y Neuville. Ambos hicieron un rallye buenísimo. Pero sólo puede ganar uno. Sordo, el tercero en discordia en la marca, ni estuvo ni, llegado el momento, ni se le esperó. Fuera de los puntos desde el principio, terminó abandonando la última joranda. Un rallye para olvidar.
Latvala terminó ganando a un Ogier frustrado por las normas que acabó 6º. Detrás se produjo otra de las batallas con más atención de la prueba. Lefevbre contra Breen. El francés le ganó la partida a su compañero de equipo. Pero en la primera pasada por la PS, estrelló su DS3 contra un talud y se quedó con la rueda trasera izquierda colgando y hundiendose en la general.
El último punto de atención estvo en una lucha a tres bandas. En realidad a dos, pero en algún momento hubio espejismos. Camilli, Ostberg y Sordo, lucharon por las últimas posiciones de puntos. De Sordo ya hemos dicho que no estuvo en ningún momento. Pero OStberg no pudo con Camilli en ningún momento. Sólo un toque del francés en el penúltimo tramo, que le dejó la suspensión trasera derecha tocada, permitió a Ostberg acabar en un gris octavo y que marca un punto muy bajo en las actuaciones de M-Sport.
Mikkelsen vencía en un rallye que quiso ganar desde el primer tramo. Paddon se reencontraba, lo mismo que Neuville que certificaba que su victoria de Cerdeña no había sido casualidad. Latvala sigue con su proceso seguro y brilló mucho en la última etapa, pero no tuvo la rapidez de otras ocasiones en un rallye que le va muy bien. Ogier bastante tiene con sortear la posición de salida y sus inconvenientes. Breen salió victorioso de la lucha entre los Citroen pero quizá no convenció del todo. Ostberg, como Sordo, no estuvo, todo lo contrario de Camilli que le superó durante todo el rallye. El francés sigue despejando dudas a pesar de ese error final.
Quizá la organización no estuvo siempre a la altura deseada, colocando postes y balas de paja en la segunda especial después de los reconocimientos. Pero en general todo estuvo a gran altura. Pero nada como la que mostró Tanak y sobre todo nada como la del gesto de Ogier secundado por sus compañeros. Y es que nada hay mejor que ser reconocido por tus propios compañeros. Eso sí te da altura.

ALTURA

El Rally de Polonia rayó a gran altura. Por sus velocidades, por su desarrollo, por su desenlace y por las actitud de sus protagonistas.

(más…)