Bendita velocidad que nos mantiene cautivos para darnos la libertad
gpcast
  • GPCast
gpcast
  • GPCast
PERFIL

Nací en Madrid y con 9 años me estrené en un Rallye RACE de España en un tramo forestal entre Hoyo de Pinares y Cebreros.

Con la F1 en el Jarama en 1974.

Desde muy pronto haciendo radio y colaborando como redactor y fotógrafo en varios medios.

En los 2000 varias colaboraciones, redactor en Grand Prix International, comentarista F1 en COPE y de Motorsport en MARCA TV.

Espero que lo disfruteis.

Charly

Calendario
Septiembre 2017
L M X J V S D
« Ago    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  
Archivos

Archive for the ‘Raids’ Category

MARCA

Domingo, Enero 4th, 2015
La importancia de la marca es enorme. Es un signo distintivo que muchas veces está por encima de lo que significa. Dakar, Ferrari o F1 son buenos ejemplos.
Comienza hoy el Dakar. Esa prueba que ni empieza, ni acaba, ni pasa por la capital de Senegal. Sin embargo todo el mundo al oír ese nombre la relaciona, con aventura y con una de las pruebas más difíciles y de mayor desafío que existen. Seguramente si se hubiera seguido corriendo en África, y ante la pusilanimidad de Europa, tendríamos a pilotos degollados. No es una exageración ante la gentuza extremista. Su ubicación en Sudamérica ayuda a que haya mejor inscripción y una mayor facilidad de seguimiento.
Dakar evoca también ese espíritu de competición del país vecino. No hay competición que tenga cierto nivel internacional, en el que los equipos franceses no sean su base más fiel. Suelen ser legión, francesa, y sostienen con su entusiasmo muchas de las competiciones que existen. Luego el honor y la fama se lo llevan los ingleses, que también, pero en fin. También cuestión de marca.
De la marca Ferrari, qué decir. Sinónimo de deportivos de ensueño, de éxito, de lujo. Y a pesar del desastre en la competición, parece que la marca se mantiene. Como Dakar, ni victorias, ni ‘carracos’ en la F1, y muy lejos de su brillo. Pero Ferrari, sigue siendo Ferrari. La marca está grabada a fuego con aquellos otros parámetros que la hacen casi indestructible.
Y la F1. Tope de la tecnología, expresión máxima de la competición, ahí están los mejores. Pero al final, muchas de esas características, por mor de los tiempos, no son así.
Sí es así, no obstante, la lamentable redacción de los reglamentos. Algo que no cambia en la máxima categoría y por la que, faltaría más, nadie se marcha o echan.
Por ejemplo, no hay una fecha explícita para que los constructores homologuen sus propulsores para 2015. Podría parecer lógico que tuviera que ser antes de la primera carrera. Pero no está así estipulado. Por tanto la FIA está muy inclinada a dejar que no se presenten las homologaciones y dejar, así, que los constructores puedan evolucionar los 32 tokens que pueden tocar.
Parece que para Honda, a pesar de que tampoco está estipulada la fecha en la que deben de presentar su honologación, no va a tener ese mismo trato. Para Honda, se aplica el que: “como para los otros fue el 28 de febrero de 2014…” En otra chapuza lamentable y que deberá hacer rodar cabezas.
La situación para Honda es la siguiente. Tiene libertad absoluta hasta el 28 de febrero, de momento, para desarrollar totalmente su propulsor. Mientras Mercedes, Renault y Ferrari pueden tocar casi la mitad de su propulsor. A partir del 28 de febrero, el resto de equipos menos Honda, pueden seguir tocando esa mitad del motor mientras no homologuen una evolución nueva del propulsor. Pero nadie dice que Honda no pueda tocar ese mismo número de partes del motor que sus rivales. Aunque sí hay interpretaciones que coligen que le impediría realizarlas por ser nuevo constructor.
En el peor de los casos, si el resto de equipos homologan muchas evoluciones, les quedaran pocos tokens, partes que pueden ser evolucionadas, de cara a mejorar el resto del año. Así que el panorama para Honda, en el peor de los casos, no es tan malo.
Queda claro que la marca FIA no cambia. Chapuzas, apaños y corruptelas.
Dakar, Ferrari y FIA. Símbolos importantes que sobreviven con a pesar de su fama. Marca.

La importancia de la marca es enorme. Es un signo distintivo que muchas veces está por encima de lo que significa. Dakar, Ferrari o F1 son buenos ejemplos.

(más…)

DISFRUTO CON LO QUE HAGO

Lunes, Septiembre 6th, 2010

Cuatro veces he vivido la muerte, de otros, muy de cerca. Dos en rallyes, una en los toros y otra de un amigo. Eso no significa que me haya acostumbrado a ella, ni mucho menos, y siempre que ha vuelto a visitar algo que ha decidido que debíamos compartir no ha dejado de impresionarme.

(más…)

DONDE PERTENECE

Sábado, Enero 16th, 2010

Ayer me cruzaba con un antiguo jefe mío. Tras los saludos y preguntas de rigorme dijo. “Me acuerdo mucho de ti porque tengo un amigo que dice que Sainz es un manazas y por eso se le rompe el coche tanto”.

(más…)

Y SAINZ QUÉ. ¿OTRA VEZ CAMPEÓN DEL MUNDO?

Domingo, Noviembre 4th, 2007
sainz1
Es uno de mis ídolos. He vibrado, sufrido y disfrutado con él en las cunetas de muchos rallyes del campeonato de Castilla primero, el de España en asfalto y tierra después, y en el Mundial finalmente.
Carlos Sainz ha vuelto a ser Campeón del Mundo. De Raids, una disciplina que no termina de atraerme completamente pero que sigo desde la distancia porque está él.
Le faltó algo de suerte, él lo niega y siempre dice que su suerte es seguir de una pieza, para haber sellado con más títulos una década prodigiosa de los rallyes.
sainz2
Ahora quizá ha comenzado otra que tiene un solo objetivo. Ganar el Paris-Dakar. No tengo duda de que tarde o temprano, será suyo. Pero Carlos, donde realmente quiero verte es en Le Mans con un coche competitivo.
Ojalá, ambos cumplamos ese sueño. Felicidades Campeón.

LA IGLESIA CRITICA. ¡QUÉ VERGÜENZA!

Miércoles, Enero 10th, 2007

Ayer falleció Elmer Symons en el Dakar.
No quería escribir sobre la desgracia porque ya lo hacen los medios.
Para aquellos que hemos participado alguna vez en una prueba del motor, el riesgo es algo inherente al mismo. Desde el momento que pagas por tú licencia, estás aceptando ese riesgo y convives con él. Por supuesto que nadie quiere que haya muertos en ningún deporte y los que nos dedicamos de mil maneras al motor menos. Pero desde el dolor de la tragedia también está el consuelo romántico de haber perdido la vida con tu pasión.
Lo que me ha dejado absolutamente anonadado ha sido el editorial del L´Observatore de Roma de hoy. El diario es el vocero del Vaticano.
Titulado “La sangrienta carrera de la irresponsabilidad”, critica a la prueba por ser de todo menos un evento deportivo. También la critica por exportar los modelos del mundo desarrollado a entornos y ecosistemas que poco tienen que ver con los primeros. Acusa de cínicos a los patrocinadores de la prueba a los que tacha de ignorar las necesidades de los lugares por los que discurre la prueba. En fin, que se han despachado a conciencia.
Viniendo de quien viene, sorprende más. Es más, indigna y violenta.
Que la Iglesia católica, esa misma que no esconde sus fastos, se atreva a criticar a una organización que prepara una prueba del motor en su propio beneficio, apesta.
Ésta misma iglesia es la que exige al gobierno español un impuesto, que no quiero llamar revolucionario, por aquello de que somos o éramos un estado católico, apostólico y romano.
Ésta misma iglesia es la que tuvo el escándalo del Banco Ambrosiano. Sí, la iglesia tenía y tiene su propio banco. Pero no para repartirlo entre esos pobres que ven pasar a los “cínicos” del Dakar precisamente.
La misma iglesia que no para de homenajear a su anterior Papa por su gran labor pastoral en sus más de 20 años de papado. Papado en el que la institución perdió el norte y la percepción real del tiempo en que vivia y ha perdido gran parte de su fuerza.
La misma iglesia que no tiene respuesta al avance del islamismo.
La misma iglesia que protege a la mayoría de los casos de pederastia que ocurren en sus filas.
La misma iglesia que las conspiraciones dicen que mató a su propio papa, Juan Pablo I, cuando éste dijo que repartiría las propiedades y riquezas de la misma entre los pobres.
La misma iglesia que condena el uso del preservativo. Preservativo que en las zonas por las que pasa el Dakar, ayudaría a prevenir el SIDA, verdadera plaga del S XXI de la que seguimos sin tener verdadera noción.
La misma iglesia que permite que ese SIDA se siga extendiendo por partes del mundo al prohibir el señalado uso del preservativo.
Soy católico de educación pero no practico. Lo que sienta o no se queda para mí. No me veo en la necesidad de contarle a un tipo con sotana mis “pecados” o lo que ellos consideran pecados.
¡Qué indignación!
Mientras, lamentablemente, seguirán muriendo pilotos en competiciones del motor. La labor de los organismos es mejorar la misma.
La única crítica que le hago a la organización del Dakar es que no obligara a Elmer a llevar el nuevo dispositivo para el cuello del Dr.Leatt, un sudafricano que decidió investigar como proteger el cuello de los motociclistas tras perder a un amigo en un accidente.
La inscripción y la participación en la prueba debían de incluir la entrega del dispositivo y su uso obligatorio, como el casco.