Bendita velocidad que nos mantiene cautivos para darnos la libertad
gpcast
  • GPCast
gpcast
  • GPCast
PERFIL

Nací en Madrid y con 9 años me estrené en un Rallye RACE de España en un tramo forestal entre Hoyo de Pinares y Cebreros.

Con la F1 en el Jarama en 1974.

Desde muy pronto haciendo radio y colaborando como redactor y fotógrafo en varios medios.

En los 2000 varias colaboraciones, redactor en Grand Prix International, comentarista F1 en COPE y de Motorsport en MARCA TV.

Espero que lo disfruteis.

Charly

Calendario
Noviembre 2017
L M X J V S D
« Oct    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
Archivos

Posts Tagged ‘estrategia’

RALLYE DE ITALIA

Martes, Junio 16th, 2015
DEPREDADOR
Las victoria de Ogier en Cerdeña estuvo basada principalmente en la estrategia. Con un depredador, esperó su momento agazapado y cuando arrancó a correr Paddon no pudo evitarle.
México, Argentina, ahora Cerdeña. Quizá han sido rallyes muy duros y bastante seguidos. Pero no nos vamos a quejar de ello ahora. Menos, cuando hemos conseguido que la estrategia entre en juego y no sólo un puñado de tramos repetidos sin mayor sentido que ir deprisa.
Porque Cerdeña, el Rallye de Italia, decidió programar una etapa el sábado maratoniana. No había más que ver las caras de los pilotos antes del último tramo y al acabar la etapa para darnos cuenta, con toda su crudeza, cómo han cambiado los rallyes.
Hace veinte o treinta años, la etapa sarda se la habrían merendado con toda naturalidad pilotos que fumaban, en muchos casos, no estaban especialmente en forma, muchísimos de ellos, y que eran capaces de meterse entre pecho y espada esa etapa multiplicada por tres como mínimo.
La imagen de los pilotos de hoy en día demacrados, buscando árnica…con coches infinitamente más fáciles de llevar que los de entonces. Súper preparados físicamente, con dietistas, psicólogos y demás fanfarrias es chocante.
En una entrevista reciente a Antonio Boto, me decía que los Grupo B eran coches para pilotos y no para niñatos. Entiéndase al bueno de Antonio que no quería ser despectivo con los pilotos actuales. Entre los que protege a alguno y ayuda a subir a la cima.
Es cierto que los coches actuales tienen un paso por curva fantástico y eso pone una tensión máxima en todos y cada uno de los tramos. Pero quede aquí la constancia de esas diferencias y lo que ha cambiado todo.
PADDON
Sin duda el héroe del Rallye fue uno de esos pilotos que parecen llamados a la gloria en un futuro cercano. Hayden Paddon. Su posición de salida le favoreció el viernes y el sábado. Y mantuvo con bastante control el liderato del Rallye durante 15 tramos. Marcó un buen puñado de scratch y estuvo entre los mejores siempre. ¿Pero habría pasado esto de haber salido en una posición más cercana a Ogier? Por supuesto que no.
El orden de salida del sábado, que visto el resultado hay que aprobar hasta cierto punto, le permitió en el primer bucle de las etapas marcar muy buenos tiempos. En el segundo, con el tramo más igualado para todos, ya sufría más pero fue capaz de bandear la situación. Pero al final la presión de Ogier le llevó a cometer algún error y finalmente el Hyundai se rompió.
ESCABECHINA
Tramos rotos, estrechos, muchas piedras. Cocktail ideal para las rotulas de suspensión y quedarse en tres ruedas. Eso, y su gran actuación, le permitió a Paddon acabar en segunda posición a pesar de sus problemas. Porque los aspirantes a ese podio, los VW de Latvala y Mikkelsen, Meeke e incluso sus compañeros de Hyundai, pasaron por problemas. Mikkelsen y Latvala cometieron el errorcito desastroso. Meeke también. Sordo vio como una llanta defectuosa no aguantó un toque. Los Ford…madre mía. Tanak asomó la cabeza pero me sigo preguntado que pinta Evans en el mundial. Tiene algo más de nivel que el otrora Slowson o Wilslow, el hijo de Malcoml Wilson. Y si tiene los duros para estar ahí, perfecto. Pero es una pena que uno de los coches pata negra de M-Sport esté en manos de un piloto que tras un año y medio en el mundial, ha demostrado que es capaz de ir despacio en los rallyes duros para acabar en cuarta posición. Una pena y un desperdicio.
ATAQUE
Ogier pasó por los tramos el viernes sin forzar ni arriesgar. No era su guerra. Simplemente tenía que tumbarse bajo un baobab y escrutar y vigilar a sus presas. El sábado ya tenía claro que el objetivo era Paddon y arrancó hacia él. El neozelandés le trató de evitar. Pero había estado retozando, llevando al límite a su Accent para mantenerse arriba. Mientras Ogier no había forzado. Él y su montura estaban frescos y atacó, cazó y se comió a Paddon que lloraba desconsoladamente con una avería en su coche.
CAMPEONATO
Sólo un problema como aquel de Loeb que le dejó medio año sin correr le podría quitar el título. Nadie ha conseguido correr con la cabeza de Obier y por supuesto su velocidad. Cuando decide que ahora, es imparable y en la isla sarda volvió a dar un Master y a lograr una gran victoria con una lección magistral.
Enhorabuena a la organización que además debería ir un poco más a su bola. Si quieren meter tramos de 70 kilómetros que lo hagan. Y el resto que se apriete los machos y se ajuste los guantes. Si no quieren que se hable de que el mundial hay un piloto y el resto, ‘niñatos’. Un piloto que como un guepardo ajustó su táctica de caza a la perfección. Un súper depredador.
DEPREDADOR
Las victoria de Ogier en Cerdeña estuvo basada principalmente en la estrategia. Con un depredador, esperó su momento agazapado y cuando arrancó a correr, Paddon no pudo evitarle.

APUNTES DE HUNGRÍA

Lunes, Julio 28th, 2014
GANAR O NO GANAR
Ganar o no ganar. No ganar, que no es lo mismo que perder. Ayer en Hungría ganó Ricciardo, ganó Hamilton. Perdió Rosberg, perdió Vettel, perdió Mercedes. No ganó Alonso pero dejó de nuevo una actuación tan portentosa como excelsa.
Tenía dudas sobre la lluvia. Con un monoplaza como el Ferrari tan crítico, no siempre el líquido elemento te suaviza las reacciones. Normalmente las incrementa. También la configuración de estos nuevos monoplazas, con menos agarre les hace ser mucho más difíciles de pilotar. Comparados con los de estos años de atrás que, unos más otros menos, iban sobre raíles. Y aparece la lluvia y les vimos las verguenzas a más de uno y de dos y de tres…
Mientras, en ese momento crítico tras el safety, con la pista en condición mixta, la figura del mejor piloto de la F1 en muchos años se agigantaba y llegaba a ponerse en cabeza del GP con un coche que es el 4º de la parrilla.
Sí, le ayudó la estrategia fallida de McLaren. No fue mala la apuesta de los de Woking. Pero al igual que Williams, no repartieron suerte y pusieron todos los huevos en la misma cesta. Al no llover dejaron el camino expedito a sus rivales.
Alonso salió muy bien. Y sorprendió a Vettel que no tuvo, como últimamente, uno de sus mejores días. Sorprende que uno de los pilotos mejor considerados en agua, sufriera como un perro. No fuera capaz de meter sus neumáticos en cintura y que no tuviera tanta sensibilidad como sus rivales. Su derrota fue absoluta. El alemán se recuperó rápido de la afrenta de Alonso y le devolvió la moneda. Pero poco más. Con un coche que se mostró muy efectivo en la pista húgara, dejó poco. Más bien nada.
SAFETY CAR
Habíamos tenido tras Alemania una discusión sobre si con los ‘Delta Time’, no hacía falta anticipar la salida del Safety. Ayer salimos de dudas. Lo que ha funcionado de siempre sigue siendo válido. Cuanto antes entres, mejor.
Rosberg lideraba cómodamente y la salida del Safety le pilló como a sus tres perseguidores, Bottas, Vettel y Alonso, teniendo que dar una vuelta más. Eso les dejó en medio del pelotón y nos trajo una carrera nueva. Ahí emergió aún más la figura de Alonso que dejó una demostración antológica. En Ferrari arriesgaron, aleyuya levantemos nuestras manos hacia el señor, y decidieron ir a dos paradas. La pista estaba seca y no era raro pensar que hubiera algún safety más. Incluso si llovía, que era algo muy posible, todos tendrían que parar.
Pero quedaban demasiadas vueltas. Quizá cinco más, o tres, de las que esas gomas podían dar. Y el final de carrera de Alonso fue agónico. Pero luchando como un jabato y con sus maniobras de ratón ‘colorao’, no sólo mantuvo el podio, si no que se encaramó a la segunda posición.
Cuando paró era la vuelta 38. Cayó a la 5ª y catorce vueltas después volvía a mandar.
MERCEDES
Que la mala suerte se ha cebado con Hamilton, está claro que es así. Pero quizá esa mala suerte se acabara el sábado. No me extrañaría que el incendio del sábado fuera consecuencia del accidente de Hockenheim en la ‘cali’. Aquello fue un problema de frenos que volvieron a sufrir ayer. Lewis se salió y tocó el guardarail en la segunda vuelta. Se volvió a salir una vez más al menos y no rompió nada. Y no sólo eso, si no que le recortó puntos a Rosberg cuando su objetivo era ceder los menos posibles con su rival. Además Hamilton desobedeció una orden que le pedía dejar pasar a Rosberg. Sobre esto es lógica la polémica. No es que Mercedes estuviera dando prioridad a Rosberg sobre Hamilton. No. Mercedes buscaba la victoria que veía que se les escapaba. Quizá por Alonso pero sobre todo por Ricciardo. Estoy casi seguro que Rosberg no pidió nada. Y al final fue el perjudicado. Porque al decidir Mercedes que parara, probablemente dos o tres vueltas después de lo que habría sido normal, Ricciardo ya le superó en pista. La negativa de Hamilton les hizo perder esas vueltas preciosas, Ricciardo paró en la 54 y Rosberg en la 56. Hamilton de ninguna manera podía ganar la carrera con Ricciardo desatado y la goma media, y de nuevo paró a Rosberg al final. Le paró o le pararon. Porque Alonso tuvo mucho que ver.
RATÓN COLORAO
Alonso hizo un relevo magistral guardando toda la goma que pudo. Terminó haciendo 29s. Incluso se abrió un hueco, con una curva de entrada a meta magistral que le permitía ganar aire en la recta, de 1,1 en la vuelta 67. Pero rodó en 31s en la siguiente para frenar a Hamilton y que llegara Rosberg. Eso hizo que el inglés pasara a preocuparse más del alemán que de Alonso, que pudo mantener esa extraordinaria segunda posición que le reafirma como el mejor piloto en muchos años y uno de los mejores de siempre.
En el podio Ricciardo, sonreía hasta el límite máximo que le permite su boca, y no era para menos. Su pasada a Hamilton es de una decisión absoluta. Por fuera en la 3. Acelerando, controlando el trallazo del coche que se quejaba de esa trazada y obligando a Lewis a sacar la bandera blanca. Cierto que con gomas mejores, etcétera. Pero más allá de eso, el control de su monoplaza fue sencillamente maravilloso.
Ricciardo y su Red Bull sumaban la segunda de la temporada. En un GP tenso, disputado, precioso. Pleno de lucha y emoción. Ahora hablenmé de coches feos, con un sonido horroroso, para quién lo piense, de carreras aburridas y no sé qué más majaderías.
Alonso tenía el rictus serio en el podio. Quizá cierta amargura o decepción. Había estado a muy pocas vueltas de poder ganar de nuevo. Algo que su montura no le permite desde hace más de un año. Pero ayer Alonso, como casi siempre, no perdió. No ganó, que no es lo mismo. Y si no que le pregunten a otros.
GANAR O NO GANAR
Ganar o no ganar. No ganar, que no es lo mismo que perder. Ayer en Hungría ganó Ricciardo, ganó Hamilton. Perdió Rosberg, perdió Vettel, perdió Mercedes. No ganó Alonso pero dejó de nuevo una actuación tan portentosa como excelsa.

APUNTES DE ESPAÑA

Martes, Mayo 13th, 2014

PERPLEJIDAD

Interesante carrera la vivida en Montmeló este fin de semana. Lucha,  a distancia, entre los Mercedes, lucha, con polémica posterior, entre los Ferrari y remontada de Vettel que, ojo, empieza a tener un monoplaza que va sobre raíles. Sin embargo me invade la perplejidad al encontrar como definición generalizada de la carrera de ayer, el aburrimiento.
(más…)

APUNTES DE CHINA

Lunes, Abril 15th, 2013

ALO_CHINA

CONTROL
No siempre hace falta ir primero para controlar la carrera. Así lo demostró ayer Fernando Alonso en China. Dominando la prueba desde que se puso en cabeza por primera vez en la vuelta 5.

(más…)

APUNTES DE BÉLGICA

Lunes, Agosto 29th, 2011

CUESTIÓN DE GOMAS
Otro gran GP el que vivimos en el mítico Spa animado de principio a fin. Tuvo de todo, arrojo, emoción, lucha, accidentes y sí, otra victoria de Vettel. Detrás de todo quedó claro que al final todo es cuestión de gomas.

(más…)