Bendita velocidad que nos mantiene cautivos para darnos la libertad
gpcast
  • GPCast
gpcast
  • GPCast
PERFIL

Nací en Madrid y con 9 años me estrené en un Rallye RACE de España en un tramo forestal entre Hoyo de Pinares y Cebreros.

Con la F1 en el Jarama en 1974.

Desde muy pronto haciendo radio y colaborando como redactor y fotógrafo en varios medios.

En los 2000 varias colaboraciones, redactor en Grand Prix International, comentarista F1 en COPE y de Motorsport en MARCA TV.

Espero que lo disfruteis.

Charly

Últimos Comentarios
Calendario
Diciembre 2018
L M X J V S D
« Oct    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  
Archivos

Posts Tagged ‘sauber’

APUNTES DE AUSTRALIA 2018

Lunes, Marzo 26th, 2018
DORMIRSE EN LOS LAURELES
El vencedor en los Juegos Píticos, en Delfos en la antigua Grecia, recibía una corona de laurel. Enlace. Cuando no volvían a ganar nada, se les reprochaba que se habían dormido en los laureles. Desde entonces esa expresión ha ido pasando de generación en generación y de civilización a civilización.
Pues eso es lo que le pasó a Mercedes el domingo en Albert Park. Lo visto en Barcelona en los test siguió el guión de lo deducido, allí en Australia. Mercedes por delante. Ferrari y Red Bull a la par y el resto en un pañuelo. Sauber, Williams y Toro Rosso detrás.
Esa superioridad de Mercedes les llevó, en un momento clave de la carrera, a no recalcular la cifra de segundos que arrojaba una computadora. Y eso fue fatal para las aspiraciones de empezar ganando en el campeonato. Y matándolo ya bastante de salida.
ANZUELO
Hamilton aguantó bien a Raikkonen y, una vez eliminó la presión del finlandés, abrió un hueco no demasiado grande pero suficiente. Controlando, a cada arreón de Kimi, respondía con una vuelta rápida, Lewis tuvo una primera parte de GP plácida. A pesar de todo el marketing de Pirelli, los millones de colores y tipos de gomas y demás zaranadajas, la realidad es que la carrera fue a una única parada otra vez. Y eso esperaba Hamilton, intentando ir lo más largo posible, con la diferencia necesaria para evitar el ‘undercut’ por parte de Kimi.
Pero en Ferrari no estaban dispuestos a seguir el guión establecido y buscar acabar en las dos siguientes posiciones el podio. Decidieron mover el árbol.
En la 18, a 40 de meta, Ferrari lanzó el anzuelo a Mercedes y ésta lo mordió. Por morder aquel no te han pescado, pero ya tienes el riesgo de ser sacado del agua a la mínima. Pero Mercedes siguió nadando como si nada. Hamilton entró en la vuelta siguiente. Vettel se quedaba en cabeza, con Hamilton y Raikkonen detrás. Ahora Ferrari tenía a su piloto dónde quería. Aquel mandamiento de: ‘No cederás el liderato de la carrera en balde’. Pues algunos siguen sin cumplirlo. Cierto es que Ferrari tenía dos coches con los que jugar frente a uno de Mercedes, Bottas no estaba tras el accidente en la Q, ni se le esperaba. Pero al menos atente al mandamiento.
Vettel, además, fue capaz de mantener la ventaja de alrededor de 13 segundos con la que le obsequió Mercedes. No era, por supuesto, suficiente para mantenerse primero cuando parara, pero sí le podría dar opciones de atacar a Hamilton. Éste al final de carrera tendría unos neumáticos ya castigados frente a los de Vettel, más blandos y nuevos.
DURMIENDO
Con Mercedes confiada y sin darse cuenta del anzuelo que habían mordido, llegó el momento clave de la carrera. En Haas tiraban por la borda el gran rendimiento del coche. Un problema con una pistola que dejaba a sus dos coches tirados. Especialmente el de Grosjean que provocaba que se sacara el Virtual Safety Car.
En Mercedes calcularon, la computadora, que necesitaban 13,6 segundos para protegerse de la posible parada de Vettel. Estaban en ese momento 11,4 por detrás. ¿Por qué ese tiempo? Entre las rayas del safety car, la que hay antes de recta de meta y la meta, o la raya de entrada a boxes, ahí la velocidad es libre. Sí, puede parecer una incongruencia. Pero así está estipulado.
Las cuentas en Ferrari eran distintas. Los 11,4 lógicamente eran los que eran. Pero sus cálculos les decían que, si Vettel estaba más de 10 segundos por delante al volver a pista podía bastar. Para ello Vettel tendría que clavarlo. Y, sobre todo, la parada debía de ser perfecta.
Ahí estaba el error en Mercedes. ¿Increíble? Quizá. Pero es lo que nos vendieron.
Vettel lo clavó y el equipo también. Cuando el Ferrari apareció por el carril de aceleración estaba por delante del Mercedes. Hamilton no daba crédito a lo tenía delante y aunque aceleró, era tarde. Gol por toda la escuadra.
APROVECHAR LA OCASIÓN
Vettel que otra cosa puede que no, pero ir en cabeza es algo que tiene más que dominado, no perdió ripio y mantuvo a Lewis a raya. Éste se mostró errático. Tuvo que trazar de manera distinta para lograr que su coche funcionara, cometió algún pequeño error. Y al final tuvo que cantar la gallina y tirar la toalla. ¿Por qué un coche tan dominador no pudo siquiera acercarse al Ferrari? La respuesta está en el diseño del coche. Mercedes sabe que tiene un potencial ganador casi sin igual. El coche está diseñado con menos ‘rake’, el ángulo de inclinación con el que rueda, porque está hecho para ir delante. Eso implica aire limpio. Si no el coche sufre. Ya lo vimos el año pasado que si no iba primero, lo pasaba mal. ¿Es esto un problema? Desde luego que no. Viendo la superioridad en la Q, no hay peligro. Más allá de alguna salida fallida, el Mercedes va a estar en cabeza en casi todos los GP.
Pero de momento en el muro se durmieron en los laureles y Ferrari aprovechó la ocasión bien aprovechada. La reacción de Mercedes será terrible, seguro. Pero de momento ha quedado claro que aún con su superioridad, no pueden ceder ni un milímetro.
ALONSO A LO SUYO
Tras la relativa sorpresa de los Haas, le pese a quien le pese un Ferrari de 2017, el debate sobre los coches cliente es normal que se reactive. Haas ha demostrado ser el 4º equipo de la parrilla. ¿Qué podrían hacer algún otro equipo, empezando por Toro Rosso con los chasis de Red Bull del año pasado? En este caso poco con el hierro del Honda detrás, pero el debate se puede poner en marcha.
Mientras Alonso volvió por donde lo dejó. En la Q se quedó demasiado atrás no entrando en Q3 por un error en el primer parcial. Y al no quedarle tiempo para intentar otra vuelta. Pero su carrera fue impecable. Buena salida sin más. Acoso a Sainz, al que provocó un error, y tras el desastre de Haas se colocó en 5ª posición. Pero con Verstappen detrás. Con cierta polémica porque el holandés le pasó bajo bandera amarilla. Poco después Max le hacía indicaciones para que recuperara la posición. Pero Alonso no picó. Por si acaso esperó a que dirección de carrera diera el visto bueno. Después el asturiano le dio tormento durante 27 vueltas. Más allá de que su Red Bull estuviera tocado, por un error suyo, Alonso le dio un máster defensivo cerrando con la 5ª plaza el resurgimiento de McLaren. Sólo poder rodar a un ritmo, más o menos rápido, toda la carrera. Sin vueltas de recarga, sin mayores problemas reseñables, es un regalo.
Si sumamos a ello que el McLaren está todavía en las fases más primarias de su desarrollo, es de esperar que vayan hacia adelante.
SAINZ SUFRIÓ
Carlos Sainz por su parte no acabó muy contento el sábado al no poder mejorar su tiempo en la Q3. En carrera cometió un error al pasarse de frenada siendo acosado por Alonso. Luego un problema con el sistema de bebida le hizo ingerir demasiado líquido. Eso le provocó problemas de estómago y mareos. Pero aún así aguanto la décima plaza manteniendo a distancia a Pérez. Pudo ser mejor, pero…
Del resto. Desastre Toro Rosso-Honda, quién no lo esperara, ¡qué le vamos a hacer! Williams el desastre esperado. Ni anda, ni sus pilotos le hacen andar. Sauber con su motor Alfa Romeo con mucho por delante que recorrer. Y Force India más cerca de este trío calavera que de los del paquete intermedio.
Todas la sonrisitas y la sorna con Vettel y Raikkonen tras la Q, se habían borrado de un plumazo. Ferrari tiró del anzuelo y el rictus que le quedó a Mercedes parecía una sonrisa. Pero no, era una mueca. Es lo q ue tiene dormirse en los laureles.

DORMIRSE EN LOS LAURELES

El vencedor en los Juegos Píticos, en Delfos en la antigua Grecia, recibía una corona de laurel. Enlace. Cuando no volvían a ganar nada, se les reprochaba que se habían dormido en los laureles. Desde entonces esa expresión ha ido pasando de generación en generación y de civilización a civilización.

(más…)

TOCA BAÑO

Martes, Marzo 3rd, 2015
Los test de pretemporada 2015 han llegado a su fin y la sensación es muy clara. Desasosiego. Uno por la situación de McLaren-Honda, Alonso incluido, y porque Mercedes creo que tiene, aún, más ventaja que el año pasado.
Los alemanes literalmente se la han sacado. Sin necesidad de hacer un crono con las superblandas, han liderado con facilidad la tabla de tiempos del último test. Han sido los que más kilómetros han realizado y, por lo visto, han mejorado esa preciosidad de monoplaza que ya tenían. Sigue yendo sobre raíles como trazando con un tiralíneas. Pero además, han mejorado el punto flaco que tenían el año pasado. La tracción en curva lenta. Lo cual no quiere decir que fuera mala. Pero este año parece que el coche no tiene ningún punto flojo.
Detrás viene Williams. La llegada de las partes de 2015, y alguna más que quedará logicamente, el monoplaza británico sigue dando una sensación en la pista muy buena. Rápido y con buen comportamiento. Puede que no sea el mejor en nada-quizá en punta-, pero su media es muy alta y es, sin duda, el candidato a ser el mejor del resto.
Para ello necesitará el ‘permiso’ de dos de sus rivales.
GRANDES VENIDOS A MENOS
Con Ferrari la negociación parece que puede ser dura. Sin duda el monoplaza de la mítica marca italiana ha mejorado. Se le ve más refinado, más trabajado. Y, si como dicen, ha mejorado el motor de manera apreciable, pueden estar en la lucha con Williams. De lo visto en la pista me quedo con una parte delantera más permisiva y, escudriñado Raikkonen, más confiable para los pilotos. Sigo teniendo las dudas sobre el motor, pero aerodinámicamente, el coche ha mejorado mucho así como su comportamiento en pista.
El otro coche con el que negociar es Reb Bull. En medio de una guerra sorda con Renault, que les está lastrando, las sensaciones que deja el coche en pista son absolutamente maravillosas. Su tren delantero muerde la pista, se agarra con crampones, permitiendo a los pilotos ir muy largos en frenada y sacar el coche sin mayores problemas. Vuelve a ser un portento ese monoplaza que ¿qué sería capaz de hacer con un motor Mercedes aunque no fuera el pata negra? Exactamente eso que piensas querido lector.
EL RESTO
Repasados los que deben de figurar delante. Vamos con la dura lucha que habrá por no ser el último equipo de la parrilla(salvo que al final Manor comparezca). Lo primero es incidir en el hecho de la igualdad imperante. Tanto Toro Rosso, como Lotus, como Sauber y como Force India están muy parejos. Sumando el conjunto de factores en cada equipo, todo está niveladísimo. Esto hace que la lucha por entrar en la Q3, entre los 10 mejores, vaya a ser de lo más bonito del fin de semana.
Por lo visto en la pista, sigue siendo difícil sacar una conclusión. Toro Rosso ha estado irregular, digan lo que digan. Sauber muy fiable pero no ha dado la sensación nunca de apretar. Por cierto, coche precioso (para gustos los colores) pero sencillo, ¿demasiado? No puedo rebatir mucho a los que dicen que parece un GP2.
Con Force India parece el día de la marmota. Llegan tarde pero desde el primer momento están ahí. La línea continuista les puede dar réditos. En la pista parece un coche muy estable y dócil, sobre todo en manos de Hulkenberg.
Y queda Lotus. Quizá la gran incognita. Ha estado en Barcelona bastante irregular. Pero cuando ha ido bien ha sido un gusto verle. Cierto que con Grosjean, bien por gusto del piloto, bien por mor de los reglajes, el coche era de zaga alegre. Un placer para la vista en cualquier caso. Sólo la mejora que aporta el motor Mercedes y el diseño más convencionalles tiene que poner más arriba que el año pasado.
Estos equipos tienen la amenaza de sus paupérrimas finanzas sobre ellos. Quien consiga acertar con las evoluciones de sus coches, las pocas que puedan implementar, tendrá mucho ganado sobre sus rivales. En ese aspecto parece que será Toro Rosso el que termine sacando la cabeza sobre el resto.
LA INCÓGNITA
La pretemporada de McLaren Honda ha sido desastrosa. Y no tanto por los problemas, más o menos lógicos, más o menos normales. Si no porque la sensación que dejan es de estar perdidos o sin capacidad para encontrar solución a los problemas. La rigidez japonesa necesita de la resolución británica para poder funcionar. A los japoneses en solitario les cuesta reaccionar, son como un gran transatlántico al que cuesta maniobrar. Por eso cuando se han aliado en el pasado, les ha ido tan bien. Porque ese aliado ha sabido añadir la agilidad a la organización. Esa es la esperanza. El coche da buenas sensaciones, quizá un poco crítico. Cambia de dirección como buen depredador y tiene una tracción excelente. El equipo confía en dar guerra a Mercedes cuando solucionen sus problemas. El coche es rápido, o así lo parece, y ahora hay que hacerle fiable. Al revés habría sido un desastre. Y aunque la situación que tienen entre manos así lo parezca, mejor rápido y que se rompa que al revés. Un coche lento cuesta muchísimo hacerlo rápido.
En cualquier caso, todos deben ir preparando las chanclas y la toalla más el bañador. Más que nada para que no les pille de improviso el baño que les va a dar Mercedes a todos.

Los test de pretemporada 2015 han llegado a su fin y la sensación es muy clara. Desasosiego. Uno por la situación de McLaren-Honda, Alonso incluido, y porque Mercedes creo que tiene, aún, más ventaja que el año pasado.

(más…)

TRES MONOPLAZAS

Lunes, Septiembre 8th, 2014
Ayer un tuit de Adam Parr, cuenta no verificada, que no ha sido desmentido después ni por la propia cuenta ni por el interesado, en caso de ser un fake, nos confirmó varios rumores sólidos que apuntan que para la temporada que viene, nos prodríamos quedar con sólo ocho equipos en la parrilla. Abriendo, a la fuerza ahorcan, la posibilidad de que los equipos sitúen un tercer coche en la parrilla de la F1.
Adam Parr sonó en su día como posible sustituto de Ecclestone. Sólo la dependencia monetaria de Williams del mandamás de la F1, y algún desencuentro, propició su salida del equipo británico. Pero eso no significa que no siga conociendo los tejemanejes internos de la F1 y sus problemas.
El rumor intenso que corre por el paddock es que sólo habrá ocho equipos el año que viene. Veamos.
El primero en caer sería Marussia. Un equipo que viene sonando como posible forfait en el siguiente GP. Y ya lleva tiempo pasando eso. Probablemente, como en el caso de Hispania, Ecclestone esté cubriendo sus gastos más básicos para que cumplan la temporada. Por aquello de los contratos y los coches mínimos a tener en una parrilla, que si no mal recuerdo son 20.
El siguiente en caer sería Caterham. Parece que el dentista rumano Collinn Kolles, sería una especie de ‘Liquidador’. La salida de Albers del equipo, ex piloto, podría ir marcando esa dirección. NO es menos cierto que los equipos de Kolles se han mantenido en otras categorías. Pero no es menos cierto que la F1 no tiene nada que ver con las demás a nivel de coste.
El siguiente sería Sauber. Con una deuda amplia, podría salvarle la llegada del millorario canadiense Lawrence Stroll.
Force India, a pesar de los problemas legales de Vijay Mallya, parece que cuenta con una economía algo mejor y podría aguantar el tirón.
Y por último Lotus. Las cifras mareantes, se habla de más de 120 millones de euros de deuda, serían un obstáculo insalvable incluso para cualquier inversor.
Así que Marussia, Caterham y Lotus podrían desaparecer ya de cara a 2015.
¿NUEVO?
Pero ¿no hay solución a este problema? Sí la habría. En caso de desaparición de dos o más equipos, se abriría la puerta a una reclamación de los equipos grandes que llevan mucho tiempo haciéndola. El tercer coche. Mercedes, Ferrari, McLaren y Red Bull tendrían la opción de preparar una tercera montura. Y, por supuesto, el equipo que quisiera.
Esto nos lleva a un escenario que sería muy bueno, primero, para los pilotos. Abriría la opción a los más jóvenes, o con menos experiencia, a iniciar sus pasos en máquinas más competitivas.
A los equipos les compensaria en parte porque todo el gasto en diseño y desarrollo se repartiría entre tres coches y no entre dos. Las mejoras podrían ser más rápidas al tener la opción de probar las configuraciones en tres coches, ganando tiempo.
Volviendo a la pregunta. Sí puede haber una solución para estos equipos en problemas. Dejarles correr con un sólo coche. Sí, los costes de diseño sólo recáen en una máquina. Pero toda la estructura se vería bastante reducida y, por tanto, sería más barata.
Se puede argumentar que entonces estos equipos no tienen opción de lograr puntos. Cuando se habló de los terceros coches, una de las propuestas fue que puntuaran los dos primeros monoplazas de cada escuderia, mientras el tercer coche no sumaría ni bloquearía puntos al resto en constructores. Con esa iniciativa estaríamos en una situación similar ahora. ¿Cuantos puntos consiguen Marussia o Caterham?
MIEDOS
No cabe duda que si esto ocurre y no hay más remedio que ir a tres coches por equipo, hay una amenaza latente en el aire. ¿Qué pasa si Mercedes después de ganar títulos decide retirarse? Es un riesgo que ahí está. Pero es un riesgo que ha existido siempre. Los equipos vienen y van, unos permanecen más tiempo, otros son efímeros. Hay que ir adaptando las cosas a cada tiempo y circunstancia.
Otro miedo es que ante la dificultad que tienen los equipos para conseguir patrocinador, buscar para un tercero sea misión imposible. Aquí, de nuevo, hay que cambiar las normas. Si dejamos que cada coche tenga un patrocinio, probablemente sea más fácil. O al menos que ese tercero sea liberado de los dos principales. Eso abre la puerta a que el piloto con opciones a subirse, pueda pintar el coche con sus ‘colores’.
El miedo a un nuevo recorte de puestos de trabajo en la F1, se vería minimizado con la necesidad de los equipos grandes de contratar a personal para el tercer monoplaza. Y los gastos de transporte a los GP, serían similares al haber el mismo número, más o menos, de monoplazas.
También, no habría problemas en boxes. Estos suelen ser panelables en casi todos los circuitos.
También, en la parte deportiva, mejoraría con la posibilidad de ver  otras estrategias. Aunque para eso Pirelli debería poner de su parte un poco.
También, los demás equipos ingresarían la parte de dinero que le cae a los equipos que desaparecerían o que pudieran quedarse con un solo coche.
En 2016 llega Haas, que podría entrar con un solo coche limitando así el estres de las primeras temporadas y sentado una buena base para el futuro. Además la necesidad de tener unas reglas estables, que permitan usar monoplazas de un año para otro sería clave.
Creo que para los pilotos jóvenes la opción de tener acceso a un tercer Williams, por ejemplo, les permitiría dejar buena muestra de su talento si pueden acceder a correr un puñado de carreras. Ni que decir tiene si consiguen el dinero para toda una temporada. Quizá los miedos pesen mucho pero si, lamentablemente, todo se confirma, la FOM tendra que dar ese paso. Ya que la FIA no se entromete y la FOTA pasó a mejor vida.
Sólo el tiempo nos dirá si funciona o no. Pero la idea de los tres coches, nunca me sonó mal.

Varios coches por equipo no es extraño a la F1 y con diferentes decoraciones.

Ayer un tuit de Adam Parr, cuenta no verificada -sí-, que no ha sido desmentido después ni por la propia cuenta ni por el interesado, en caso de ser un fake, nos confirmó varios rumores sólidos que apuntan que para la temporada que viene, nos podríamos quedar con sólo ocho equipos en la parrilla. Abriendo, a la fuerza ahorcan, la posibilidad de que los equipos sitúen un tercer coche en la parrilla de la F1.

(más…)

APUNTES DE MÓNACO

Lunes, Mayo 26th, 2014
IMPLOSIÓN
Era lógico pensar que los roces iban a aparecer en Mercedes. Sobre todo ante la falta de oposición con que están afrontando el campeonato. Pero lo que ha provocado Lewis Hamilton esta semana en Mónaco es absolutamente alucinante.
Quería ver de qué era capaz Nico Rosberg en el GP de España. Con previsión de tiempo seco esperaba que fuera capaz de plantar cara a Hamilton. No se hizo con la pole, contratiempo importante, pero faltaba por ver si había ritmo de carrera. Y lo hubo, pero no el suficiente.
Pero no acaba ahí la cosa. CUalquier piloto que se precie y que quiera ganar, es capaz de saltarse algunas normas. Algunos no dudaran en echar de la pista a su rival, sea compañero de equipo o no, otros jugaran sus cartas psicológicas y otros buscarán sacar más rendimiento de la mecánica. Bien atrayendo a los mejores ingenieros, bien forzando el coche hasta límites peligrosos. El loor de la gloria puede más que el propio raciocinio.
En España, cuando se vio acosado por Rosberg -con goma más blanda y mejor ritmo-, Lewis Hamilton usó un programa de potencia que habían acordado entre los pilotos y el equipo que no se usaría. El británico tuvo que pedir disculpas que fueron aceptadas por Nico Rosberg. Después trascendió que Nico lo había usado en Bahrein para cazar a Lewis.
Al alemán, esa jugarreta del inglés le costaba el liderato del mundial. En un momento de la temporada en el que Hamilton venía imparable y con Mónaco en el horizonte, carrera propicia para él el año pasado, era un buen palo.
Llegados a Mónaco, Lewis en una entrevista ataca a Nico. Que si es un niño bien, que nunca ha tenido problemas, y que él tiene más hambre. Si lo de Montmeló fue como una colleja en respuesta a la otra de Bahrein, esto fue un puyazo en todo lo alto. Nico rabiaba pero no lo demostraba. Se mostraba tranquilo, sonriente. El equilibrio dentro del equipo empezaba a ser precario. Pero quedaba quitar un palillo para que todo se derrumbara.
MIRABEAU
La bajada a Mirabeau es complicada. La curva del Casino, a derechas, te tira hacia el guardarail de fuera, por trazada y por estar contraperaltada. En cuanto enfilas la bajada tienes que hacer un zigzag para evitar un badén enorme que está en plena trazada. Cuando vuelves tienes que acercarte al guardarail de nuevo para frenar, en una zona más o menos bacheada, y girar en la propia Mirabeau, a la izquierda.
La vuelta de la pole de Nico es practicamente perfecta. Posiblemente muy difícil de superar. Pero quedaba un intento. Más goma en la pista, posiblemente un puñado de centésimas más rápida. En él, Nico comete un error al no acercarse al guardarail en la bajada. Venía de un error en St. Devote que probablemente le hizo forzar. Pero se fue de línea. Cuando empezó a frenar, giró a la derecha para acercarse al mismo. Pero estaba fuera de línea. Corrige, bloca y se va a la escapatoria. Bandera amarilla.
Polémica sobre la voluntariedad de la acción. La bandera amarilla permanece en el punto. No entiendo que volviera a pista rápido. Y no sé si la amarilla habría permanecido al estar en la escapatoria. El caso es que sus rivales, en realidad su rival Hamilton, no tienen opción de darle réplica. Reunidos los comisarios, deciden no sancionar al alemán.
Hamilton se lo toma mal, muy mal. Olvidando que en todo el fin de semana ha ido a remolque de Nico, nunca por delante. Siempre teniendo que responder a un buen crono y sin tomar la iniciativa. Y empiezan las amenazas, las invocaciones a Senna y, en una palabra, la implosión.
SALIDA
La expectación ante la salida era máxima. ¿La liaría Hamilton? Lauda les había recordado que como hubiera cualquier problema se las tendrían que ver con él.
Y mire usted por donde. Nico, que no había salido bien este año, hace una salida perfecta. No dando opción a Hamilton que también lo bordó. A partir de ahí el duelo clásico en Mónaco. Pero salió un Safety. Y Hamilton le tiró una andanada al equipo. Con razón les decía que debía de haber entrado antes. Lo mismo ocurre con Alonso, por ejemplo. Pero mientras en Ferrari es habitual la falta de cintura, en Mercedes Lewis lo achacó a que le quisieron perjudicar. Tras ello, se pegó como un loco a Rosberg que no pestañeó. Fueron un buen puñado de vueltas atosigando a Nico. Pero Nico que corría en casa, como bien nos había recordado Lewis, ni se inmutó. Y se encaminó a una victoria grande, de principio a fin. Recuperando el liderato del mundial y dando un golpe en la mesa, de su casa. Además siendo el primero en repetir victoria desde Senna ganando de cabo a rabo. Paradojas del destino.
MÁS
Un caso parecido al de Mercedes se vivió en Red Bull. Y me refiero a los tiempos. Durante todo el fin de semana, Ricciardo estuvo por delante de Vettel. El alemán iba a remolque siempre ya que el australiano rompía el crono cada vez que salía a pista. Al final, con problema mecánico mediante, tuvo que abandonar. No sin antes albergar esperanzas de batir al australiano al salir mejor que él, algo que no le fue difícil ante el desastre de salida de Daniel. Éste sigue con su luna de miel con el coche y sigue poniendo a Vettel al límite.
En Ferrari estuvo la cosa más igualada con ligera ventaja para Alonso. Fernando se vio obstruído en la salida por Ricciardo y no pudo salir de la jaula al venir Raikkonen. El finlandés fue un tiro mientras a Fernando le fallaba el motor eléctrico y no pudo atacar subiendo hacia el Casino. Otra chapuza de Ferrari que no reaccionó, como decíamos, a la presencia de una pieza en la pista que hubiera permitido ganar posiciones a sus pilotos. Después Chilton le pinchó una de sus gomas traseras a Kimi al intentar desdoblarse y se acabaron sus opciones. Alonso acababa cuarto en tierra de nadie. Curiosa paradoja entre Red Bull y Ferrari. Sus dos pilotos más necesitados rodaban por delante de sus ‘verdugos’. Perra suerte.
EL RESTO
El resto estuvo muy entretenido. Como suele pasar en carreras procesionarias, lógicamente, como es Mónaco. Sutil animó el cotarro al principio y sufrió un accidente tremendo a la salida del túnel. Es curioso que pilotos que pasan una y otra vez por ahí, cometan el error de pegarse al interior a la salida del mismo. Ahí hay un bache que te desequlibra el coche y el desastre es inevitable. Y hubo varios de esos.
Destacar el gran resultado de Hulkenberg y sobre todo la 9ª plaza de Bianchi. El de Marussia ha colocado a su equipo por delante de unos Sauber que van de mal en peor.
Veremos como evoluciona la situación en Mercedes. Lauda está actuando de bombero pero a veces echa gasolina al fuego. La explosión de la implosión que ha generado Hamilton puede ser épica.

IMPLOSIÓN

Era lógico pensar que los roces iban a aparecer en Mercedes. Sobre todo ante la falta de oposición con que están afrontando el campeonato. Pero lo que ha provocado Lewis Hamilton esta semana en Mónaco es absolutamente alucinante.

(más…)

APUNTES DE JAPÓN

Domingo, Octubre 13th, 2013

ESTRATEGIAS
Entretenida carrera en el gran trazado de Suzuka. Gradas a rebosar y ambiente de carreras por doquier. Y mucha polémica por dos decisiones discutidas. Una de un equipo y otra de un piloto.

(más…)